eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La abstención en la investidura de Rajoy fractura el PSOE de Cádiz

El delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, celebró en Twitter la renuncia de Pedro Sánchez por ser "muy mal secretario general y candidato" y provocó discrepancias en la agrupación local

El histórico dirigente Rafael Román ha llegado a pedir su dimisión y cuenta con el apoyo de militantes que han criticado duramente a nivel interno a López Gil, mientras que el sector que defiende a Susana Díaz resta importancia al asunto

- PUBLICIDAD -
Imagen del tuit lanzado la tarde del sábado y borrado horas después.

Imagen del tuit lanzado la tarde del sábado y borrado horas después.

Los tuits los carga el diablo. Han sido muchos los casos de políticos que se han metido en frondosos bosques por usar en las redes sociales expresiones políticamente incorrectas, pero en el caso de Fernando López Gil, delegado de la Junta de Andalucía en Cádiz, la cosa ha ido más allá por su reacción tras la renuncia de Pedro Sánchez a su acta de diputado.

"Lo lamento pero has sido muy mal secretario general y candidato. Gracias por tu renuncia!", dijo en Twitter López Gil en un mensaje donde hacía alusión a la cuenta de Pedro Sánchez, exsecretario general del PSOE. El tuit fue lanzado la tarde del sábado y, pasadas unas horas y después del revuelo creado en las redes, desapareció. Pero ya era tarde porque había sido registrado por muchos simpatizantes socialistas, que quedaron decepcionados con la postura del delegado de la Junta en un día en el que la sensibilidad estaba a flor de piel.

Nadie del entorno de López Gil ha denunciado que su cuenta haya sido hackeada y, que se sepa, tampoco consta que Pedro Sánchez respondiera a su compañero de partido, pero el asunto ha traído cola en Cádiz. Rafael Román, histórico dirigente socialista, que fue presidente de la Diputación, consejero de Cultura de la Junta de Andalucía y parlamentario andaluz, entre otros cargos, dijo sobre López Gil en la Cadena Ser que "es él quien tiene que empezar a correr porque es increíble esa manera de expresarse".

Román se ha manifestado en los últimos tiempos a favor de Sánchez y denunció que Susana Díaz le había hecho "la vida imposible" al exsecretario general del PSOE. Y en la misma línea se han manifestado otros militantes del partido en los grupos de whatsapp que circulan en la provincia gaditana, que han echado humo en los últimos días. En la propia ejecutiva municipal de Cádiz las quejas son constantes desde el pasado sábado y se ha podido leer a nivel interno críticas hacia López Gil en el sentido de que debe centrarse en su gestión y no en entrar en conspiraciones.

En el PSOE de Cádiz está todavía abierta la herida de lo que algunos consideran una traición a los principios del partido por haber aceptado la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. Fueron muchos los militantes socialistas que apoyaron en Twitter a los quince diputados que dijeron no a la investidura de Rajoy y que, finalmente, han sido expedientados por el partido. 

Pero, ¿realmente ha quedado en mal lugar López Gil a nivel provincial o regional por este ataque a Pedro Sánchez? Un dirigente bien posicionado asegura que "para nada se le ha cuestionado. Es algo de cuatro frikis de Cádiz capital, alimentados por Rafael Román, nada más". Otro ejemplo lo pone Francisco González Cabaña,  senador del PSOE por Cádiz, que en su cuenta de Twitter comentaba sobre Pedro Sánchez y su denuncia contra Telefónica y El País para formar un gobierno de izquierdas que "la conspiración judeo-masónica es el mejor pretexto para perdedores".

López Gil cuenta con la total confianza de Susana Díaz y aunque normalmente aparece como un hombre discreto en sus declaraciones, no tuvo reparos para no acudir a un acto con motivo de una visita a Cádiz de Pedro Sánchez en 2015 con motivo de las elecciones municipales por motivos de agenda. Así pues, todo puede quedar en una tormenta en un vaso de agua.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha