eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Mujeres denuncian el "acoso y coacción" de grupos antiabortistas en clínicas de Cádiz

"Vienen, nos echan agua bendita, rezan por nosotros y les dan trípticos a las mujeres que entran en los que se dice que el suicidio puede ser una consecuencia del aborto", dice una trabajadora de una clínica gaditana

Podemos secunda la reclamación, habla de una "violencia cruel y sin sentido" y pide "la implicación de las administraciones para que no sigan repitiéndose estos episodios"

- PUBLICIDAD -
Imagen de uno de los trípticos repartidos en las clínicas.

Imagen de uno de los trípticos repartidos en las clínicas.

El derecho a la vida y el derecho a decidir. En la provincia de Cádiz se viene produciendo en las últimas semanas lo que Podemos entiende que es "acoso y coacción" de grupos antiabortistas, que acuden a clínicas donde se realizan operaciones de interrupción del embarazo para "coaccionar" a las mujeres que han tomado esa decisión.

En Cádiz capital se está viviendo desde antes de Semana Santa y la situación consiste en que un grupo de personas que no se identifica como perteneciente a ninguna asociación en concreto se pone a rezar el rosario en la puerta de la Clínica El Sur y reparten trípticos en los que muestran contactos de casas de acogidas para niños y otros donde se advierte de las consecuencias físicas y psicológicas que puede tener el aborto, llegando a apuntar que el suicidio puede ser una de las reacciones.

"Empezaron diciendo que vendrían sólo en época de Cuaresma, pero lo han seguido haciendo. A veces nos echan lo que dicen que es agua bendita en la puerta tanto de entrada como de emergencia, y reparten trípticos con fotos de fetos y con estampas de cristos", explica una trabajadora de la Clínica El Sur.

"Hablan con todas las mujeres que entran y están hasta última hora, haciendo turnos. Nunca superan un grupo de seis o siete y cuando los trabajadores nos vamos rezan por nosotros. Momentos tensos no se hna vivido, pero lo paso mal porque para cualquier mujer es un paso muy duro, sobre las espaldas lleva cargados muchos problemas. Hay muchos casos de abortos provocados por malformaciones y hay quien no está capacitado para seguir adelante. Con la presencia de estas personas algunas mujeres terminan llorado porque es muy duro estar aquí y que te digan que eres una asesina", añade.

Podemos denuncia el acoso y la coacción que sufren las mujeres de la provincia de Cádiz por determinados grupos de extrema derecha que acuden a las clínicas en las que se practican abortos con el objetivo de intimidar y coartar a quienes quieren hacer uso de este derecho. “Esta situación es insostenible y merece nuestra condena más enérgica así como la implicación de las administraciones para que no sigan repitiéndose estos episodios”, señala Elena Coronil, responsable de Feminismo en la provincia.

La formación condena esta forma de opresión “machista y patriarcal” sobre las conciencias y los cuerpos que, en otros países como Francia, se consideran un delito. “La libertad no puede justificar en ningún caso este tipo de violencia directa, cruel y sin sentido que ejercen sobre las mujeres por el único hecho de serlo”, señala Elena Coronil.

En la clínica Poliplanning de El Puerto de Santa María se han vivido situaciones similares, algo que ya comenzó durante 2016. "Hablan con todas las mujeres que entran, les da igual si vienen para una revisión ginecológica o para cualquier otra cosa. Les dan la charla y crean una situación muy incómoda", denuncia un testigo de lo que viene aconteciendo en la población gaditana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha