eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La Junta no se fia de la existencia de una carta de Bruselas que cuestione su decreto de Vivienda

Tanto Griñán como Valderas ponen en duda que la misiva de la Comisión Europea exista realmente.

Ambos coinciden también en señalar que si existe, entonces Guindos mintió sobre el rescate a la banca.

- PUBLICIDAD -

La noticia saltó a última hora de la tarde de ayer. La Comisión Europea ha remitido una comunicación al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en la que le pide explicaciones por el decreto aprobado por la Junta de Andalucía sobre la Función Social de la Vivienda y en la que alerta de las posibles repercusiones en la banca.

Si anoche la consejera de Vivienda Elena Cortés sólo supo mostrarse sorprendida por la notica, a primera hora de la mañana tanto su presidente, José antonio Griñán, como su vicepresidente, Diego Valderas, ya tenían preparada su respuesta: poner en duda la existencia de dicha carta envíada desde Bruselas al ministro de Economía Luis de Guindos.

A las 8.30 de la mañana Griñán decía ante los micrófonos de la Cadena Ser: "No he visto esa carta de Bruselas, donde ayer fue festivo, y me sorprende que se produzca la misma semana en que se ha dicho que también Bruselas impugnaba lo que había propuesto el PSOE de fondos de liquidez para pymes, por eso primero quiero verla". Algo más de una hora después era Valderas el que afirmaba ante los mismos micrófonos que se fía "poco" del ministro Luis de Guindos y de cartas "anónimas, sin fecha y sin firma".

También coincidieron ambos líderes políticos en sus afirmaciónes sobre qué supondría que efectivamente la carta de Bruselas sí existiera. Así, según el lider de Izquierda Unida en Andalucía, implicaría que el Gobierno de Aznar "está mintiendo, nos mintió y asumió unas condiciones inaceptables para un pueblo cuando se plantean elementos de colaboración económica o de rescate".

De la misma manera, el jefe de los socialistas andaluces, Griñán, pide que "Rajoy diga de una vez si hubo condiciones o no, porque nos dijo que no, y plantearnos si merece la pena todo esto". Porqué, dijo Griñán, si fuese cierto, revelaría una enorme "falta de sensibilidad de Europa, y si Europa está en eso, entonces Europa no merece la pena". Para a continuación señalar que no cree que Europa "haya llegado a una sumisión a los mercados financieros de esa dimensión".

Griñán, que obviamente había tomado la decisión de no reparar en gastos, sacó a colación la difrencia de criterios con que actúa, en su opinión, una Comisión Europea que "no dice nada si la banca paga 88 millones de euros de pensión a un directivo después de haber sido rescatada", y que sin embargo plantea "impugnar un decreto social como éste". Y lo dijo justo después de lanzar otro duro ataque contra el plan de rescate a los bancos de Bruselas: "No se puede pedir que paguemos las deudas de la banca y que las condiciones sean para los españoles y no a los bancos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha