eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Debate del Estado de la Comunidad o cómo hablar más de Andalucía que de Catalunya

Desde el PSOE insisten en que la comunidad autónoma debe reivindicar su papel en cuestiones como las reformas territorial y de financiación 

La oposición, en general, acepta como necesaria esta referencia, pero intentarán que Susana Díaz no desvíe la atención a la hora de rendir cuentas de su gestión, el objeto del debate

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz comparece en el Parlamento esta semana en el Debate sobre el Estado de la Comunidad

El Parlamento de Andalucía afronta este miércoles y jueves un Debate del Estado de la Comunidad donde las referencias a Catalunya serán inevitables, por lo que los diputados tienen el reto de que no termine copando la discusión. La primera, Susana Díaz, quien ya el pasado mes de junio compareció para un debate general y contrarrestó el impacto de su entonces reciente derrota en las primarias del PSOE frente a Pedro Sánchez con compromisos vistosos en marcha como las matrículas universitarias gratuitas, la renta mínima de inserción o una nueva mesa de diálogo para sindicatos y patronal. 

Pese a que, desde entonces, la presidenta de la Junta de Andalucía ha visto mermado su protagonismo en los grandes debates nacionales, que la llevaron a desfilar durante meses por los principales platós de televisión, el papel que la comunidad autónoma más grande y poblada quiere tener en los dos retos que tiene el país por delante, las reformas territorial y de financiación, estarán muy presentes. Porque ya, de hecho, forman parte del glosario de reclamaciones desde la Junta de Andalucía a Mariano Rajoy. 

Lo recuerda el portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, quien destaca que ésta sea "la única comunidad autónoma" con dos citas de este tipo cada año. En su opinión, "estamos en un momento muy importante", con los presupuestos autonómicos para 2018, que Susana Díaz ha puesto como ejemplo de su "contribución a la estabilidad del país" ya en trámite parlamentario, "y con un profundo debate sobre el modelo territorial y de financiación que obliga a que Andalucía tenga presencia para que las soluciones que se arbitren a nivel nacional se hagan desde la perspectiva de igualdad".

Por ello, cree que hay que aprovechar la ocasión para dejar claro que "Andalucía va a estar alerta" para que cualquier cambio en la financiación "que se plantee para mejorar los problemas territoriales que tiene este país se traduzca en que vengan más recursos que necesita la comunidad autónoma y que en justicia le tienen que llegar". Todo ello, afirma,con un PSOE "vigilante" por la posibilidad de que se arbitren medidas para calmar la situación en Catalunya que supongan pactos bilaterales en materia de financiación.

Rendición de cuentas

Desde la oposición, en cambio, insisten en la necesidad de hablar de esto pero sin desviar la atención sobre lo esencial: rendir cuentas de la gestión del Gobierno de Andalucía estos meses. El vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP de Andalucía, Toni Martín, espera por ello que esta cita se centre en Andalucía y que "no se utilice para intentar hablar de otras cuestiones, ni meterse en telediarios nacionales". De partida, su formación cree que esta cita  "tiene tufillo, como siempre, a ese interés personal de la presidenta de utilizar estos debates para entrar en otros escenarios mediáticos y no quedarse fuera".

Ya antes de que se conociera la fecha para el Debate del Estado de la Comunidad, que finalmente se ha puesto los días 16 y 17 para alejarlo de la campaña de las elecciones catalanas, la portavoz del PP, Carmen Crespo, recalcó que "no es la figura más adecuada para hablar de la situación en Catalunya". Comparte que Andalucía debe abordar el conflicto catalán, con propuestas de resolución sobre los dos territorios "y sus lazos comunes". Pero igual que Toni Martín, pide que se eviten "personalismos" para abordar los problemas de Andalucía, sus soluciones y su futuro".

En cambio, desde C's recuerdan que el Parlamento de Andalucía ya se ha posicionado sobre el conflicto catalán con sendas proposiciones no de ley (PNL) en las últimas semanas, una a propuesta de ellos y otra del PP, y en ambas ocasiones sin el respaldo de Podemos e IU. Por ello, Juan Marín, portavoz de C's, rechaza "abrir otra vez en el Parlamento de Andalucía otro debate de confrontación y de pelea que no toca ahora".

Por el contrario, Antonio Maíllo, portavoz de IU, subraya que el conflicto catalán debe ser "uno de los polos" que se aborden porque Andalucía puede aportar "sensatez". En su opinión, este foro puede ser una "oportunidad" para convertir a Andalucía en un "sujeto de encuentro". En esta línea, con el 40 aniversario del 4 de diciembre de 1977 como telón de fondo, defiende: "Tenemos experiencia de cómo se pueden resolver los problemas políticos por encima del encorsetamiento de la ley o de cómo convertir nuestro papel como Andalucía dentro de España en un espacio de comodidad de todas las partes que la componemos".

Su formación quiere aprovechar el debate de esta semana "para abordar este gran reto que nos afecta a todos los andaluces y también al resto de España". Claro que también ve clave que se haga balance "de lo que se ha realizado y de lo que queda", convencido de que el Gobierno de Susana Díaz es "una fábrica de humo" y "propaganda". Por ello, ha confiado en que el debate no termine con "anuncios y más anuncios porque eso será una evidencia de que no piensa hacer nada".

Por su parte Esperanza Gómez, portavoz adjunta de Podemos, insiste en la necesidad de un debate monográfico sobre la reforma de la estructura territorial y el papel de Andalucía en ese futuro modelo, dado que su grupo afronta con "escepticismo" el de esta semana en previsión de que "se centre en Catalunya".

"Van a intentar que el debate se termine centrando en Catalunya para desviar la atención. Susana Díaz se ha envuelto en la bandera española hace ya tiempo, eso tiene que ver con su posición dentro de su partido y en nada afecta a Andalucía", remarca. En su opinión, Andalucía "tiene suficientes problemas para centrar al menos un debate al año con propuestas de resolución". 

En términos parecidos se expresa Pablo Pérez Ganfornina, secretario de Comunicación de Podemos: "Esperemos que el debate vaya por ahí, en vez aprovecharlo, como fue en la última ocasión, como trainning de cara a las primarias del PSOE", a las que concurrió Susana Díaz frente a Pedro Sánchez. Reclama a la presidenta que llegue "con propuestas, reflexiones y balance crítico de lo que suponen las políticas de su Gobierno".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha