eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

VTC o Vehículos de transporte concertado ¿Qué debes saber?

Los Vehículos de Transporte Concertado (VTC) que operan en Andalucía deben estar claramente identificados con un distintivo oficial que indica que cuentan con la correspondiente autorización administrativa para prestar servicio

Los precios de la actividad de alquiler de VTC no están sujetos a tarifa regulada, aunque la información de los precios debe estar a disposición del público

- PUBLICIDAD -
Hoy comienza el primer gran movimiento de coches del verano

EFE

El sector de los Vehículos de Transporte Concertado, más conocido como VTC, lleva mucho tiempo operando en nuestras ciudades, aunque ha sido la llegada en los últimos meses de diferentes plataformas online que ofrecen este tipo de servicios lo que ha hecho que se popularice su uso y se hable cada vez más de ellos. Pero, ¿sabemos cuáles son los requisitos que deben cumplir las empresas que prestan este tipo de servicios, y qué debemos tener en cuenta a la hora de contratarlos?

En primer lugar, la empresa de VTC deberá contar con la correspondiente autorización administrativa que le habilite para prestar este tipo de servicios. En este sentido, la Comunidad Autónoma de Andalucía ha regulado el uso de un distintivo obligatorio que se debe colocar en todos los vehículos que tengan esta autorización. Se trata de un adhesivo que debe ir colocado en la parte superior derecha de la luna delantera, de modo que sea visible desde el exterior, para que los vehículos de VTC puedan ser claramente identificados.

Tarjeta identificatoria para VTC

Tarjeta identificatoria para VTC

Por otra parte, no vale cualquier coche. Los vehículos que pueden realizar este tipo de actividad de alquiler tienen que cumplir unas determinadas características en cuanto a motor y longitud. Además, deben ser turismos con una capacidad máxima de 9 plazas (incluida la persona conductora), y una antigüedad no superior a 10 años. Además, las empresas que prestan servicios de VTC deben contar con un seguro de responsabilidad civil, para cubrir cualquier daño que pudieran sufrir las personas viajeras durante el transporte.

Este tipo de vehículos deben permanecer estacionados a la espera de la persona que los haya contratado. No pueden, en ningún caso, circular por la vía pública en busca de clientela, ni captar personas viajeras que no hayan contratado previamente el servicio. Por esta razón, desconfíe de vehículos que le ofrezcan directamente sus servicios de transporte, ya que puede tratarse de una estafa o de una empresa ilegal.

Antes de la prestación del servicio, es obligatorio que se firme un contrato de arrendamiento entre la empresa y la persona usuaria. La documentación que acredite este contrato deberá llevarse a bordo del vehículo, ya sea con una copia del mismo o con la hoja de ruta del servicio. Es importante conservar una copia del contrato, por si fuera necesario presentar algún tipo de reclamación.

Además, conviene tener en cuenta que los precios de la actividad de VTC no están sujetos a tarifa administrativa, como ocurre por ejemplo con el sector del taxi. Sin embargo, las empresas que presten este tipo de servicios deberán tener a disposición del público la información de los precios que apliquen.

Reclamar en caso de incidencia

Si tuvieras alguna incidencia con el servicio contratado, no dudes en solicitar la hoja oficial de quejas y reclamaciones para dejar constancia de la situación. En la web de Consumo Responde puedes ver una serie de consejos y recomendaciones para presentar una hoja de quejas y reclamaciones de la forma adecuada.

Una vez presentada, la empresa tiene un plazo de 10 días hábiles para darte respuesta. Si no lo hace, o la respuesta que te ofrece no te satisface, puedes trasladar la reclamación a la Administración a través de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor, de los  Servicios Provinciales de Consumo de la Junta de Andalucía, en cualquier registro público, o por vía telemática siempre que la empresa esté adherida al Sistema de Hojas Electrónicas de Quejas y Reclamaciones.

En todo caso, si sigues teniendo alguna duda sobre este asunto, puedes ponerte en contacto con   Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Se trata de un  servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono  900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico  consumoresponde@juntadeandalucia.es o del perfil de Twitter @consumoresponde.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha