eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Casi media docena de cambios en la provincia de Almería

Media docena de municipios, incluida la capital de la provincia, ha sufrido variaciones en la alcaldía un año después de los comicios municipales

Entre ellos, pueblos como Vélez Rubio, Cantoria, Albox o La Mojonera

- PUBLICIDAD -
Comendador apunta un posible "pacto de gobierno PP-Ciudadanos" en el Ayuntamiento tras las elecciones generales

En la capital y la provincia de Almería ha habido casi media docena de variaciones en cuanto a los resultados oficiales de las últimas elecciones municipales, de las que se cumple ahora el primer año.

Almería, un año del PP en el último minuto

Comenzando por la capital, Almería, en la que la lista más votada fue la del Partido Popular, pero hasta el último segundo, literalmente, no se supo si el alcalde sería el candidato Luis Rogelio Rodríguez-Comendador o el del PSOE, Juan Carlos Pérez Navas, ya que los concejales de Ciudadanos eran llave de Gobierno. Depende de con quién pactaran la alcaldía tendría uno u otro color.

Se anunció oficialmente por parte de Ciudadanos que se apoyaba al socialista porque había asuntos de presunta corrupción acechando el nombre del Partido Popular, pero una orden llegada desde la dirección nacional naranja poco antes del pleno de investidura ordenaba apoyar a la lista más votada, el PP. El pleno se convirtió en toda una corrida de toros con pitos, palmas, aplausos, pañuelos e insultos renovando mandato el PP.

Pero no acabó aquí el guión porque muy poco después el alcalde Rodríguez-Comendador, tras más de doce años en el cargo, anunció que dejaba el bastón de mando para presentarse al Senado en las elecciones generales del 20D, por lo que el actual alcalde es uno de los concejales de su anterior equipo de Gobierno, Ramón Fernández-Pacheco, quien gobierna en mayoría simple con el apoyo de Ciudadanos. En general está considerado Fernández-Pacheco como un hombre con buen talante y muy negociador, que anteriormente llevó adelante las concejalías de Urbanismo y de Cultura.

La Mojonera, amago de moción de censura

En cuanto a la comarca del Poniente de la provincia, el surrealismo almeriense dio buenos argumentos en La Mojonera, una pequeña población entre Roquetas de Mar y El Ejido donde también sonó la campana, aunque en este caso para evitar que saliera adelante una moción de censura. Las elecciones fueron ganadas, con toda sorpresa, por una agrupación de electores que arrebataba la alcaldía del Partido Popular a José Cara, investigado por presunta corrupción, quien había renunciado a su acta de parlamentario andaluz para centrarse en la alcaldía, siendo el único hombre que había vencido al PSOE en las urnas, tras varios años de Gobierno socialista ininterrumpido.

PP y PSOE se unieron contra el nuevo alcalde independiente, pero los seis concejales del Partido Popular y el único edil socialista, que se convirtió en ex socialista, Francisco Navarro, anterior concejal en pasados gobiernos socialistas, comunicaron que retiraban la moción de censura que habían presentado contra el alcalde,  José Miguel Hernández, del movimiento vecinal 'La Mojoner@hora'.

El motivo para retirarla era que "si en un principio la moción contaba con los requisitos necesarios, circunstancias posteriores han hecho que esto sea imposible. Tanto la determinación de los firmantes de la moción como las circunstancias que la motivaron siguen intactas". Hernández expulsó del grupo municipal socialista a su único integrante, Francisco Navarro mediante resolución de alcaldía y a petición del Partido Socialista de Almería.

El acto convirtió a Francisco Navarro en concejal no adscrito. Él recalcó que su proceder  en defensa de los vecinos de La Mojonera que le depositaron su confianza en las pasadas elecciones no había cambiado un ápice y seguirá luchando por defender a sus electores y fiscalizar la actividad del actual Equipo de Gobierno.

José Cara, portavoz del grupo Popular, consideró que el PSOE nacional utilizó "el brazo ejecutor del alcalde cambiando a Francisco Navarro de grupo político. El PSOE ha menospreciado a todos los que dieron la cara por sus siglas en las elecciones municipales. A los que los representaron en la candidatura, a los interventores y apoderados y a los que le votaron. El PSOE permite a sus concejales acuerdos con separatistas, con independentistas , con radicales, con antisistema, pero no los acepta con nosotros, prefiere que gobiernen otros antes que hacerlo ellos con nosotros", afirmó el ex alcalde del PP José Cara al no prosperar la moción de censura preparada contra el actual alcalde independiente de @hora.

Albox, inhabilitación para alcalde electo

Ya en el norte de la provincia, en Albox, el hasta entonces alcalde socialista, Rogelio Mena, se presentó a las elecciones abandonando el PSOE y creando una lista de 'Socialistas albojenses' y tuvo que dejar la alcaldía lograda por los votos en las elecciones municipales de hace ahora un año debido a la sentencia judicial que le condenaba a dos años y medio de inhabilitación por haber ocultado información al grupo municipal del Partido Popular.

Aún hoy el ex alcalde mantiene con argumentos judiciales y de Derecho su inocencia, argumentando todos los intentos infructuosos de entregar documentación al PP incluso personalmente, aunque fue también  investigado y acusado por la oposición de  presuntos gastos en viajes personales a cargo de las arcas locales así como de contrataciones en el Ayuntamiento a amigos o a una abogada con quien mantuvo relaciones sentimentales. La nueva alcaldesa es Sonia Cerdán, también de socialistas albojenses, aunque el polémico Mena afirmó al irse que pensaba volver.

Cantoria y los documentos

En la pequeña Cantoria, que pese a tener poco más de tres mil habitantes en el norte de la provincia alberga el cuartel general de la poderosa multinacional Cosentino, se produjeron algunos de los capítulos más esperpénticos de la política provincial, con imágenes de bolsas de basura con papeles en su interior sacadas del Ayuntamiento de Cantoria un día antes de que se produjera el cambio de alcalde. Las bolsas volvieron a la casa consistorial en presencia de la Guardia Civil.

Testigos de lo sucedido aseguraban que los papeles iban a la sede del Partido Popular, que había gobernado doce años el municipio. Los hechos ocurrieron poco antes de la toma de posesión de Purificación Sánchez como alcaldesa socialista tras conseguir mayoría absoluta. El Partido Popular argumentó que se trataba de documentos personales del anterior alcalde, Pedro Llamas, quien el 13 de junio de 2013 dejó el cargo tras una condena de inhabilitación por falsedad documental. En la campaña electoral, el candidato socialista tuvo que dimitir dejando su puesto a su esposa, hoy alcaldesa, al haberle denunciado el Partido Popular por presuntamente habérsele encontrado con droga a las puertas de un club de alterne.

Vélez Rubio, los andalucistas quitan y ponen

Por último, en la comarca de Los Vélez, cerca de Murcia, en Vélez Rubio, el socialista Domingo Crisol solamente permaneció un mes en el cargo. El PP recuperó Vélez Rubio gracias a un voto 'anónimo' posiblemente desde el PSOE. El alcalde del PSOE debía dimitir en el pleno y ser votado uno nuevo, el andalucista. Una especie de devolución del favor, ya que Domingo Crisol había recibido el apoyo del Partido Andalucista para arrebatarle el puesto al anterior alcalde del PP, Miguel Martínez-Carlón. Sin embargo, un edil socialista se abstuvo en vez de votar al PA, tal como habían pactado. El empate a seis benefició a la lista más votada, el PP.

PSOE y PA perdieron la alcaldía por el voto secreto de un socialista que se abstuvo en el pacto para que el andalucista Juan Chacón, en la lista menos votada, fuera regidor de la corporación velezana. Según el acuerdo, los socialistas gobernarían dos años y luego otros dos los andalucistas que en la anterior corporación por cierto habían gobernado junto al PP.

Las disputas internas provocaron la desmembración del pacto de Gobierno lo que aprovechó el PP para presentar una moción de censura, ahora con el apoyo del PA. Si bien el Partido Popular afirmó que los andalucistas jugaron a dos bandas negociando también con los socialistas. Por sorpresa, el PSOE anunciaba que "sin comerlo ni beberlo los andalucistas nos dieron la alcaldía y ahora la perdemos de la misma forma".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha