eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Greenpeace irrumpe en Doñana para frenar las obras de Gas Natural

La organización monta un "campamento de resistencia" y critica al Gobierno de España y a la Junta de Andalucía por su "falta de voluntad" para frenar el gaseoducto

- PUBLICIDAD -
Greenpeace en Doñana.

Los activistas de Greenpeace han llegado este martes a primera hora a las instalaciones de Gas Natural en el entorno de Doñana y han paralizado las obras para extraer y almacenar gas en este espacio protegido irrumpiendo con ello en el mayor conflicto medioambiental que se vive en estos momentos en Andalucía y probablemente en el conjunto del país. En el lugar han montado un campamento de resistencia a la entrada de la instalación bajo una gran pancarta en la que se lee "Doñana no es un almacén de gas". En paralelo, escaladores de la organización han montado otro campamento en lo alto de una de las estructuras.

Se trata de un despliegue que trata de "llamar la atención y frenar la barbaridad que pretenden perpetrar en el entorno de uno de los humedales más importantes de toda Europa" . Con ello, buscan denunciar que el proyecto es peligroso y aleja a España de cumplir con los compromisos del Acuerdo de París que se ratifica este miércoles en el Congreso de los Diputados.

El proyecto de Gas Natural, autorizado por el Gobierno de España, "pone en riesgo la biodiversidad y el futuro de Doñana" y viene "precedido por casos como el del almacén subterráneo Castor en Castellón que produjo más de 500 terremotos y una indemnización con dinero público a la empresa de casi 1.400 millones de euros", según recuerdan desde Greenpeace. Igualmente, entienden que "supone seguir apostando por un modelo energético basado en combustibles fósiles que alimentan el cambio climático".

También critican a la Junta de Andalucía, que ha tenido que otorgar parte de los permisos, y a la que reprochan que no haya tenido "suficiente voluntad política para detener este inaceptable proyecto" , en palabras de Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace. "Gas Natural sabe que este proyecto es insostenible y parece que lo único que busca son los 358 millones de euros de reclamación por responsabilidad patrimonial si la administración paraliza sus obras”, ha añadido.

Cabe recordar que Doñana es un espacio emblemático, con una rica biodiversidad y declarado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, entre otras figuras de protección medioambiental estatales e internacionales. De seguir adelante el proyecto, este espacio corre el riesgo de perder alguna de sus figuras de protección, como es la de Patrimonio de la Humanidad, ya que este organismo podría incluirla en Lista de Patrimonio Mundial en Peligro en 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha