eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Mariano Rajoy promete no tomar decisiones contra el terrorismo yihadista sin el Congreso de los Diputados

Este tema, y el conflicto con Cataluña, donde preferiría "no tener que actuar, pero la ley se cumple", se han convertido en el eje de la defensa de su solvencia frente a otros partidos y "experimentos".

Cuando faltan 10 días para que empiece la campaña, se cita en Tomares (Sevilla) en un mitin con unas 300 personas, en la que ha sido una nueva visita a Andalucía, que ha recorrido entera desde septiembre.

El candidato a la reelección promete dos millones de empleos la próxima legislatura si gana, a razón de 500.000 por año, y una nueva rebaja fiscal que, sin embargo, no ha concretado.

- PUBLICIDAD -
Mariano Rajoy en Tomares (Sevilla).

La plana mayor del PP de Andalucía se ha dado cita este martes en Tomares (Sevilla) para estar con Mariano Rajoy en un mitin en el corazón del Aljarafe, populosa comarca de la provincia en el que los populares han ido perdiendo poder pero donde tienen más opciones de recuperar su nicho de votos. Un mitin recogido -con unas 300 personas- en el que los intervinientes han usado dos elementos en los que los populares creen que pueden vender más solvencia para convencer a los votantes respecto a otros partidos: la defensa de la unidad de España frente a los desafíos soberanistas de Cataluña y la lucha contra el yihadismo.

Primero, sobre el terrorismo: "Vamos a estar con nuestros aliados siempre. Es fundamental la unidad dentro de España y la lealtad entre los partidos. (...). Garantizo que en lo que de mí dependa no va a haber ninguna diferencia política en materia de lucha contra el terrorismo". Ha pedido confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, igual que ha prometido que cualquier decisión que adopte en materia de lucha contra el yihadismo, "será siempre consultada con los otros partidos". Y "cualquier decisión" que tome, pasará "siempre" por el Congreso de los Diputados. 

Y segundo, Cataluña: "Me gustaría no tener que actuar, porque sería una buena señal, pero eso no depende sólo de mí (…). La ley se cumple. Hasta ahí podríamos llegar", ha dicho confiando en que sus responsables -esencialmente Artur Mas- reconsideren su postura. De todas maneras, ha garantizado que seguirá dando los pasos necesarios para "ayudar a los catalanes", en referencia a los pagos a proveedores, "pero no a las administraciones" porque no va a "aceptar que se hagan gastos contrarios a la ley".

Cuando quedan 10 días para la campaña de las elecciones generales del 20 de diciembre, el PP ha decidido que es en este terreno donde más puede ganar, por la solvencia de la que presume. Por un lado, cree que le avala para ello la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy estos años, que ha evitado que el país se haya ido a la bancarrota. "España era el enfermo de Europa (...) y hoy crece dos veces más rápido que Alemania", ha enfatizado el presidente. Y por otro, el temor a "los experimentos", en alusión a los bocados que el bipartidismo recibirá de los partidos emergentes como C's y Podemos.

Para Mariano Rajoy, ha sido ésta su "tercera ocasión" en Tomares, tal y como ha recordado, igual que en las últimas semanas ha visitado "las ocho provincias de Andalucía". Incluyendo las inauguraciones que presidió en el límite legal para hacerlo por la convocatoria de las elecciones generales. "Hemos ayudado a la Junta de Andalucía para pagar a los proveedores y su vencimiento de deuda y lo seguiremos haciendo", ha continuado el presidente. En esta línea, ha dado la vuelta a un recurso habitual de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, quien le suele recordar: "Que le vaya bien a Andalucía es bueno para España". De manera que Mariano Rajoy ha dicho: "Queremos que en Andalucía las cosas vayan cada vez mejor. Porque eso es bueno para Andalucía y para España". 

Dos retos: empleo y estado de bienestar

Por otra parte, el candidato a la reelección ha prometido, como primer reto, dos millones de puestos de trabajo entre 2016 y 2019, a razón de 500.000 por ejercicio. Y cree que es factible, porque "entre 2014 y 2015 se crearon más de un millón de empleos". La receta: por un lado, "no dar marcha atrás" volviendo a las políticas que impuso el PSOE", en alusión a José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha reprochado que llegó sin experiencia, y por otro, sin confiar en otros que quieren llegar de nuevas. "Los años que vienen no van a ser fáciles, como no lo fueron los que han pasado (...). No es bueno para España que nadie venga al Gobierno de España para aprender", ha enfatizado, seguro de que "se necesita gente con historial, con sus aciertos y con sus equivocaciones".

Como segundo reto, mantener el estado de bienestar y las pensiones. En opinión de Mariano Rajoy éste ha sido ya un objetivo en la presente legislatura, "y continuará en la próxima". Si hace cuatro años tuvo que subir los impuestos para ello -"soy consciente"- fue porque no le quedaba "más remedio" para salvaguardar los servicios públicos fundamentales y el rescate. "Pero en cuanto hemos podido, los he bajado, y en la próxima legislatura habrá nuevamente una rebaja fiscal", ha prometido.

José Luis Sanz, de nuevo de moda

Como anfitrión, el alcalde, José Luis Sanz, que aspira renovarse como senador liderando la candidatura por Sevilla, y que pretende también mantener la alcaldía. "Votar otras opciones sólo supone inseguridad", ha remarcado. "Mariano Rajoy es la única garantía de futuro", ha abundado este hombre, que cuando hace casi dos años aspiró a la presidencia del partido en Andalucía, se topó con el freno de Mariano Rajoy. Entonces José Luis Sanz estaba siendo investigado por el Tribunal Supremo por una contratación en el Ayuntamiento de Tomares pero una vez que se archivó la causa -y tras revalidarse con mayoría absoluta en las urnas- el partido lo ha recuperado como uno de sus valores, pese a que en su día sólo apostaron por él unos pocos, como el expresidente del PP-A Juan Ignacio Zoido, por cierto este lunes uno de los ausentes pese a estar invitado.

Mientras, el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, ha destacado a "Mariano Rajoy como el presidente más comprometido con Andalucía, frente a otros que "han venido a pasearse o a comer en restaurantes". Ha tenido también una respuesta para el PSOE-A, que ha hecho la negativa de un plan de empleo para Andalucía el eje de sus críticas contra el Gobierno de España. "El plan de empleo ha sido el pago a proveedores, que ha evitado el cierre de muchas pequeñas y medianas empresas", ha interpretado Juan Manuel Moreno.

"Necesitamos más que nunca un gobierno estable (...). Europa tiene múltiples amenazas y España un desvarío con los que quieren romper (...). No podemos jugar con personas que no saben lo que tienen entre sus manos porque no han sido ni concejales de su barrio", ha concluido Juan Manuel Moreno volviendo también a echar mano de las dos cuestiones que han convertido en eje para intentar ganar el 20 de diciembre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha