eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PP andaluz intenta contener sus frentes a la espera de los congresos provinciales

Las pugnas más sonadas están siendo en Huelva y Sevilla, pero los cantados relevos en las direcciones provinciales de Córdoba, Granada y Jaén también están generando tensiones

La dirección regional insta a mantener las formas hasta que toquen los cónclaves mientras que los distintos bandos toman posiciones en las principales plazas

- PUBLICIDAD -
Moreno insiste en pedir a Díaz que abandone el bloqueo a un Gobierno estable del PP

EFE

El PP-A se enfrenta a dos polvorines (Sevilla y Huelva) y a cinco crisis latentes (Córdoba, Granada y Jaén). Por un lado, las luchas de poder poder en Granada, Huelva y Sevilla, que nunca han cesado, y por otro, la tensión originada por la obligada -e igualmente retrasada a posta- salida de los presidentes provinciales de Córdoba, José Antonio Nieto, y Jaén, José Enrique Fernández de Moya, por la incompatibilidad con sus cargos de diputados, han originado una ola de movimientos en el partido donde todos toman posiciones.

Desde la dirección regional, encabezada por Juan Manuel Moreno, intentan contener estos frentes a la espera de los congresos provinciales, que llegarán tras el nacional y los regionales en un calendario marcado todavía por la incertidumbre sobre la conformación del Gobierno de España. Lo que sí tienen claro en el entorno de Juan Manuel Moreno es que toda esta pugna derivará en una "renovación de los liderazgos" en casi todas las provincias.

Sevilla. Es la crisis que más preocupa a la dirección regional porque se trata de una federación clave en el partido pero que, sin embargo, nunca ha cerrado filas con Juan Manuel Moreno. La máxima tensión llegó hace un par de meses cuando el presidente provincial, Juan Bueno, decidió destituir a la secretaria general, Virginia Pérez, "por pérdida de confianza". El motivo aducido fueron los supuestos movimientos de Virginia Pérez para hacerse con el puesto de Juan Bueno sin esperar a que se celebre el correspondiente cónclave. 

Tras el cierre en falso el pasado mes de julio, cuando se optó por mantener a Virginia Pérez en el cargo pactando su salida para después del verano, se prevé este viernes la comisión ejecutiva que deberá decidir la prometida "reestructuración" que se anunció entonces. Es más, los movimientos de uno y otro bando han continuado este verano y lo que tienen claro los fieles a Juan Bueno es que Virginia Pérez no va a renunciar a sus pretensiones de disputarle el puesto tarde o temprano.

Córdoba. El relevo de José Antonio Nieto como presidente provincial está cantado desde que lideró la candidatura para el Congreso de los Diputados tanto en las elecciones generales del 20 de diciembre como en las del 26 de junio y, de hecho, dejó la portavocía en el Ayuntamiento de Córdoba por esto. Los estatutos del partido recogen expresamente que los dos cargos son "incompatibles". 

El propio José Antonio Nieto ha anunciado su salida, pero lo cierto es que se está a la espera, entre otras cosas, porque tampoco descarta que vuelva a presentarse de nuevo a las elecciones municipales -cuenta para ello con un amplio respaldo- y necesitaría un escaparate más local. En este sentido, cuando se presentó a la alcaldía en 2015 dijo que si ganaba sería su "último mandato". Y ganó, pero no consiguió gobernar por el pacto de izquierdas, de manera que ahora se mueve en la ambigüedad sobre sus futuras aspiraciones. No en vano en la dirección regional hay quien apunta a él para un cargo relevante si el PP se hace con La Moncloa dentro de la cuota para Andalucía. 

Granada. La dimisión la pasada primavera del alcalde de la capital, José Torres Hurtado, a raíz de la operación Nazarí, dejó en evidencia la eterna pugna que mantenía con la dirección provincial encabezada por Sebastián Pérez, hasta el punto que arrastró a éste -que también era concejal- en su salida del consistorio para evitar que intentara quedarse con el bastón de mando.

Pese a ello, el PP-A no encontró razones para exigir al también senador Sebastián Pérez que también dejara la presidencia provincial, entre otras cosas porque no se ha visto salpicado por la investigación. Y es que en realidad forzó su renuncia al acta de concejal porque lo exigió José Torres Hurtado para marcharse a su vez. La caída en desgracia de José Torres Hurtado, con nuevos frentes en la justicia, no ha cerrado la crisis porque en su pugna con Sebastián Pérez, quien no ha descartado volver a optar a la presidencia provincial del partido, no estaba solo. 

Huelva. La principal crisis está originada en el consistorio de la capital: la mayoría de los ocho concejales del partido firmaba el pasado mes de agosto una carta en la que exigen que el  presidente provincial, Manuel Andrés González,  releve al portavoz municipal, Ángel Sánchez. 

En este caso también se ha visto obligado a intervenir en más de una ocasión Juan Manuel Moreno, como cuando la pasada primavera tuvo que pedir " sentido de la responsabilidad, decoro en su comportamiento institucional y que se sometan a las normas" a seis de los ediles críticos que se ausentaron del pleno como medida de presión contra su jefe. Pero tampoco parecieron captar estos concejales el mensaje porque su comportamiento ha continuado por la senda de la protesta con diferentes plantes. 

Desde el partido confirman que todavía están estudiando estas quejas manifestadas en la carta sin que se conozca hasta el momento que se haya adoptado ninguna decisión, ni tampoco medidas disciplinarias contra los concejales como en su día se avisó que se haría si fuera necesario. Es más, el vicesecretario provincial, Carlos Duarte, sostiene que la situación "es la misma que hace un año, y se trata de "diferencias interpersonales" que han nacido a raíz de las "relaciones interprofesionales" entre los concejales, y no una crisis. 

Jaén. El relevo de José Enrique Fernández de Moya como presidente provincial debería producirse en los mismos términos que en el caso de Córdoba. De hecho, ya renunció a la alcaldía de la capital. Pero la decisión ha sido posponer este relevo, por un lado, por la incertidumbre sobre la configuración del Gobierno de España, y por otro, para contener la guerra por la sucesión a la espera del congreso provincial.

De momento, el secretario general del PP de Jaén, Miguel Ángel García, se ha postulado para el puesto en caso de que lo deje. Sin embargo, puede tener un rival en el vicesecretario de Organización y portavoz en la Diputación de Jaén, Miguel Contreras, quien cuenta con el aval del actual presidente provincial. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha