eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Omid Kokabee, físico iraní entre rejas

Amnistía Internacional exige la excarcelación inmediata y sin condiciones de Omid Kokabee, físico iraní de 31 años. Kokabee cursaba un doctorado en Estados Unidos. Durante un viaje a Irán en 2011 fue detenido y, tras un juicio injusto, le fue impuesta una condena de 10 años de prisión. La organización lo considera preso de conciencia, recluido únicamente por negarse a trabajar en proyectos militares en Irán.

- PUBLICIDAD -
Omid Kokabee, fotografiado en Barcelona con la camiseta del Barça © Particular

Omid Kokabee, fotografiado en Barcelona con la camiseta del Barça © Particular

Ahora que las miradas de la comunidad internacional se vuelven hacia Irán por el acuerdo alcanzado con las seis grandes potencias occidentales sobre su programa nuclear, es más necesario recordar las graves violaciones de derechos humanos que arrastra el país. Entre otros muchos abusos, hay cientos de presos de conciencia como Omid Kokabee en las cárceles de Irán, muchos de ellos estudiantes.

Kokabee está recluido únicamente por negarse a trabajar en proyectos militares en Irán y debido a falsos cargos relacionados con sus vínculos académicos legítimos con instituciones docentes extranjeras. Amnistía Internacional pide su libertad inmediata e incondicional. Kokabee, que tiene fuertes vínculos con España ya que cursó estudios de posgrado en el Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona, realizaba un doctorado en la Universidad de Texas, Estados Unidos, concretamente en óptica y fotónica. Fue detenido en el aeropuerto de Teherán el 30 de enero de 2011, cuando esperaba el vuelo de regreso a Estados Unidos, tras haber pasado un tiempo con su familia aprovechando las vacaciones universitarias. Estuvo 15 meses recluido en régimen de aislamiento y fue sometido a prolongados interrogatorios y presionado para que hiciera “confesiones”.

Imagen de una sala del Tribunal Revolucionario de Irán. Fuente http://rojhelat.info

Imagen de una sala del Tribunal Revolucionario de Irán. Fuente http://rojhelat.info

En una carta abierta que escribió en prisión en abril de 2013, Kokabee dijo: “Durante los interrogatorios en régimen de aislamiento, cuando toda la comunicación con mi familia y el mundo exterior estaba cortada y me sometían constantemente a presión y a amenazas con noticias sobre el terrible estado físico y mental de mi familia, me dijeron una y otra vez que escribiera diversas versiones de mi historia personal después de 2005”.

Omid Kokabee ha dicho también que desde que obtuvo la licenciatura universitaria en 2005 lo habían “invitado varias veces a trabajar en calidad de director técnico y científico en varios proyectos militares y de inteligencia”. En una ocasión le ofrecieron ingresar en un programa de doctorado con el patrocinio total de la Organización de la Energía Atómica de Irán. Él declinó todas las invitaciones.

Su juicio, celebrado el 13 de mayo de 2012 ante la Sección 15 del Tribunal Revolucionario de Teherán, estuvo lleno de irregularidades. Se retransmitió por la televisión oficial iraní, lo que constituye una violación de su derecho a la presunción de inocencia. Se le negó hasta el juicio el derecho a contar con un abogado y no se presentaron pruebas contra él, aparte de sus relaciones públicas y perfectamente conocidas con instituciones académicas estadounidenses. Fue condenado a 10 años de prisión por tener “contactos con un gobierno hostil”.

Amnistía Internacional ha denunciado en reiteradas ocasiones que los juicios ante los tribunales revolucionarios de Irán son con frecuencia injustos y carentes de garantías como la asistencia letrada para el acusado. El Tribunal de Apelaciones de Teherán confirmó la condena en agosto de 2012. Según Kaleme, un sitio web afín a la oposición, en noviembre de 2012 fue condenado a 91 días más de prisión por recibir “pagos ilícitos” en relación con las becas de estudios que le habían concedido.

Omid Kokabee obtuvo una de las puntuaciones más altas de todo Irán en el examen de acceso a la universidad y fue seleccionado, de entre un grupo de estudiantes destacados, para conocer al líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jamenei, en 2000. Interesado siempre en la ciencia, comenzó un doble grado en Física Aplicada e Ingeniería Mecánica en la Universidad Sharif de Tecnología de Teherán.

Kokabee ha sido galardonado recientemente con el premio Sajarov de la American Physical Society “por el valor mostrado al rechazar el uso de sus conocimientos de física para trabajar en proyectos que consideraba perniciosos para la humanidad, enfrentándose a presiones físicas y psicológicas extremas”. Científicos de todo el mundo, en especial de España, Reino Unido y Estados Unidos, han hecho campaña también para que Omid sea puesto en libertad. Además, ha recibido el apoyo de destacadas organizaciones científicas y su caso ha salido publicado en la prestigiosa revista científica Nature. Amigos y compañeros de Omid de la Universidad de Texas crearon un video en el que muestran su admiración por su carácter y su dedicación a la ciencia y piden su liberación.

Materiales de trabajo de Amnistía Internacional por el caso de Omid Kokabee

Materiales de trabajo de Amnistía Internacional por el caso de Omid Kokabee

En España, son sobre todo personas vinculadas al mundo científico y académico así como activistas de derechos humanos quienes están volcadas en el caso de Omid Kokabee. Así, por ejemplo, organizaron en julio de este año una mesa informativa en el congreso de física organizado por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Omid Kokabee no solo es un estudiante extremadamente brillante sino además un científico que destaca por su liderazgo y compromiso en materia de los derechos humanos. Debe ser liberado de inmediato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha