eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Un año de candidaturas ciudadanas en los ayuntamientos: "un pie en la institución y el otro en la calle"

Representantes de candidaturas ciudadanas llegadas a los ayuntamientos tras las elecciones de hace un año comparten sus logros y dificultades en la experiencia municipal

En una jornada de debate, las 'Candidaturas del Cambio' coordinan su labor, desde el gobierno o la oposición, sobre los objetivos conseguidos, retos y limitaciones en las instituciones locales

La vorágine del trabajo frente al ritmo lento de la burocracia institucional, la implantación de una mayor participación ciudadana o las dificultades de gobiernos en minoría salpican la experiencia de este año

- PUBLICIDAD -
candidaturas del cambio

A pocas horas de que se cumpla el primer aniversario de las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015, representantes de las candidaturas ciudadanas que en esos comicios alcanzaron los ayuntamientos en distintos puntos del país han celebrado una jornada de trabajo en Peligros (Granada) para compartir su experiencia y coordinar la tarea que tienen por delante. En este tiempo, las denominadas 'Candidaturas del Cambio' ya han celebrado cuatro encuentros como éste donde, a falta de una estructura estatal permanente, se coordinan periódicamente y revisan su trabajo.

Casi un año después de su llegada a las instituciones locales, unos en grandes ciudades como Ahora Madrid, Participa Sevilla o Málaga Ahora; otros en ciudades medias como Por Cádiz Sí Se Puede, Ganemos Córdoba, Vamos Granada o Participa Huelva; y algunos otros en pueblos como el anfitrión de este encuentro, Ganemos Peligros, Tú decides Roquetas, Recuperemos Bollullos o Torremolinos Sí Se Puede, exponen el balance de este primer año entre retos, dificultades y logros conseguidos. Unos desde el gobierno municipal y otros desde la oposición, comparten lo vivido en este tiempo en el que se reconocen como 'experiencias hermanas'.

¿Qué se han encontrado en los ayuntamientos? ¿Qué política se puede hacer desde ellos y qué cuesta más? ¿Qué experiencias han dado resultados? ¿Qué sensaciones experimentan quienes se han acercado por primera vez a la política desde el otro lado? Son preguntas que responden en las mesas de trabajo y de debate en este encuentro de quienes ya llevan casi un año con los pies en el suelo institucional de los ayuntamientos.

La cultura de la participación

Como ejemplo de gobierno en una gran ciudad, Ahora Madrid explica su experiencia en boca de David Leal, quien cuenta a eldiario.es/andalucia cómo este tiempo en el ayuntamiento ha sido " un año de aprendizaje" en el que han pretendido "inaugurar una forma distinta de hacer política". En esa 'forma distinta' de la que habla, la participación ciudadana juega un papel fundamental para las candidaturas ciudadanas, porque señala que "no se consigue sólo con voluntades" desde la política sino que tienen "el reto de desarrollar esa cultura de la participación y que la gente entienda que puede y tiene que ser protagonista de los cambios". Desde su experiencia, señala las dificultades de que la población se acostumbre a ello y que "confíe en que las instituciones realmente están abiertas a escuchar y a delegar poder de decisión".

Como ejemplo de gobierno también pero en una pequeña población, Ganemos Peligros da cuenta de cómo ese avance en participación ciudadana sí se ha dado en este municipio. Pero no sólo en este año de su gobierno en mayoría, sino desde la experiencia recogida en el anterior mandato –entonces como IU y un independiente local- que ha dado frutos con el tiempo. " Ha sido posible cambiar el concepto de político inaccesible. Trabajamos a pie de calle y los vecinos tienen acceso absoluto a nosotros. Y eso la gente lo ve, lo siente y lo utiliza", explica Cristina López, concejala de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Peligros.

Entre las dificultades encontradas, en un pueblo de apenas 11.000 habitantes, el reto es el mismo que explican desde Madrid: "No es fácil que la gente confíe en que se puede contar con la ciudadanía para gobernar". Pero, con la experiencia acumulada por concejales presentes en el anterior mandato y ahora también al frente del actual ayuntamiento, "poco a poco sí está creciendo esa cultura de la participación", con ejemplos como consultas a la población para asuntos relevantes como los cambios en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). ¿Más dificultades? "Las limitaciones legales como la Ley de Estabilidad Presupuestaria que nos acota el margen de acción o la deuda de la anterior corporación", explica.

"Inmovilismo instaurado"

También con responsabilidad de gobierno municipal participa en este encuentro Por Cádiz Sí Se Puede, que en su posición de minoría plantea las dificultades a la hora de llegar a acuerdos con el resto de partidos para sacar adelante sus iniciativas. "No hemos encontrado toda la ayuda de un partido que se dice de izquierdas", señala Manuel González –concejal de Medio Ambiente, Personal y Limpieza- en referencia al PSOE, y a las dificultades para aprobar en el Pleno las propuestas de la candidatura ciudadana, como ha sido el caso de los presupuestos. Entre los logros de lo que llevan de andadura en la institución, González destaca la tarea de remunicipalización de los servicios "en beneficio de la estabilidad en el empleo y mejorar las condiciones de los trabajadores", así como medidas de urgencia como el bono social o el rechazo a los cortes del suministro de agua.

Sobre la vorágine del ritmo de trabajo que deben abarcar, desde Por Cádiz Sí se Puede comparten una 'vacuna': "A veces puedes desorientarte del objetivo, pero el trabajo en grupo es esencial. Lo que a uno se le puede pasar, tiene al compañero al quite", dice. Por eso, el ritmo del trabajo en la institución, es otra de las dificultades que señalan también compañeros en otra ciudad: Ganemos Córdoba, desde la oposición pero como llave para aprobar las iniciativas de un equipo de gobierno formado por PSOE e IU en minoría. "Tuvimos que hacernos cargo de la vorágine que se nos presentaba, del ritmo institucional", indica Mari Ángeles Aguilera, concejal en Córdoba, que destaca la dicotomía entre "la carga de trabajo que nos hace estar sin parar y el inmovilismo instaurado en la institución que te da la sensación de que todo va a paso muy lento" para llegar a realizarse.

En esa particular postura en la oposición, pero con posibilidad de "conseguir objetivos desde nuestra posición sin estar en el gobierno" como han sido la Oficina Municipal de la Vivienda o el mínimo vital de suministro de agua, líneas de participación ciudadana o estrategias culturales, Aguilera explica el reto que han tratado de no olvidar en este primer año en el ayuntamiento: " Mantener un pie en la institución y el otro en la calle", sintetiza como la seña de identidad de las candidaturas que nacieron de la ciudadanía y para representarla llegaron a los ayuntamientos ahora hace un año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha