eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los inquilinos de viviendas sociales podrán abaratar su renta con trabajos comunitarios

El "alquiler compensado" en viviendas sociales aún no ha empezado a desarrollarse pero la Junta lo está estudiando a través de varios proyectos piloto en promociones de Córdoba, Los Palacios y Villafranca (Sevilla), Granada y Almería

El objetivo es mantener en buen estado el parque público de viviendas y contribuir a que las personas que no pueden materialmente hacer frente al pago de las rentas compensen su deuda mediante la autoreparación de la vivienda y los elementos comunes de los edificios.

La consejera, Elena Cortés, dice que el objetivo es que la vivienda social "no entre en proceso de abandono, degeneración o falta de implicación de los inquilinos".

- PUBLICIDAD -
Andalucía propone trabajos comunitarios para quien no pueda pagar el alquiler

Andalucía propone trabajos comunitarios para quien no pueda pagar el alquiler

La autoreparación de la vivienda alquilada y de los elementos comunes de los edificios para abaratar la renta mensual o para sufragar deudas con la Administración. Es una nueva propuesta por parte de la Junta para su parque público de viviendas, que aún no ha empezado a desarrollarse pero que se está estudiando a través de varios proyectos piloto en distintas promociones de Córdoba, Los Palacios y Villafranca (Sevilla), Granada y Almería.

Ha sido la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, la encargada de anunciar la medida en el Fórum Nueva Economía. Lo ha denominado "alquiler compensado" en viviendas sociales y en él trabaja ya la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA). De esta forma, las familias "deudoras de buena fe" que no puedan hacer frente al pago del alquiler, según ha dicho Cortés, realicen a cambio trabajos de autoreparación en zonas comunes.

"Esta autoreparación se evaluará técnica y económicamente por los técnicos competentes adscritos a la Administración territorial o institucional  al objeto de su compensación  por un porcentaje mensual de las rentas a que están obligados las personas arrendatarias, así como a sufragar el importe de las deudas que estos últimos mantengan", indica en concreto el artículo 50 del borrador el Plan marco de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, que actualmente está recibiendo aportaciones de particulares, colectivos e instituciones.

Dicha fórmula de autoreparación y compensación podrá utilizarse también mediante resolución motivada, según recoge el borrador del Plan, "como parte del precio en aquellas segundas adjudicaciones de viviendas de promoción pública en compraventa y acceso diferido a la propiedad”, añade el borrador del Plan, cuya aprobación se prevé para finales de este año o principios del próximo.

El objetivo de la medida, que responde según la Junta a una situación de emergencia social y habitacional en Andalucía, es que las familias que, por una situación acreditada de empobrecimiento derivada del desempleo, no pueden hacer frente al pago de las rentas o han dejado de abonarlas, puedan eventualmente compensarlo mediante este tipo de trabajos comunitarios, según han añadido fuentes de Fomento y Vivienda.

La Consejería ha comenzado ya a dialogar con las comunidades para implicar a los vecinos en tareas comunitarias para compensar sus rentas, aminorar sus deudas o reducir las cuotas, apuntan las fuentes, que añaden que la posibilidad de compensar las rentas con estos trabajos comunitarios la ofrece la Ley de Arrendamiento Urbano. Esta normativa, que en su última modificación incorpora al artículo 17 el apartado número 5, añade que "en los contratos de arrendamiento podrá acordarse libremente por las partes que, durante un plazo determinado, la obligación del pago de la renta pueda reemplazarse total o parcialmente por el compromiso del arrendatario de reformar o rehabilitar el inmueble en los términos y condiciones pactadas".

El parque público de vivienda de la Junta de Andalucía tiene más de 80.000 viviendas repartidas en 512 municipios. Viven en ellas más de 350.000 personas, la gran mayoría de las cuales abona puntualmente sus rentas, indica la Junta. El 10% ya ha tenido problemas para hacer frente el pago del alquiler, según la cifra aportada por la consejera. La idea de la Junta es que ninguna de estas familias sea desahuciada porque no dispongan de dinero.

Con el objetivo de que la vivienda social "no entre en proceso de abandono, degeneración o falta de implicación de los inquilinos", la Consejería de Fomento y Vivienda propicia este trabajo de autoreparación por el bien común. "Dignificamos lo público, implicamos e introducimos elementos de participación de los vecinos", ha subrayado.

Según ha explicado la consejera, con este trabajo por el bien común "nadie pierde y todos salen ganando", ya que la Junta consigue el mantenimiento del parque inmobiliario y los vecinos mantienen la comunidad de vecinos. Por último, ha insistido a los ayuntamientos, ahora que están aprobando ordenanzas fiscales, que bonifiquen hasta el 95 por ciento, como permite la ley, las cuotas del IBI, que "en algunos casos es superior al alquiler de la vivienda". "Si a la Iglesia y a otros elementos se les hace esta bonificación, por qué a las viviendas sociales no?", ha cuestionado.

Defensa de la rehabilitación

Asimismo, durante su conferencia en 'Fórum Europa. Tribuna Andalucía', la consejera de Fomento y Vivienda ha defendido la rehabilitación de viviendas y las actuaciones para mejorar su eficiencia y energética como motores para reactivar el sector de la construcción. En este sentido, ha animado a este sector a "renunciar definitivamente a la nostalgia del 'boom' del ladrillo y a avanzar hacia un nuevo modelo basado en la rehabilitación, la eficiencia energética y la regeneración urbana".

Cortés ha afirmado que su Departamento tiene entre sus principales prioridades la recuperación del empleo en sector de la construcción y ha explicado que el 'boom' no sólo dejó consecuencias "terribles" para el empleo, sino también para el "paisaje urbanístico", al haber en Andalucía más de 700.000 viviendas vacías.

A juicio de Cortés, el campo de oportunidades para el sector de la construcción es "inabarcable si miramos la realidad sin prejuicios", ya que buena parte del parque residencial andaluz está compuesto por edificios con más de 30 años de antigüedad y cerca del 60 por ciento se levantó antes de la entrada en vigor en 1979 de la Norma Básica de Edificación, introductora de los primeros requerimientos energéticos. Al mismo tiempo, el porcentaje de la rehabilitación en Andalucía en relación con el total del sector de la construcción no llega al 30 por ciento, lejos del 41 por ciento de la media europea.

Ante este panorama, ha dicho, "carece del menor sentido priorizar la construcción para compraventa y cobra todo el sentido defender la rehabilitación, la eficiencia energética y el alquiler". Cortés ha recordado que con ello se mitigará además la dependencia energética y Andalucía se acercará al cumplimiento de los objetivos de la estrategia 20-20-20 de la Comisión Europea.

Cortés ha recordado que la rehabilitación consume cinco veces menos recursos que la construcción de nueva planta y genera, con la misma inversión, tres veces más empleo. La consejera ha detallado que en 2013 la inversión en rehabilitación en Andalucía movilizada por la Consejería será de 80,8 millones de euros, de los cuales 55,6 son inversión pública y el resto privada asociada a los distintos programas de la Junta. Ello supone la actuación en 10.352 viviendas, y la creación de 7.501 empleos. A ello se suma un 11,2 por ciento de incremento en 2014 de la partida presupuestaria para programas de vivienda y rehabilitación.

Eficiencia energética

Cortés también ha destacado que el parque público de viviendas de Andalucía, que con más de 80.000 inmuebles es el mayor de Europa, constituye "una formidable oportunidad para la rehabilitación, la eficiencia energética y el empleo".

La consejera ha señalado que Fomento y Vivienda ha pasado de dos millones en conservación del parque público en 2012 a ocho en 2013 y a diez en 2014. También ha avanzado que la Consejería está realizando una primera caracterización de 45.000 viviendas del parque público para comprobar su calificación energética, si son eficientes, su estado de conservación y accesibilidad. "Con casi 30.000 ya evaluadas salta a la vista que queda un inmenso trabajo por hacer", ha señalado.

A partir de ese estudio la Consejería desarrollará un proyecto piloto de intervención en eficiencia energética en las ocho provincias dotado con 3,7 millones. Con posterioridad elaborará un plan de inversión plurianual para paliar los déficits detectados, empleando tanto fondos de la Consejería como los fondos europeos.

Por último, la consejera ha llamado la atención sobre las dificultades del empleo juvenil y "la trampa de la precariedad envuelta en formación". "Los jóvenes necesitan trabajar no formación permanente", ha subrayado, al tiempo que ha afirmado que no consiste "en acumular masters e idiomas sino en conseguir un trabajo y salario digno". "Formación, sí; educación, sí, pero los jóvenes necesitan tener derecho al trabajo digno", ha subrayado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha