eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

El Mercado de Altavista sigue el rumbo que marcan sus clientes

La más joven de las plazas de abastos de Las Palmas de Gran Canaria se mantiene gracias a la tradición, con titulares de puestos que han pasado de generación en generación, y a una clientela fiel

Para el nuevo año la gerencia se marca el reto de tener el edificio a pleno rendimiento, ya que en la actualidad existen nueve locales vacios y la planta alta está inactiva

- PUBLICIDAD -
Interior del Mercado de Altavista.

Interior del Mercado de Altavista. Iván Alejandro.

El benjamín de los mercados municipales de Las Palmas de Gran Canaria afronta el nuevo año con el reto de ocupar los nueve locales que se encuentran vacíos en su interior e idear una actividad para la planta alta, actualmente sin función.

El Mercado de Altavista, ubicado en la calle Juan Ramón Jiménez (entres los barrios de Escaleritas y Schamman, en el Distrito Ciudad Alta), nace en 1970 y se mantiene gracias a la tradición, con titulares de puestos que han pasado de generación en generación, y a una clientela fiel. 

La gerencia del Mercado de Altavista, constituida como Sociedad Anónima desde 1997, ha vivido un cambio desde que, a mediados de 2016, un nuevo equipo formado por abogados y economistas con experiencia en el sector de la distribución, con Carla López al frente como gerente de la misma, ha tomado las riendas del centro. 

La gerente del Mercado de Altavista, Carla López.

La gerente del Mercado de Altavista, Carla López. Iván Alejandro.

La nueva dirección mantiene el rumbo que marca la ciudadanía que acude a hacer sus compras. "Por aquí pasan una media de 65.000 personas al año, de lunes a jueves unas 250 y los viernes y sábados son 350", afirma López, quien agrega que, a pesar de la competencia de los centros comerciales y los supermercados en el Distrito Ciudad Alta, que cuenta con una población de más de 100.000 habitantes, la gente sigue acudiendo "por cercanía y por tradición", además de por el trato cercano entre cliente y vendedor y la calidad de los productos.

A esto se une la reactivación de la zona donde se ubica el Mercado de Altavista, acabada en 2014, cuando el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria finalizó las labores de acondicionamiento de su entorno, ampliando la acera de la fachada de la plaza para dar espacio a tres terrazas y aumentar así la confluencia de los ciudadanos.

Zona peatonal en la fachada del Mercado de Altavista.

Zona peatonal en la fachada del Mercado de Altavista. Imagen del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Para el futuro, en un edificio que ha experimentado pocas reformas desde su creación, el nuevo equipo directivo tiene la expectativa de "estar a pleno rendimiento en 2017", adelanta la gerente del Mercado de Altavista.

"De los 60 locales hay nueve desocupados, pero tenemos solicitudes para el año que viene enfocadas a mejorar y aumentar la oferta en la planta baja. En ese sentido estamos contentos y somos optimistas", explica López.

Esto podría propiciar que el horario del Mercado de Altavista se ampliase más allá de las 07:00 a las 14:00 horas fijas, pero es algo que aún no se ha planteado y que tendría que hablarse con los titulares de los puestos.

Actualmente cuentan con dos locales de venta y degustación, una oferta que quieren ampliar, pero tampoco demasiado, ya que son conscientes de que la zona no tiene la misma confluencia que la de "Vegueta, El Puerto o el Mercado Central, que son plazas con mucho turismo y otro tipo de clientela", argumenta López.

Según la gerente del Mercado de Altavista "esta zona está dedicada casi en exclusiva al mercado tradicional porque nunca podremos llegar a los niveles que tienen otras plazas debido al público objetivo que tenemos".

Sobre la planta alta, López aclara que primero se centrarán en la zona baja antes de acometer cualquier actuación. Lo que sí ha anunciado son las actividades que han preparado de cara a las navidades, una época donde hay una mayor confluencia en los mercados.

Se trata de proyectos de animación, lúdicos, destinados a atraer a toda la familia y también con fines solidarios.

"Destinaremos varios puestos a tener por ejemplo un Papá Noel, otras actividades enfocadas a la recogida de alimentos y juguetes y a final de año, el día 31, tendremos unos muñequitos muy conocidos llamados la patrulla canina que estarán por el interior del mercado", ha explicado López.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha