eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La subida del peaje de la AP-4, mucho más que un 2%

Los usuarios de la autopista que une Cádiz con Sevilla están indignados con el precio que ha entrado en vigor el 1 de enero, que pasa a ser de 7,30 para los vehículos ligeros, y sobre todo con que se lleve a cabo un año antes de la supuesta liberación de la vía

Antonio, un gaditano que trabaja en Sevilla y que va y viene de lunes a viernes, se gasta mensualmente 240 euros y dice que "realmente, lo de la autopista de peaje es una cortina de humo, lo verdaderamente grave es que no se desdoble la N-IV"

- PUBLICIDAD -
El peaje de la AP-4, en una imagen reciente.

El peaje de la AP-4, en una imagen reciente.

"Es algo que clama al cielo. Esta última subida puede que no se note mucho porque realmente son 10 céntimos, pero el hecho de ver que seguimos siendo los únicos en Andalucía que tenemos que pagar para ir a otra capital de provincia es una vergüenza". Antonio es un gaditano que trabaja en Sevilla y que se gasta mensualmente 240 euros en el peaje. El suyo es uno de los 15.000 vehículos que cruza cada día el peaje de la AP-A y, además, con ida y vuelta.

Antonio tuvo que dar el paso de trabajar en Sevilla y se queja de que "para una provincia tan castigada laboralmente como Cádiz, que la logística en la comunicación no funcione es un gran atraso. No puede ser que cueste 35 euros diarios trabajar en Sevilla entre el peaje y la gasolina. Que estemos así para que gane dinero una empresa es lamentable".

La subida del peaje de la AP-4 está provocando múltiples reacciones de usuarios que claman para que el precio no se vea alterado hasta que finalice 2019, ya que para esa fecha está previsto el final de la concesión. Desde el Partido Popular se ha mantenido en los últimos años que hay un compromiso en firme por parte del Gobierno de Mariano Rajoy para liberar la autopista a finales de 2019, pero los conductores se han tomado muy mal esa inesperada subida de un 2% y que ahora lleva a que un vehículo ligero (motocicletas, turismos y furgonetas) tenga que abonar 7,30 euros cada vez que cruce el peaje.

Está previsto que la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre S.A. (Seittsa), dependiente del Ministerio de Fomento,  se haga cargo de su gestión a partir de 2020, pero hasta ese momento la situación va creando crispación. El último ejemplo, la campaña de las Juventudes Socialistas de Andalucía (JSA), que han recogido ya casi 25.000 firmas para que el Gobierno de Mariano Rajoy dé marcha atrás en la subida del coste del peaje de la AP-4.

Antonio tiene claro que "realmente, lo de la autopista de peaje es una cortina de humo. Lo verdaderamente grave es que no se desdoble la N-IV, que es una carretera llena de cambios de rasantes y de curvas sin visibilidad. Muchas personas se han dejado allí la vida y nada cambia. Es algo tercermundista y sigue ahí. Por mí, como si prorrogan la concesión de la autopista 70 años más, el problema es que la Nacional es una carretera más propia de los años 60, cuando había que atravesar los pueblos para llegar. Son 69 kilómetros llenos de peligro".

Otro de los usuarios indignados es José Manuel, un gaditano afincado en Sevilla que tiene las cuentas muy claras sobre cuánto le sale ir de una ciudad a otra. "De peaje me gasto al mes unos 60 euros yendo todos los fines de semana a Cádiz. Si entre semana vamos un par de veces aparte de los fines de semana, ya son unos 80 euros sólo de peaje".

La alternativa sería tomar la antigua N-IV, pero los datos dicen que se ha cobrado 100 muertes en los últimos 15 años y eso es muy tenido en cuenta por los conductores. "Coger por la Nacional no me lo planteo por seguridad, que es lo más importante, y por el tiempo que se tarda", explica José Manuel. Así pues, a este conductor le costaba visitar a su familia los fines de semana en Cádiz hasta 2017 unos 750 euros al año y ahora pasará a pagar unos 10 euros más. 

Juan Antonio García es otro usuario de la autopista. La toma por cuestiones laborales desde Jerez de la Frontera hasta Sevilla dos o tres veces por semana y tiene claro que "la situación es tercermundista porque es inaceptable tener que pagar y, además, estamos indignados con esta nueva subida. Yo no quiero ni hacer cuentas sobre cuánto me va a salir este año".

García lamenta que "si hubiera una carretera nacional desdoblada se podría decir que tendríamos una alternativa, pero no es así. Coger la N-IV es muy peligroso y sólo nos queda una autopista que seguro que seguirá de pago durante muchos años, aunque digan que se liberará en 2019".

Cebe recordar que los usuarios de la AP-4 pueden obtener descuentos sobre los peajes vigentes en función del número de viajes que realicen en un mes natural por la Autopista Sevilla-Cádiz, siempre que su pago se efectúe con tarjeta de crédito o ViaT. Los vehículos ligeros tendrán un descuento del 15% si hacen de 6 a 13 viajes en el mes y de un 30% a partir del viaje 14.

Son medidas para suavizar el gasto del uso continuado, pero se considera insuficiente.  El alcalde de Los Palacios y Villafranca (Sevilla), Juan Manuel Valle (IP-IU), critica que "no sólo no adelantan esa liberación, que consideramos que sería una medida justa, sino que sube el peaje un dos por ciento. A la gente no le queda otra que asumir el riesgo de circular por la N-IV, siendo un punto negro, o pagar el peaje".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, intenta zanjar la cuestión diciendo que "el Gobierno de Rajoy ha manifestado desde un primer momento su compromiso de no prorrogar la concesión del peaje cuando éste concluya en 2019 y, por ello, todo lo que no sea eso es querer buscar polémica donde no la hay".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha