eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Unidad Popular saca pecho en la derrota: "no nos han borrado del mapa"

La coalición electoral Izquierda Unida-Unidad Popular (IU-UP) pierde unos 100.000 votantes andaluces desde 2011, datos que califican como una "muy mala noticia" que se une a que "el PP ha vuelto a ser la fuerza más votada"

Desde IU-UP critican "a quienes querían una legislatura sin IU y no lo han conseguido" mientras Alberto Garzón "hizo todo lo posible para que hubiera candidaturas de confluencia" y felicitan la "buena noticia" del resultado de la confluencia electoral "en Galicia y Cataluña"

Tras una campaña "dura y heroica" y un cuarto de millón de votos en Andalucía, la formación se queda sin representación regional en el Congreso, al que aportaba dos diputados hace cuatro años

- PUBLICIDAD -
IULV-CA califica de "mala noticia" los resultados y lamenta que "ganan los recortadores y privatizadores"

IULV-CA califica de "mala noticia" los resultados del 20D.

"No nos han borrado del mapa", ha resumido el secretario de Organización de IULV-CA, Antonio Valero, tras el veredicto de las urnas el 20D. El resultado obtenido es una "muy mala noticia" para la coalición electoral Izquierda Unida-Unidad Popular (UP) y para España, "porque el PP ha vuelto a ser la fuerza más votada". Tras una campaña "dura y heroica", la formación pierde unos 100.000 votos en Andalucía desde las últimas elecciones generales. Queda -al 99,94% de escrutinio- en 255.951 sufragios (5,77%) por los 359.521 (8,26%) de 2011.

En comparecencia de prensa tras el escrutinio, Valero ha lamentado que vuelvan a ganar "los recortadores y privatizadores", en alusión a los populares, los mismos "que han llevado a cabo la política de sufrimiento social de los últimos cuatro años". Especifica, en todo caso, que con el caleidoscópico arco parlamentario que llega tras los comicios "ahora no van a poder aplicar la política del rodillo".

Desde IU-UP celebran, por contra, la "buena noticia" que supone el apoyo recibido "en Galicia y Cataluña" que demuestra "que las plataformas plurales y unitarias se han convertido en alternativas viables al bipartidismo". Alberto Garzón, ha continuado, "hizo todo lo posible para que hubiera candidaturas de confluencia". Celebran así los escaños obtenidos en esas candidaturas y deja un mensaje: "vamos a seguir apostando por la unidad popular como forma real de cambio".

La unión concretada en otras regiones no ha sido el único obstáculo enfrentado, según Valero. Los mismos "recortadores y privatizadores", con una campaña "focalizada en cuatro partidos" desde los grandes medios de comunicación, denuncia, "han querido borrar del mapa a IU y del Congreso de los Diputados". Buscaban "una legislatura sin IU y no lo han conseguido" gracias al trabajo "cargado de ilusión" que han llevado "a todos los pueblos y ciudades la propuesta por un nuevo país".

A "decenas de votos" de pescar en Málaga y Sevilla

Desde IULV-CA se saca pecho con la "representación andaluza" en el próximo Parlamento que supone Alberto Garzón. "Sin duda ha demostrado por qué es el candidato mejor valorado", apunta Valero. Aunque la formación de izquierdas lamenta "que por unas decenas de votos nos quedemos sin el diputado por Málaga y Sevilla", circunstancia de la que culpa a la ley electoral recordando cómo al PP cada diputado le cuesta "56.000 votos" mientras que a la propia IU un escaño le supone "440.000". La participación, ha subrayado, "no ha estado a la altura" en todo caso de lo que esperaban en IU-UP tras cuatro años de mayoría absoluta conservadora.

IU-UP rozó a nivel andaluz el 6% de apoyo durante toda la jornada. El diputado por Málaga llegó a estar a escasos nueve votos y, a medida que avanzaba el escrutinio, incluso el escaño por Sevilla fue posible. Al final, ni uno ni otro. Una pesada losa para la organización, que pierde casi 1 de cada 3 votantes desde las pasadas generales y se queda cerca, no obstante, de las andaluzas de marzo. La calma tensa reinante en la sede regional enclavada en Sevilla Este no resultaba un buen augurio.

La cita con las urnas ya fue valorada a priori como la que cerraría el círculo del cambio político a nivel nacional. Un fin de ciclo que deja a la candidatura de confluencia que integra a Izquierda Unida (IU) con un resultado más corto que en las últimas votaciones nacionales tras los 359.521 votos (8,26%) y 2 diputados de 2011. Supera, no obstante, los 230.335 votantes (5,11%) que no apartaron ningún escaño a la formación en 2008.

En ambas ocasiones, antes de la aparición de Podemos y Ciudadanos, la coalición de izquierdas había ocupado la tercera posición. La noche del 20D relega a Unidad Popular al quinto puesto. En relación a las últimas elecciones andaluzas, IU alcanzó en mayo 273.927 votos (6,89%) y 5 parlamentarios. Ahí sí quedó detrás de PP, PSOE y las dos fuerzas emergentes. Venía de un tercer lugar en las regionales de 2012 con 438.372 votantes (11,35%) para 12 diputados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha