eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Policías acusados de presuntos abusos a internas del CIE declaran su inocencia

Las defensas alegan falta de pruebas y ponen en duda la declaración de la principal testigo protegida

- PUBLICIDAD -

Los policías acusados de presuntos abusos sexuales a mujeres del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Málaga se han declarado este viernes inocentes en su derecho a la última palabra del juicio que se ha celebrado en la Audiencia de Málaga contra ellos y que ha quedado visto para sentencia.

La vista oral se inició en octubre de 2013 con las cuestiones previas. Desde ese momento, han declarado los acusados, investigadores y algunas testigos. Además, la Sala ha intentado en varias ocasiones localizar a algunas de las internas, víctimas de los supuestos abusos, que son de diferentes nacionalidades.

Los hechos investigados sucedieron entre junio y julio de 2006. Las acusaciones, que finalmente retiraron los cargos para uno de los procesados, sostenían que se organizaban "fiestas" a las que iban las internas, creando un "ambiente relajado de disciplina" para, luego, si llegaba el caso, mantener relaciones sexuales con ellas.

En la sesión de este viernes, las cuatro defensas han pedido una sentencia absolutoria para sus clientes por falta de pruebas, ya que han puesto en duda las distintas declaraciones realizadas por una de las internas y principal testigo protegida, la cual no ha podido ser traída al juicio ni ser oída por el Tribunal.

Así, los letrados han indicado que dicha testigo "falta a la verdad" en algunos aspectos en sus declaraciones, que fueron prueba preconstituida y han sido leídas en el juicio; y han recordado que la ampliación de su denuncia fue el mismo día que tuvo un problema con un agente, al que supuestamente amenazó, y que a raíz de eso resultó imputado y ha sido juzgado.

Uno de los abogados ha precisado que dicha interna era "una especie de líder" frente al resto, mientras que otro ha señalado que el objetivo que perseguían era su puesta en libertad, añadiendo que los hechos denunciados no han sido corroborados por datos objetivos periféricos, como pruebas biológicas.

Han lamentado que se han ido sumando hechos "hasta que aquello parecía una bacanal y entonces tenía que ser de público conocimiento", ha apuntado un letrado. Además, han puesto de manifiesto "ciertas anomalías" en el procedimiento desde el inicio, como que el caso debió ser investigado por Asuntos Internos.

Otra de las defensas ha indicado que aunque pudo haber "un comportamiento poco ortodoxo" de los agentes, no se dan los requisitos para ser delito y ha señalado que el tiempo de investigación del caso "excede" con mucho lo normal, con lo que los acusados han tenido "un sufrimiento injustificado".

Este abogado se ha referido a la "pena de banquillo", algo a lo que también ha aludido uno de los procesados, quien ha lamentado que hayan pasado nueve años "y no me haya escuchado la Dirección General de la Policía", criticando el trato recibido cuando fueron detenidos y manteniendo que las deficiencias en el CIE fueron denunciadas por ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha