eldiario.es

Menú

Andalucía Deporte Andalucía Deporte

La mala influencia de algunos adultos en la educación deportiva

La coach Gema Sancho señala que, con la práctica deportiva, “los chicos pueden adquirir muchas habilidades y valores que les servirán a lo largo de toda su vida”

- PUBLICIDAD -
Gema Sancho, experta en educación

Gema Sancho, experta en educación

La práctica deportiva entre los más jóvenes proporciona innumerables beneficios que favorecen el adecuado desarrollo físico, propicia mantener buenos hábitos alimenticios y de higiene, además de ayudarles a ser responsables y esforzarse por conseguir objetivos. Sin embargo, la coach Gema Sancho ha advertido que “si los adultos no saben gestionar sus emociones adecuadamente, pueden cometer errores a la hora de transmitir su valoración sobre los éxitos y fracasos deportivos, o si no tienen claro cuál es el objetivo realmente importante de su actividad deportiva, pueden mostrar un modelo de comportamiento negativo que los jóvenes aprenderán, echando por tierra las oportunidades de formación que les ofrece el deporte”.

Gema Sancho ha realizado estas declaraciones en el marco de la XV Edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide, donde dirige el curso ‘Coaching educativo y educación deportiva’, en la sede Olavide en Carmona – Rectora Rosario Valpuesta en la Casa Palacio de los Briones.

La coach señala que “los chicos pueden adquirir muchas habilidades y valores que les servirán, no sólo en el desarrollo de la actividad deportiva, sino a lo largo de toda su vida”. Por ese motivo, ha añadido, es necesario “hacerles reflexionar, ayudarles a que se conozcan mejor, a que sepan fijarse sus propios objetivos, a que fortalezcan su autoestima y a que saquen verdaderos aprendizajes de su actividad deportiva que puedan trasladar a otros ámbitos de su vida”.

Ahí es donde “el coach puede ayudarles, trabajando sobre aspectos como la comunicación, la gestión emocional, la toma de decisiones, las situaciones de cambios, el liderazgo, el trabajo en equipo, los valores, etcétera”. Esta disciplina es especialmente útil con entrenadores y padres, ya que ayuda a gestionar adecuadamente las emociones durante las competiciones o a mejorar su comunicación con los deportistas”.

Sancho ha señalado como una de las bases del coaching deportivo: “Ayudar a los chicos a que aprendan a establecer buenos objetivos y que saquen aprendizajes de las victorias y de las derrotas”. Y puede aplicarse tanto en deportes individuales como en deportes de equipo, “la única diferencia es que en los deportes individuales, por sus propias características, el coach trabajará normalmente a través de sesiones individuales, ya sea con padres, con entrenadores o con el deportista. Mientras que en los deportes de equipo se podrá trabajar tanto a nivel individual como grupal”, ha puntualizado la experta.

La coach ha expuesto un ejemplo sobre lo que puede conseguir el coaching deportivo: “Se trataba de un equipo de fútbol que llevaba una mala racha. En cada partido cometían los mismos errores, a la mínima el equipo se venía abajo. En cuanto el resultado era adverso, muchos jugadores se “iban del partido” mentalmente, contagiando al resto del equipo y como resultado disminuía enormemente su rendimiento”.

A través de varias sesiones de coaching grupal en las que se trabajó principalmente la gestión emocional, “aprendieron a conocerse mejor, a identificar esas emociones que les impedían rendir a su máximo nivel y llegaron a buscar sus propias soluciones para lograr modificar ese estado emocional y centrarse en su ejecución deportiva. A partir de estas sesiones, el equipo cambió. No se puede decir que las victorias posteriores se debieran exclusivamente al coaching, aunque sin duda les ayudó”, ha concluido Gema Sancho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha