eldiario.es

La coordinadora de IU en Almería es víctima de una suplantación de identidad por publicar sus datos "por transparencia"

La información sobre Rosalía Martín se dio a conocer  cuando era diputada en el Parlamento de Andalucía y trascendió que supuestamente ganaba más que José Antonio Griñán

La falsificación de su DNI, a partir de los datos de su nómina de parlamentaria que facilitó, ha permitido a los suplantadores estafar a su vez a gente, por lo que está recibiendo denuncias

- PUBLICIDAD -
Rosalía Martín.

La coordinadora de IU en Almería, la que fuera diputada en el Parlamento de Andalucía la pasada legislatura Rosalía Martín, ha sido víctima de una suplantación de identidad a partir de los datos que durante el tiempo que ocupó el escaño facilitó a la opinión pública sobre sus ingresos, lo que le está jugando desde hace unos meses una mala pasada porque han sido usados para cometer estafas por las que tendrá que ofrecer explicaciones.

Todo empezó cuando en 2013 se difundió en la prensa que la entonces parlamentaria ganaba más que el que era presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, para lo que se sumaron una serie de suplementos de manera errónea, como se encargó de demostrar su formación. Para ello se difundió la nómina de la líder de IU en Almería, con el fallo de que no se sombreó determinada información, como se suele hacer cuando se cuelgan las declaraciones de bienes intereses en la web del Parlamento de Andalucía para garantizar la protección de datos. De manera que, según ha denunciado Rosalía Martín a la policía, esa información fue usada para falsificar su DNI e iniciar un serie de estafas a través de internet.

La primera vez que tuvo noticia de ello fue cuando hace unos meses le llegó información de unos cargos con una tarjeta cuyo emisor le reclamaba una serie de cantidades que supuestamente había gastado desde una cuenta que no tenía fondos. Sin embargo, según la información a la que ha tenido acceso el diario.es/andalucia, pudo demostrar tras su denuncia en la Policía Nacional que el banco había otorgado la tarjeta a una persona que presentó un DNI suyo falsificado, donde coincidía el nombre, pero ni siquiera era su fotografía y tampoco estaban correctamente identificados sus padres, por ser una información de más complicado acceso. Es más, esa tarjeta se otorgó a partir de una copia de su nómina como diputada -la que había sido difundida por internet- que ya ni cobraba porque se quedó sin escaño con las últimas elecciones autonómicas.

Sin embargo, su pesadilla no ha terminado una vez aclarado este asunto con el banco que se vio estafado por otorgar una tarjeta a quien no era Rosalía Martín. Y es que, según ha sabido las últimas semanas por diversas denuncias que le han llegado desde la Guardia Civil, su DNI ha sido usado para otras operaciones, básicamente ventas a través de internet en su nombre "y en varios puntos de España" mediante su uso en las plataformas más comunes de intercambio. Todo ello con el objetivo de estafar a los compradores, que han pagado por bienes que nunca les han llegado y por ello han presentado las correspondientes denuncias. 

"Mi nómina ha estado dando vueltas por todos lados y eso ha provocado que se tuviera acceso a esos datos", reconoce Rosalía Martín, consciente de que esa información se difundió "en aras de la transparencia" sin las debidas cautelas, lo que ha sido aprovechado para estafarla y para convertirla en "estafadora" a ella misma, lo que se ve obligada a demostrar que no es.

De hecho, pese a que está tranquila porque en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado obra suficiente información como para saber que es "víctima de una suplantación de identidad", teme el daño que le pueda ocasionar como persona pública, más allá de las constantes molestias por tener que responder a las denuncias, en torno a "seis o siete" hasta el momento: desde por vender un frigorífico que nunca envió hasta por mandar una caja vacía en la que en teoría iba un teléfono móvil comprado por internet por otro incauto. 

"La policía me ha dicho que está al orden del día. Es un problema personal que tengo que resolver como cientos de ciudadanos a los que les ha pasado. Pero me preocupa también porque estoy en la política. Pero ¡a quién se le ocurre suplantar la identidad de un político! Son los datos más fáciles de encontrar, pero también es más arriesgado porque se conocen más fácilmente", subraya la que repitiera como número 1 por Almería de IU en las últimas elecciones autonómicas. 

Entretanto, sortea como puede estas molestias, dispuesta a ofrecer toda la información que desde su formación o desde la ciudadanía se le reclame por un peregrinar por los juzgados que, si esto no se frena, le puede quedar por delante y que en todo caso espera que termine pronto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha