eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

VÍDEO | El avión Solar Impulse II aterriza con éxito en Sevilla tres días después de partir de Nueva York

Su llegada ha sido visible desde toda la ciudad por el humo anaranjado desplegado por la patrulla Águila integrada por seis cazas Eurofighter que ha escoltado a la aeronave

Tiene autonomía de vuelo ilimitada, de manera que "teóricamente, podría volar indefinidamente, ya que sólo estaría limitado por la resistencia física del piloto"

- PUBLICIDAD -

El joven Ícaro hubiera mirado con incredulidad al cielo de Sevilla hoy. A él, que acercarse demasiado al sol le valió la caída, el destrozo de sus alas de cera y la muerte, le asombraría que ese mismo sol se haya convertido en un auténtico aliado para volar.  Lo ha demostrado el Solar Impulse II que ha aterrizado con éxito en Sevilla a las 7.39 horas de este jueves 23 de junio tras atravesar el océano Atlántico tres días después de partir del aeropuerto JFK de Nueva York.

La llegada del Solar Impulse II, que se mueve de día y noche exclusivamente con energía solar, ha sido visible desde toda la ciudad de Sevilla por el humo anaranjado desplegado por la patrulla Águila integrada por seis cazas Eurofighter que ha escoltado a la aeronave formando la bandera de España en el cielo hasta el aeropuerto.

Esta es una de las etapas más importantes de la vuelta al mundo que está llevando a cabo el avión solar. Una gesta que lleva ya 14 etapas desde que partió de Omán y en su recorrido ha pasado por India, Myanmar, China, Japón y Estados Unidos.

El Solar Impulse 2 es un monoplaza realizado en fibra de carbono, con 72 metros de envergadura (mayor que un Boeing 747) y con un peso de 2.300 kilos (equivalentes a un coche familiar en vacío). Cuenta con 17.248 células solares desplegadas sobre sus alas y las cuatro baterías que almacenan la energía solar propulsan las hélices.

Autonomía de vuelo ilimitada

Este diseño le permite ahorrar una considerable cantidad de energía durante el día, que puede usar durante la noche, gracias a sus baterías. De hecho, según sus promotores, al no necesitar energías basadas en las fuentes fósiles, el Solar Impulse 2 tiene autonomía de vuelo ilimitada, de manera que "teóricamente, podría volar indefinidamente, ya que sólo estaría limitado por la resistencia física del piloto".

Dadas las características especiales, la aproximación y aterrizaje posterior en Sevilla ha requerido de un lento descenso frente a las costas de Huelva que se ha prolongado alrededor de una hora. El Centro de Control Áereo de Enaire en Sevilla ha supervisado la maniobra desde su entrada en el espacio aéreo español hasta su aterrizaje. En este centro de control áereo se ubica la región sur de Enaire que gestiona el tráfico aéreo de todo el sur peninsular, incluyendo no sólo Andalucía, sino la provincia de Badajoz, buena parte de Ciudad Real, Albacete y Murcia, junto a la totalidad de la Bahía de Cádiz y todo el Mediterráneo occidental, así como Ceuta y Melilla.

El mundo del respeto al medio ambiente

En total, la travesía ha durado 70 horas y Enaire ha coordinado su llegada a España con el Ministerio de Defensa, Ejército del Aire y el gestor de aeropuertos AENA. Con esta la primera vuelta al mundo en avión solar de Bertrand Piccard y André Borschberg, quieren demostrar que "las energías limpias pueden alimentar el planeta".

Ya en tierra, el piloto Bertrand Piccard ha afirmado que este vuelo representa "el mundo de la energía solar que nos gustaría propiciar". Para concluir: "Es el mundo de las tecnologías modernas, el mundo del respecto por el medioambiente y la innovación". Ícaro estaría orgulloso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha