eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

El Plan de Consumo de Frutas y Verduras llegará a 80.000 alumnos este curso, el 47% más que en 2016-17

El presupuesto alcanza los 665.264 euros, todo dinero de la UE, y con la acción se garantiza la entrega a niños de 3 a 12 años de una ración semanal de entre 120 y 180 gramos de esos alimentos durante 10 semanas (febrero-mayo) 

Los escolares canarios, según la información captada a través de unos cuestionarios, solo alcanzan el 40,5% del mínimo de ingesta recomendado por día para las frutas y el 23,5% para las verduras; las niñas superan a los niños en estos hábitos saludables

Los productos que se reparten son frescos y preferentemente del entorno en el que se distribuyen; en el caso de que no sea posible, se pueden completar con alimentos no cultivados en Canarias; la distribución la hace la firma pública GMR

- PUBLICIDAD -
Los consejeros Baltar, Quintero y Monzón, de Sanidad, Agricultura y Educación, este jueves en Presidencia del Gobierno

Los consejeros Baltar, Quintero y Monzón, de Sanidad, Agricultura y Educación, este jueves en Presidencia del Gobierno

Un total de 80.228 escolares de 375 centros educativos de toda Canarias se benefician este curso, 2017-2018, del  Plan de Consumo de Frutas y Verduras que impulsa el Gobierno de Canarias a través de sus consejerías de Agricultura, Educación y Sanidad.

El programa, que reparte esos productos durante el recreo,  pretende que los escolares de todo el archipiélago se habitúen al consumo de este tipo de alimentos, más saludables. La influencia del plan ha aumentado respecto al curso anterior el 47% (hubo 54.270 alumnos beneficiados en la edición anterior), con el 78% para los centros en los que se desarrolla (210 colegios en el curso 2016/2017).    

La iniciativa, presentada este jueves en rueda de prensa por el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero; el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, y la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, consiste en la entrega de frutas y hortalizas a razón de una ración semanal de entre 120 y 180 gramos durante 10 semanas (entre febrero y mayo) y a escolares de entre 3 y 12 años en los centros públicos de las islas.

Los productos que se reparten son frescos y preferentemente del entorno en el que se distribuyen. En el caso de que esto no sea posible, se puede completar, previa autorización del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, con producto no cultivado en Canarias. La distribución se realizará a través de la empresa pública Gestión del Medio Rural de Canarias (GMR).

Los productos que se reparten, entre otros, serán zanahoria, pepino, tomate, plátano, naranja, melón, sandía, fresón/fresa, papaya y otros cultivos tropicales, y se distribuirán de forma que cada escolar reciba a lo lo largo del desarrollo del plan al menos cinco productos diferentes. El presupuesto para esta acción es de 665.264 euros, que proceden de la Unión Europea, ya que la acción forma parte de un programa europeo de promoción del consumo de ese tipo de producciones.

Quintero explicó que los principales objetivos de esa iniciativa son promover el consumo de alimentos saludables en los colegios, así como el conocimiento del producto local y generar conciencia sobre la importancia de apostar por las producciones canarias, no solo entre los niños y niñas de 3 a 12 años, los mayores demandantes en el futuro de estos productos, si no también en los centros educativos y en el seno de las familias.

La consejera Soledad Monzón comentó que no es simplemente una acción de reparto de frutas y verduras en los centros escolares, sino que se trata de “todo un plan para incentivar al consumo saludable. Al hacerse en los centros escolares, tiene un componente pedagógico y también de sensibilización del alumnado y de la familia, porque, cuando los niños aprenden y valoran estas producciones en su colegio, al final las reclaman también en sus hogares”.

Baltar destacó la importancia de este proyecto, “fundamental para concienciar sobre el consumo de esos alimentos durante las primeras etapas de la vida, periodos en los que se adquieren los hábitos de vida saludables que perduran a lo largo de todo nuestro ciclo vital”.

En Canarias, la información de consumo aportada a través de los cuestionarios realizados por los escolares participantes en el plan indica que los escolares solo alcanzan los mínimos de ingesta recomendada diaria en el 40,5% para el consumo de fruta y el 23,5% para el consumo de verdura. Son las niñas las que realizan una mayor ingesta diaria de esos productos. Por eso, es necesaria la continuidad del plan y de las medidas de acompañamiento, para incrementar el consumo y favorecer hábitos saludables en la alimentación.

Materiales didácticos

Las medidas de acompañamiento elaboradas por la Dirección General de Salud Pública son un conjunto de actividades necesarias para asegurar y reforzar el objetivo del plan de frutas y verduras. La población diana del programa son los escolares de entre 3 y 12 años

La implantación de estas acciones incluye una jornada de formación dirigida a los docentes responsables del programa en cada centro escolar, para que conozcan los materiales y la metodología a seguir. Se pretende que estas actuaciones formativas además tengan repercusión en el ámbito comunitario y familiar, con estrategias motivacionales que favorezcan el conocimiento de la producción autóctona y para establecer vínculos entre la agricultura, el medio ambiente, la alimentación, la actividad física y la salud.

Los materiales didácticos están elaborados para los diferentes grupos de edad:

- Taller 1: Frutas en colores , dirigido a la población escolar de 3 a 5 años. Educación Infantil.

- Taller 2: Sopa de frutas I, destinado a escolares de entre 6 y 8 años. Cursos 1º, 2º y 3º de Educación Primaria.

- Taller 3: Sopa de frutas II, dirigido a la población escolar de 9 a 12 años. Cursos 4º, 5º y 6º de Educación Primaria.

Las medidas de acompañamiento disponen de una guía metodológica y fichas didácticas para la realización de la actividad. Con los talleres, el alumnado irá adquiriendo conocimientos de las propiedades organolépticas de cada fruta, su cultivo, producción y recolección, la importancia de su consumo y su repercusión en la salud, con el fin de mejorar las actitudes favorecedoras para su mayor ingesta.

Se concluye con un resumen a modo de síntesis, donde, en relación con las diferentes frutas y hortalizas, se reforzarán hábitos de vida saludable, la práctica de actividad física diaria y el control del ocio sedentario para la prevención del sobrepeso y la obesidad infantil.

Durante el curso 2017-2018, los materiales están disponibles en formato digital, para facilitar la disponibilidad de estos y la equidad para todos los escolares. Se incorporan nuevas actividades lúdicas para consolidar los contenidos y favorecer la motivación del consumo de frutas y hortalizas.

Al finalizar dichas medidas se realizan cuestionarios de evaluación al profesorado y el alumnado participante que servirán para la evaluación del éxito de estos talleres.

Recurso pedagógico

La Consejería de Educación y Universidades trabaja para que este Plan de Consumo de Frutas y Verduras en las escuelas no se agote en la distribución, reparto y consumo de alimentos saludables, sino que constituya un recurso socio-educativo y pedagógico en los centros escolares, lo que resulta muy útil a la hora de incidir en una etapa crucial en la vida de los niños y niñas de las islas, en la que comienzan a configurarse sus hábitos y estilos de vida.

El programa lleva aparejado un conjunto de medidas de acompañamiento de carácter educativo y didáctico, según los planteamientos de la Unión Europea, que el profesorado podrá desarrollar en el aula a través de actividades que son necesarias para reforzar el objetivo que se pretende alcanzar: la promoción de hábitos de alimentación saludables.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha