eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Gobierno de Andalucía rechaza el control parlamentario que el PSOE pedía a Mariano Rajoy

Eleva un dictamen contrario a la proposición de ley de Podemos para pedir la comparecencia del Consejo de Gobierno en funciones en el Parlamento de Andalucía 

Hace sólo unos meses los socialistas exigían que el presidente del PP rindiera cuentas en el Congreso de los Diputados cuando estaba en la misma situación de provisionalidad

- PUBLICIDAD -
Podemos pide cambiar la ley estatal de Montes para prohibir recalificaciones

Teresa Rodríguez, coordinadora general de Podemos en Andalucía. EFE

El Gobierno de Andalucía niega un control parlamentario que, en cambio, el PSOE sí ha exigido a Mariano Rajoy. El Consejo de Gobierno ha manifestado este martes su criterio contrario a la toma en consideración en el Parlamento de Andalucía de la propuesta de Podemos para modificar la Ley 6/ 2006 del Gobierno de la Comunidad Autónoma, para garantizar "el normal funcionamiento de la cámara en periodos de provisionalidad del ejecutivo como los existentes entre la celebración de procesos electorales y la investidura de la nueva presidencia".

Con este punto, el más destacado de la proposición de ley, Podemos pretende evitar el vacío en situaciones como la ocurrida en las últimas elecciones autonómicas, donde no había posibilidad de control del Gobierno de Andalucía en funciones en los más de 80 días que duró desde los comicios hasta la toma de posesión de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien atribuye a esta formación el bloqueo por no haberle facilitado la investidura.

En la presentación de la propuesta, la coordinadora regional de Podemos, Teresa Rodríguez, la defendió como "necesaria" para evitar también situaciones como la vivida en el Congreso de los Diputados "con un PP tomando decisiones estratégicas para el futuro del país pero sin rendir cuentas ante los grupos parlamentarios", porque estaba en funciones. En su opinión, "un parlamento recién constituido no debe ser coartado", sino contar con "plena legitimidad" para valorar políticamente las actuaciones de un ejecutivo en funciones.  

Y en este análisis coincidía con el PSOE porque su entonces portavoz en el Congreso de los Diputados,  Antonio Hernando, calificó de "insólito" el rechazo del Gobierno de España en funciones a someterse a este control. "Lo que no puede pretender Mariano Rajoy es tener menos control estando en funciones que cuando estaba a pleno rendimiento", manifestó el socialista en marzo de 2016 cuando el líder de PP era el que estaba en esa interinidad. En concreto, lo dijo cuando Mariano Rajoy no quería comparecer en el Congreso de los Diputados para dar explicaciones el pacto entre la UE y Turquía en materia de devolución de refugiados.

Las claves de la modificación

La proposición de ley publicada en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA) recoge dos claves básicamente. Primero, que "en el tiempo que media entre la constitución del Parlamento de Andalucía y la investidura de la persona que ocupará la presidencia, el Gobierno de Andalucía en funciones estará sometido al control y al impulso" de la cámara "con respecto a la actividad que pueda desempeñar mientras se encuentre" en tal situación.

Segundo, que "podrá manifestar su criterio con respecto a la toma en consideración de las proposiciones de ley que se presenten en el Parlamento de Andalucía". Eso sí, en este mismo punto agrega: "No podrá mostrar su conformidad o no a la tramitación de una proposición de ley si esta planteara un aumento de los gastos o disminución de los ingresos [...] del ejercicio presupuestario en curso".

Podemos insiste en que su proposición de ley -cuya tramitación o no dependerá del Parlamento de Andalucía cuando la debata- implicaría que el Gobierno de Andalucía en funciones estaría obligado a rendir cuentas a requerimiento de la cámara, para evitar situaciones como las vividas a comienzos de la presente legislatura, "cuando PSOE y C's bloquearon la comparecencia de consejeros", afirman, mientras negociaban su pacto de investidura, alegando su situación de provisionalidad como motivo.

Podemos pretende alterar la estructura institucional

Sin embargo, en palabras del portavoz del Gobierno de Andalucía, Juan Carlos Blanco, el texto "pretende alterar la estructura institucional que establecen la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía". Entiende, de hecho, que Podemos pretende que "el legislativo sustituya al ejecutivo mientras éste se encuentre en funciones y pueda así tramitar proposiciones de ley, incluso en contra de las limitaciones presupuestarias vigentes".

Igualmente, el dictamen apunta que Podemos se equivoca cuando plantea una modificación de la ley en lugar de un cambio en el Reglamento del Parlamento de Andalucía. "Son instituciones con funciones nítidamente diferenciadas, con una clara separación de poderes y una compleja relación", ha continuado el portavoz, quien ha criticado que Podemos pretenda "una aberración en términos democráticos al querer ningunear una de las instituciones clave de cualquier sistema democrático".

En esta línea, ha recordado que igual que el Consejo de Gobierno no puede pretender aprobar leyes con un Parlamento de Andalucía disuelto, tampoco éste puede ejercer un control sobre el ejecutivo ya cesado. "La propuesta tampoco tiene en cuenta que todos los diputados están en las mismas condiciones de provisionalidad tras los procesos electorales. Mientras no hay Gobierno, tampoco hay oposición", recoge el informe elevado por el Consejo de Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha