eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Caso Lanjarón: alterar el censo electoral cuesta 20 días de cárcel

Condenan a 20 días de prisión al exalcalde de Lanjarón, en Granada, José Rubio (PP), por alterar el censo electoral antes de las municipales de 2007.

Los días 29, 30 y 31 de enero de 2007 se registraron 100 peticiones de alta en el censo de Lanjarón que se consideran fraudulentas.

Al menos 11 de los nuevos censados fueron escritos directamente por Rubio, y la mayoría eran familiares suyos no residentes en Lanjarón.

El exalcalde resulta absuelto de los delitos de falsedad y retraso en la publicación del censo electoral, que también pedía la Fiscalía.

- PUBLICIDAD -
Exalcalde de Lanjarón admite que empadronó a parientes pero niega que el objetivo fuera electoral

Ocho años, dos comicios y otros dos alcaldes después, el 'caso Lanjarón' ya tiene sentencia. El exalcalde del PP de la localidad alpujarreña, José Rubio, ha sido condenado a 20 días de prisión por alteración del censo electoral antes de las elecciones municipales de 2007, aunque absuelto de los delitos de falsedad y retraso en la publicación del censo de los que también lo acusaba la Fiscalía. Rubio es finalmente el único condenado por un caso que llegó a imputar a varios cargos populares, entre ellos la exparlamentaria andaluza Carmen Lidia Reyes, finalmente exculpada de todos los cargos que se le acusaban.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Granada considera probado que entre los días 29 y 31 de enero de 2007, en los que se cerraba el censo para las municipales de aquél año, se inscribieron de manera fraudulenta al mismo tiempo 100 personas sobre un censo total en ese momento de 3.300 votantes. A Rubio, en concreto, se lo considera responsable directo de 11 de estas peticiones, que firmó y registró él mismo, y que incluían a varios familiares directos suyos residentes en Madrid, Málaga o Almería.

Aunque la Audiencia lo considera culpable de la alteración del censo con el objetivo de "interferir en el resultado electoral correspondiente", lo exculpa de los delitos tanto de falsedad como de retraso en la publicación del censo por entender que todas las operaciones que Rubio realiza con los datos de sus parientes, en las que, por ejemplo, miente acerca de su residencia en Lanjarón, se realizan con permiso de los afectados.

La sentencia recoge que Rubio "conocía los plazos que establece la Ley" para el cierre del censo, y también, recogiendo declaraciones del mismo cuando era alcalde en el pleno municipal, "que la alcaldía de Lanjarón se decidía por muy pocos votos", por lo que "decidió convencer o aconsejar a personas de su entorno que se empadronasen en el municipio aún sin residir en el mismo con la finalidad de mantener la mayoría en esas elecciones".

Rubio perdería las elecciones frente al socialista Mariano Ruiz por un estrecho margen, 1.221 votos frente a 1.150, 6 concejales del PSOE contra 5 del PP. En 2011, Ruiz perdería la alcaldía en favor del popular Eric Escobedo, actual regidor y candidato a la reelección, por una diferencia aún menor: 1.089 frente 1.063 votos. 

El llamado 'caso Lanjarón' ha sido una polémica sostenida en la provincia que ha resucitado con cada comicio intermedio, aunque sobre todo fue usado como arma electoral por el PSOE contra la exparlamentaria andaluza Carmen Lidia Reyes (PP) cuando aún ocupaba su escaño. Reyes fue exculpada de todos los cargos que se imputaban en 2012 y finalmente no tuvo que sentarse en el banquillo junto a José Rubio, del que fuese concejal entre 2003 y 2007.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha