eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Las cámaras de comercio deberán ser paritarias por ley en Andalucía en sus órganos de gobierno

El anteproyecto que ha aprobado este martes el Consejo de Gobierno para estas corporaciones de derecho público obliga a que ningún sexo supere el 60% o sea inferior al 40%

La norma, que sustituirá a la de 2001, pretende la adaptación a la regulación básica estatal y profundizará en la democratización y en la rendición de cuentas por parte de las mismas

- PUBLICIDAD -
Pleno de la Cámara de Comercio de España (Foto: Cámara de Comercio de España).

Pleno de la Cámara de Comercio de España (Foto: Cámara de Comercio de España

La igualdad es una asignatura pendiente en las cámaras de comercio, como ya contábamos en eldiario.es/andalucia, pero en el caso de Andalucía deberá ser por ley. De este modo, en el anteproyecto de Ley de Cámaras de Comercio de Andalucía aprobado este martes por el Consejo de Gobierno se recoge la obligación de una "composición equilibrada entre hombres y mujeres en los órganos de gobierno, de forma que cada sexo no supere el 60% ni sea menos del 40%.

Supondrá todo un cambio de mentalidad, porque sirva como ejemplo que en el   Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio,  sólo hay dos en los 25 miembros de sus órganos de dirección: Silvia Oñate, a la que le corresponde como directora general de Comercio de la Junta de Andalucía, y Estrella Freire, en la secretaría general, que por cierto asiste a los plenos con voz pero sin voto.  

Es ésta una de las novedades de un texto que debe someterse a información pública y a los informes administrativos y jurídicos preceptivos, incluido el del  propio Consejo Andaluz de Cámaras, un proceso que la Junta de Andalucía asegura que  se desarrollará a lo largo de lo que queda de este año.

Por lo demás, la norma, que sustituirá a una ley vigente desde 2001 cuando sea aprobada por el Parlamento de Andalucía, lo que hace es cumplir la regulación básica estatal, si bien en el caso de la comunidad autónoma se ha hecho hincapié en ciertas materias a la hora de establecer el régimen para estas corporaciones de derecho publico llamadas a prestar servicios a las empresas.

El anteproyecto se centra en dos aspectos. Por un lado, profundizará en la democratización, pluralidad y mejora de la representación del sector empresarial e introducirá la obligatoriedad de publicidad en la contratación y en la rendición de cuentas, además de establecer medidas para la digitalización de procesos.

Por otro, se incorporarán las novedades ya recogidas en la regulación básica estatal, como el modelo de financiación (a través de prestación de servicios públicos y contribuciones voluntarias y sin aportaciones de la Administración General del Estado); la aplicación de medidas de transparencia; y la mayor representatividad para las empresas que realizan contribuciones, entre otras.

En cualquier caso, como es obligatorio, la futura ley recogerá el sistema de adscripción universal de todas las empresas en las cámaras, sin tener que pagar para ello. Esto pretende asegurar la representación de los intereses generales del tejido productivo y no los de un determinado sector, asociación o colectivo. Las firmas tendrán así un acceso en condiciones de igualdad de oportunidades y de calidad y proximidad a sus servicios. He aquí otras novedades:

  • Se introduce como novedad la posibilidad de que también puedan ejercer labores de mediación y arbitraje mercantil.
  • Se mantiene en Andalucía la obligación, pese a que fue suprimida en la regulación básica estatal, de la existencia de por lo menos una cámara por provincia. 
  • El pleno de cada cámara pasará a estar compuesto en un 75% por vocalías elegidas por sufragio universal, igual y directo entre las personas físicas o jurídicas que ejerzan una actividad comercial, industrial, de servicios y de navegación. Un 20% se reservará para las organizaciones de empresarios de mayor implantación y el 5% restante para representantes de las empresas de mayor aportación voluntaria a las cámaras en cada demarcación territorial. Cabe recordar que la norma en vigor destina un 85% al primer grupo y un 15% a "personas de reconocido prestigio en la vida económica".
  • Deberán elaborar un código de buenas prácticas que garantice la imparcialidad y la transparencia en el ejercicio de sus funciones, así como de una memoria cada año que deberá ser entregada a la consejería competente antes de que finalice el primer semestre de cada ejercicio.
  • En el régimen de elecciones se introduce la posibilidad de la emisión del voto a través de medios electrónicos.

En estos momentos, Andalucía cuenta con 14 cámaras, una por cada capital de provincia y el resto en Ayamonte (Huelva), Andújar y Linares (Jaén); Motril (Granada); y Jerez de la Frontera y el Campo de Gibraltar (Cádiz). 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha