eldiario.es

Menú

Andalucía Deporte Andalucía Deporte

"Yo sin mis cascos no soy nadie"

El granadino de 16 años dice que lejos de presionarle, le motiva ser la gran esperanza del snowboard y que templa sus nervios con la música

Es su primer Mundial pero es campeón de España, pese a su juventud, y uno de los poquísimos riders en el mundo que ejecuta triples mortales

- PUBLICIDAD -

Todos los lectores que alguna vez hayan subido a Sierra Nevada seguramente se habrán percatado de la presencia, a la vera de la carretera y aproximadamente a mitad de camino entre Granada y Pradollano, de una curiosa casita en la que destacan su estética de cuento infantil y sus llamativos enanitos. Muchos no sólo la habrán visto, sino que a buen seguro habrán parado sus coches y tomado fotografías.

La construcción pertenece a la familia de José Antonio Josito Aragón, la principal promesa del snowboard español y el miembro más joven del equipo nacional en Sierra Nevada 2017. Pese a contar únicamente con 16 años, este adolescente, alumno de primero de Bachillerato, tiene ADN de la Sierra tanto por vía paterna como materna (sus progenitores son de Trevélez y Güéjar Sierra) y ha irrumpido ya en la elite mundial de esta disciplina.

Promete traer muchas alegrías al deporte español. Su presencia en el Mundial de Sierra Nevada no será ni mucho menos su primera experiencia internacional. El año pasado se proclamó cuarto en el Mundial Júnior de Snowboard (modalidad Big Air) celebrado en República Checa y ya ha estado en el top 30 en pruebas de Copa del Mundo este año.

Pese a su corta edad es ya campeón de España absoluto (modalidad slope style) y se encuentra en el selecto grupo de riders, no más de 20 en todo el mundo, que ejecutan triples mortales, aunque dicen los que lo han visto evolucionar y están cerca de él que su mejor virtud es su cabeza, pues pese a que vuela como nadie, también sabe tener los pies bien plantados en el suelo. Sin perder la sonrisa y con la estética propia de los practicantes de snow, cuenta las horas hasta saltar a la pista del Big Air el próximo 16 de marzo, con el gran objetivo de meterse en la final del día siguiente.

¿Qué visualizas o piensas cuando te imaginas el próximo 16 de marzo?

Lo primero, en la pista. Ya la he visto y la verdad es que es muy grande y espectacular. Me lo esperaba así porque han trabajado bastante y está muy bien para ser un Campeonato del Mundo.

¿Qué significa para ti competir en casa y siendo tan joven?

Es un orgullo representar a mi país, pero lo es en cualquier campeonato, aunque es mucho más especial en Sierra Nevada, siendo como es mi casa, con mi gente apoyándome. Que mi familia y amigos me puedan apoyar in situ en una cita tan importante es, sin duda, lo mejor.

Con sólo 16 años, no hay que echar la vista mucho tiempo atrás para conocer tus orígenes en la nieve. ¿Quién te inculcó esta pasión?

Pues fue un amigo, que con 9 años lo apuntaron a una escuela de esquí, me lo dijo y quise probar. Yo practicabe ‘skate’ y lo cierto es que en mi familia nadie esquía, aunque Sierra Nevada siempre haya sido un referente para nosotros. Al principio subía una vez o dos al mes, pero poco a poco fui dando la lata a mis padres para hacerlo con más frecuencia. Al tiempo me cambié de club y empecé a probar con el snow. En menos de dos años me cambié definitivamente al que actualmente es mi deporte. A partir de los 11 años intensifiqué mi práctica del snowboard, que fue a más. Dos años después pasé a formar parte de la Federación Andaluza y empecé las concentraciones en el Centro de Tecnificación del CARD, las cuales alternaba con estancias en mi casa para poder ir al colegio. Este año he pasado definitivamente a la Federación Española.

Tus padres pensarán que ha merecido la pena tanto esfuerzo…

Por supuesto, y están muy orgullosos, pero para ellos lo principal es que siga estudiando y me saque una carrera. Desde que empecé a dedicarme al snow más de lleno tuve que empezar a faltar con frecuencia al colegio. Este año por ejemplo he faltado casi todos los días. Conseguí sacarme la ESO y ahora estoy en primero de bachillerato. Quiero seguir estudiando y sacarme mi carrera, quiero estudiar INEF. Mis padres me han dado mucho y yo se lo quiero devolver. Todo lo que hago es para mí, pero también para ellos.

El snow ha cambiado tu vida. ¿A qué sacrificios te obliga?

Este año ha supuesto un gran giro en mi vida. No he llegado a estar ni un mes seguido en mi casa, constantemente viajando. Mis compañeros cada vez que me ven se echan las manos a la cabeza, pero es algo que me apasiona. Supone estar mucho tiempo fuera de casa y ver poco a familia y amigos, así que es bastante duro, pero merece la pena por todo lo que me da.

¿A qué aspiras en Sierra Nevada 2017?

Vengo muy motivado y me encantaría poder rendir a tope, clasificarme para la final y hacer un buen puesto, pero lo primordial para mí es disfrutar de mi deporte y poder pasármelo bien con mis amigos de otros países.

¿Crees que conseguirá España alguna medalla?

Espero y deseo que sea así, y tenemos varias opciones reales. Nuestro equipo de snowcross es potente y confío mucho en Lucas Eguíbar y en Regino Hernández. También en Queralt Castellet, aunque su lesión ha sido un contratiempo, pero ella es muy buena y lo puede hacer bien.

¿Presiona ser la gran esperanza del snowboard nacional? ¿Soportas bien los nervios en las competiciones?

Más que presionarme, me motiva que la gente piense así. Yo siempre intento hacerlo lo mejor posible para poder llegar a mis propias expectativas. Lo de los nervios lo llevo cada vez mejor. Al empezar a competir solía estar más inquieto, pero ahora empiezo a controlarlos y a saber llevarlo. Para ello me vale mucho la música, como otros muchos riders. Yo sin mis cascos no soy nadie. Siempre hago los trucos con mis auriculares, incluso en las competiciones. Me ayuda a concentrarme.

Josito Aragón, riders

Para hacer un’ triple cork 1440’ se necesita mucha concentración… 

Sí, y mucho entrenamiento también. Se trata de un truco que consiste en cuatro rotaciones planas y tres mortales. Estoy intentando perfeccionarlo, ya los hago pero es un truco difícil que pocos ‘planchan’ en el mundo. He estado cerca de hacerlo bien del todo y espero poder ‘plancharlo’ (aterrizar correctamente) en Sierra Nevada. En Copa del Mundo la gente está ganando con ese truco. Hay muchos triples, pero este es el más difícil y mi meta es conseguirlo.


Por último, ¿Crees que Sierra Nevada estará a la altura de estos campeonatos?

Por supuesto que sí. Tenemos una de las mejores estaciones del Mundo y ya lo ha demostrado muchas veces. Lleva varios años volcándose con el snow, mejorando continuamente sus parques y sus condiciones. Tenemos los campeonatos porque contamos con un circuito espectacular.

Olmo Hernán, presidente de la Federación Española de Deportes de Invierno (FEDI), sobre Josito Aragón.
“Es muy joven y ya está obteniendo resultados. Cuando hace Copa del Mundo solo hay un chico de su edad, del año 2000, delante, un americano que es un fuera de serie, Gerard Redmond, muy mediático en Estados Unidos. Y él está detrás. Hizo cuarto en el Mundial Junior en Chequia el año pasado y en el momento en que ha empezado a entrenar y los entrenadores han visto lo que hace, los triples que tienen extrema dificultad… no podemos pensar en otra cosa que en apoyarlo, no hay ninguna duda de que tenemos que seguir apostando por él. Tiene mucho compromiso con el entrenamiento, tiene una familia detrás estupenda que le hace tener los pies en el suelo. Cuando tienes 16 años y todo el mundo te dice que haces las cosas muy bien es difícil despegar los pies del suelo, pero es súper maduro y muy respetuoso con sus héroes, a los que adora y seguramente imitará en breve. Nuestra responsabilidad como gestores de la Federación es apostar por chicos así.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha