eldiario.es

El Brexit genera incertidumbre en la comarca de más paro de Europa

Las grandes colas en la frontera con Gibraltar responden a medidas antiterroristas, aseguran desde el Peñón

"Gibraltar nos dice que no pedirán pasaporte ni visado para cruzar la Verja; esperamos que el Gobierno español haga lo mismo", pide la Asociación de Trabajadores Españoles de Gibraltar

- PUBLICIDAD -
Imagen de las colas en la frontera gibraltareña.

Imagen de las colas en la frontera gibraltareña.

La incertidumbre que no cesa. Fernando, un trabajador que va a diario desde El Puerto de Santa María hasta Gibraltar, ya no sabe a qué hora levantarse para evitar las colas en la Verja. Desde que a mediados de marzo el Parlamento británico autorizó a la primera ministra Theresa May activar el Brexit, hay muchas dudas sobre cómo puede afectar en este rincón del sur de Europa.

Desde hace dos semanas las colas se han multiplicado, pero sobre todo desde el viernes 7 de abril, cuando por  una Orden de la Unión Europea se inició el control Schengen, diseñado como medida antiterrorista. Se han solapado las dos circunstancias y ahora hay mucha confusión y la sensación entre los trabajadores y los visitantes de que algo ha cambiado con el Brexit.

Miguel Vermehren, director del Servicio de Información del Gobierno de Gibraltar, niega que haya empeorado el acceso a la Verja como consecuencia del Brexit. "No he visto ningún medio informar correctamente. Las colas se produjeron unos días antes de que entrara en vigencia el Brexit y se dieron unas explicaciones posteriores de que habían sido medidas antiterroristas".

Vermehren puntualiza que "el nuevo reglamento prevé que un Estado puede hacer excepciones en las fronteras si el crontol exhaustivo llegase a entorpecer el tráfico", de manera que no prevé problemas a corto plazo en la Verja. Su única inquietud radica en saber "cómo están manejando todo esto las autoridades españolas".

Y es que de un lado está la medida adoptada por el Gobierno británico; por otro, los trabajadores españoles y, en tercer lugar, el Gobierno español, que todavía no se ha manifestado al respecto de manera oficial. Theresa May ha asegurado a Fabián Picardo, ministro principal gibraltareño, que el Reino Unido apoyará la economía de Gibraltar.

Este mismo jueves, el Parlamento andaluz demandaba que el Gobierno central adopte medidas suficientes que tengan como fin paliar los posibles efectos negativos que la salida del Reino Unido de la Unión Europea pudiera suponer para España y, en concreto, a Andalucía, en especial las que afectan a las exportaciones, el turismo, la agricultura y la pesca, los fondos europeos, la situación de los andaluces residentes en el Reino Unido o los súbditos británicos residentes en Andalucía.

Un 15% de salario menos

Juan José Uceda, portavoz de la Asociación de Trabajadores Españoles de Gibraltar (ASCTEG) afirma que "el efecto psicológico en la libra está causando un efecto negativo en la economía de los trabajadoresy nos preocupa porque desde que se empezó a hablar del Brexit se ha perdido un 15% en los salarios".

Uceda espera del Gobierno español una actitud de colaboración en la que prevalezcan los derechos de los trabajadores por encima de las cuestiones de soberanía: "Gibraltar nos ha dado un mensaje de tranquilidad diciendo que no pedirán pasaporte ni visado. Ahora seguimos entrando con el DNI, pero tememos que España a los gibraltareños no les pida lo mismo. Con el DNI no bastará. En el momento en el que lo haga, Gibraltar lo hará como medida de repulsa. Que actúen con sensatez, que no se obsesionen con una bandera porque se le hace mucho daño a los trabajadores".

Ante este temor, son muchos los trabajadores que están haciendo las gestiones para pedir el pasaporte en las poblaciones cercanas, aunque la media de espera son unos cuatro meses. Sólo les queda cruzar los brazos para que a nivel político no se decida que debe presentarse el pasaporte en la frontera con carácter inmediato.

El delegado del Gobierno en Andalucía , Antonio Sanz, comentó esta semana que el Gobierno está estudiando medidas para amortiguar en el Campo de Gibraltar el impacto del Brexit. " Somos muy sensibles a la situación de La Línea y de la comarca. Estamos trabajando de manera conjunta con todas las administraciones para activar medidas de desarrollo e impulso social en la comarca, especialmente en La Línea", ha dicho.

Uno de los puntos que se reclama desde hace tiempo es que haya una fiscalidad especial para favorecer las inversiones de las empresas que quieran asentarse en la comarca. Mientras que eso se cumple, son unos 12.000 los trabajadores que tienen que cruzar la Verja a diario para encontrar lo que no hay en España. Del 0,49 de tasa de paro en Gibraltar al 40% cuando se cruza la Verja. Dos mundos a tan sólo unos metros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha