eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

El Cabildo de Tenerife convoca una reunión con los cerealistas que perdieron el 70% de su producción en el norte

La recolección del trigo autóctono no se realizó en las medianías debido a las medidas adoptadas ante el riesgo de incendio forestal en plena ola de calor, lo que impidió que se cediera la segadora; las pérdidas se han cifrado en el 70%

La Corporación insular lamenta el impacto económico ocasionado por las restricciones en la actividad agrícola y avanza que en la cita con esos agricultores estarán el presidente Alonso y el consejero insular de Agricultura, Jesús Morales

- PUBLICIDAD -
Jesús Morales, consejero insular de Agricultura en Tenerife

Jesús Morales, consejero insular de Agricultura en Tenerife

El Cabildo de Tenerife ha emitido este viernes un comunicado en el que lamenta las pérdidas sufridas por los productores de cereales de la isla y recuerda que habría sido una "imprudencia temeraria" permitir el uso de maquinaria durante el periodo en que el Gobierno de Canarias decretó situación de alerta máxima por altas temperaturas y riesgo alto de incendio.

Por ello, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el consejero insular de Agricultura, Jesús Morales, mantendrán un encuentro este lunes con representantes de la Asociación de Cereales de Tenerife (Acete) para valorar la situación actual y establecer líneas de trabajo conjunto, tal y como se ha venido haciendo hasta el momento.

En este sentido, el Cabildo recuerda que existe un convenio con esta asociación para el uso de la maquinaria, que cede el propio Cabildo, para la recogida y el empacado de cereales, sin olvidar la línea de ayudas que concede anualmente a la asociación y al sector en general para la rotación de cultivos.

Ante las críticas realizadas por Acete, por la prohibición de recolectar la producción de trigo con maquinaria agrícola durante esos días, el área de Medio Ambiente aclara que los criterios técnicos prevalecen en estas situaciones y son esas directrices las que, en esta ocasión, establecen que es necesario eliminar cualquier riesgo, porque las consecuencias medioambientales "hubieran sido irreparables y de un valor incalculable".

Estas prohibiciones se extienden no solo a las zonas de monte, sino también a las áreas agrícolas, precisa la Corporación insular.

Con la alerta máxima por riesgo de incedio forestal, en caso de iniciarse un incendio, "las consecuencias medioambientales y el peligro para la población es altísimo". Por ello, el Cabildo recuerda que, "aunque sean decisiones difíciles de tomar, porque hay muchos colectivos que pueden verse afectados, es importante entender que este grado de alerta obliga, sin excepciones, a evitar situaciones que causen pérdidas irreparables o que pongan en riesgo a la ciudadanía".

Desde Medio Ambiente destacan que se recibieron varias llamadas de la Asociación de Cereales de Tenerife informando de la situación del colectivo, a quien se explicó que el grado de incendio forestal decretado obliga a paralizar todos los trabajos sin excepción.

Asimismo, aunque Acete ofreció diferentes alternativas para llevar a cabo la recogida de la cosecha, ninguna garantizaba la seguridad desde el punto de vista técnico, por la forma de desarrollar el trabajo.

El Cabildo muestra su sensibilidad hacia los agricultores que han sufrido las pérdidas de su cosecha, así como al resto de colectivos que se han visto afectados por estas medidas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha