eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Entre el compromiso y la pregunta

- PUBLICIDAD -

Nuno Judice

Nuno Júdice

La poesía es inútil. Y por eso necesaria. Esto es lo que cree Nuno Júdice, que precisamente ha obtenido hace unos días el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en su XXII edición. El galardón, convocado por el Patrimonio Nacional junto con la Universidad de Salamanca, le ha sido otorgado en reconocimiento al valor literario de su obra y a la aportación que esta supone para el patrimonio cultural de Iberoamérica y España. Y con ello se embolsa 42 100 euros, que no está nada mal.

Nuno Júdice es, además de poeta, narrador, ensayista y catedrático de Literatura Comparada en la Universidad de Lisboa. Tal vez por ese contacto con los alumnos no ha perdido nunca la relación con la realidad y su poesía no está hecha desde una torre de marfil, sino que es muy crítica con las “disfunciones sociales” de la actualidad. Sobre esto ha insistido Siles, miembro del jurado. Y es que, como añade Mendes –otro de los componentes–, el poeta de la generación de los setenta “no es indiferente al grito del mundo […]  y transfigura la voz de la modernidad”.

Pero al margen de lo concreto, él sigue preguntándose por lo abstracto: ¿qué diantres es la poesía? Y como al portugués la respuesta de Bécquer no le vale, continúa publicando libros a buen ritmo desde hace casi cuatro décadas. Porque si no en la teoría, se aprenderá en la práctica.

La poesía es inútil. Y por eso necesaria. ¿Qué les parece? Pues esto es lo que cree Nuno Júdice, que precisamente ha obtenido hace unos días el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en su XXII edición. El galardón, convocado por el Patrimonio Nacional junto con la Universidad de Salamanca, le ha sido otorgado en reconocimiento al valor literario de su obra y a la aportación que esta supone para el patrimonio cultural de Iberoamérica y España. Y con ello se embolsa 42 100 euros, que no está nada mal.

Nuno Júdice es, además de poeta, narrador, ensayista y catedrático de Literatura Comparada en la Universidad de Lisboa. Tal vez por ese contacto con los alumnos no ha perdido nunca la relación con la realidad y su poesía no está hecha desde una torre de marfil, sino que es muy crítica con las “disfunciones sociales” de la actualidad. Sobre esto ha insistido Siles, miembro del jurado. Y es que, como añade Mendes –otro de los componentes–, el poeta de la generación de los setenta “no es indiferente al grito del mundo […]  y transfigura la voz de la modernidad”.

Pero al margen de lo concreto, él sigue preguntándose por lo abstracto: ¿qué diantres es la poesía? Y como al portugués la respuesta de Bécquer no le vale, sigue publicando libros a buen ritmo desde hace casi cuatro décadas. Porque si no en la teoría, se aprenderá en la práctica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha