eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PSOE andaluz cierra su congreso sin grandes sorpresas y ni un solo guiño al 'sanchismo'

Con la igualdad por bandera, la andaluza y la del PSOE, Susana Díaz resuelve sin sobresaltos un cónclave que le da aire tras su derrota en las primarias ante Sánchez

- PUBLICIDAD -
Díaz pide a Pedro Sánchez que no le haga elegir "entre dos lealtades"

EFE

"Lo duro fue el comité federal, este congreso se nos va a hacer largo", decía un dirigente socialista junto antes del inicio del XXIII congreso del PSOE de Andalucía, celebrado este fin de semana en Sevilla. No iba desencaminado puesto que, a diferencia de otros cónclaves más agitados, años atrás, este no pintaba especialmente complicado para reelegir a Susana Díaz como secretaria general, algo evidente ante la falta de alternativa, y para calmar un poco las aguas socialistas del sur de España tras la derrota en unas primarias en las que se las prometían muy felices.

Con todo, el morbo estaba servido para asistir al reencuentro de Díaz con el secretario general, Pedro Sánchez. Hasta última hora no se supo si Sánchez cerraría el cónclave o sería Díaz la que diera un golpe en la mesa y se saltaría el protocolo. Los discursos de ambos, más conciliador el visitante y más directa la anfitriona, fueron generosos con los titulares. La única presencia visible del sector 'sanchista' en el congreso, ausente en las listas de la Ejecutiva Regional y del Comité Director, fue un grupo de seguidores con ganas de hacer ruido a las puertas mismas de la sala, que no se amilanaron a la hora de cantar la Internacional mientras el congreso se daba por clausurado con el himno de Andalucía.

Pero la historia del congreso se empieza a contar por el principio. En la jornada del sábado tuvo lugar el informe de gestión de la secretaria general, que sacó adelante con un 94,8% de apoyo en una votación celebrada tras un debate a puerta cerrada y en el que hubo una docena de intervenciones. No estuvo exento de críticas hacia Díaz por parte de delegados de Cádiz, provincia en la que los 'sanchistas' lograron representación en este congreso regional, y de un delegado de la provincia de Málaga.

Con todo, el informe de gestión de la Comisión Ejecutiva saliente defendido por Díaz recibió el voto favorable de 456 de los 481 delegados que ejercieron el derecho al voto, mientras que se registraron 11 votos en contra (el 2,3%) y 14 abstenciones (el 2,9% restante). En las últimas citas similares, José Antonio Griñán obtuvo en 2012 un 95,56% de respaldo a su gestión y entonces aseguró que era un resultado que "no estaba mal". En la votación siguiente, el extraordinario de 2013 en Granada, se aprobó su gestión por unanimidad.

Una de las cuestiones a resolver era hasta dónde iban a llegar los cambios en las secretarías de área de la nueva Ejecutiva Regional del partido. Más de la mitad de las caras son nuevas (23 de las 43) pero no entre los cabezas visibles. Susana Diaz mantiene muy cerca a su núcleo duro, con Micaela Navarro como presidenta y Juan Cornejo como secretario de Organización, quedándose con su 'triunvirato' de confianza de los últimos tiempos: Cornejo en el partido, su portavoz parlamentario Mario Jiménez (que sigue como miembro nato de la Ejecutiva) y Manuel Jiménez Barrios como persona de confianza en el Gobierno andaluz y vicepresidente.

El premio en este punto fue para la exconsejera María Jesús Serrano, nueva 'número tres', al frente de la Secretaría de Política Municipal, después de haber formado parte de la gestora socialista a nivel federal. Entre las caras nuevas destaca también la presencia de tres jóvenes parlamentarias del PSOE-A, que tuvieron cierto protagonismo durante la jornada del sábado al presentar las conclusiones de las tres comisiones celebradas en el cónclave: la onubense María Márquez (Secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad), la mañagueña Beatriz Rubiño (Secretaria de Políticas Migratorias y Andaluces en el Exterior) y la jiennense Ángeles Férriz (Secretaria de Formación y Nuevos Afiliados).

Otro detalle a tener en cuenta entre las novedades de la Ejecutiva es la creación de la Secretaría de Memoria Histórica y Democrática, dirigida por Carlos Perales Pizarro, hermano del exconsejero andaluz fallecido hace unos años. No tanto por el nombre, que también, sino porque Díaz mantiene la idea de reforzar este área, con una ley recientemente aprobada y pendiente aún de qué pasará con la figura del comisario tras las calabazas de su exvicepresidente durante el gobierno de coalición, Diego Valderas.

La Ejecutiva propuesta por Susana Díaz recibió el visto bueno por parte 425 de los 467 delegados que ejercieron el derecho al voto (33 votos en blanco y 9 nulos) , un apoyo 5,9 puntos menor al del último Congreso Regional celebrado en Granada en noviembre de 2013 cuando logró un respaldo del 96,9%, también sin votos en contra.

Tampoco hubo 'sanchistas' en la lista del Comité Director (máximo órgano entre congresos) aprobada con 92,72 % de los votos de los delegados, compuesta por 128 miembros ( 71 hombres y 57 mujeres) y que está encabezada por el expresidente de la Junta de Andalucía José Rodríguez de la Borbolla, en reconocimiento por haber sido el primer secretario general de la Federación Socialista de Andalucía (FSA), creada en 1977 y germen del PSOE-A. De 467 votos emitidos, 433 fueron afirmativos, 29 en blanco y 5 nulos. Aquí destacan la presencia de cuatro consejeros del Gobierno (María Jesús Montero, Rodrigo Sánchez Haro, Miguel Ángel Vázquez y José Fiscal), así como el exconsejero Antonio Ávila.

Acerca de las discrepancias hechas públicas en las últimas semanas sobre del debate territorial y la plurinacionalidad del estado español, era evidente desde la entrada al Hotél Barceló Renacimiento que la organización se había esforzado en lanzar el mensaje de la igualdad ("las personas por delante de los territorios", enfatizó Díaz en su discurso) y de sacar músculo andaluz. Los rechazos a un par de enmiendas visibilizadas por los socialistas hizo el resto, una para afianzar a una comunidad "de primera" y otra para dejar en manos de Ferraz un asunto que tiene en jaque al socialismo como es su posicionamiento ante la cuestión catalana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha