eldiario.es

Menú

Andalucía Deporte Andalucía Deporte

Miles de corredoras completan la Carrera de la Mujer en Sevilla pese a ser suspendida

La organización estudia medidas legales contra el Ayuntamiento de Sevilla por los inconvenientes que han obligado a desconvocarla después de 12 años en la ciudad y 100 carreras en el país

Recuerdan que ya el año pasado se vieron obligados a cambiar el recorrido en el último momento y esta vez, aseguran, entregaron en tiempo récord la documentación

Desde el gobierno local recalcan que se ha intentado salvar la prueba pese a ciertos incumplimientos y que la organización no ha querido arriesgarse a multas por falta de algunos requisitos

- PUBLICIDAD -
Corredoras en el momento de comunicarse la suspensión.

Corredoras en el momento de comunicarse la suspensión.

La Carrera de la Mujer que iba celebrar su duodécima edición este domingo 8 de octubre en Sevilla se ha suspendido en el último momento, con miles de corredoras ya concentradas en el punto de salida, por lo que un buen número de ellas han decidido completar la mayor parte del recorrido de casi 7 kilómetros en su origen y con todos los dorsales vendidos desde hace días (14.000 este año).

La organización del evento, que sirve de campaña para la lucha contra el cáncer de mama y más recientemente contra la violencia de género, ha comunicado por altavoz poco después de las 10.00, hora de salida, que no iba a celebrarse la carrera. Esto no ha evitado que las mujeres empezaran a gritar "vamos a correr, vamos a correr" y así lo hayan hecho miles de ellas, escoltadas por la Policía Local que se ha visto obligada a controlar el tráfico para permitir el paso de la marea rosa patrocinada en primer lugar por Central Lechera Asturiana.

La organización ha culpado al Ayuntamiento de Sevilla, donde ha habido incluso diferencias entre los responsables del área de Deporte y el Cecop (Centro de Coordinación Operativa) en torno a las exigencias para la carrera y si podía  o no celebrarse. "Después de 14 años y más de 100 pruebas celebradas en toda España [es un evento que va por las distintas ciudades con el mismo lema] para promocionar el deporte femenino, la lucha contra el cáncer de mama y contra la violencia de género, hoy ha sido el día más triste de la Carrera de la Mujer", resumen los organizadores en un comunicado.

Tras pedir disculpas a las participantes y garantizar que se devolverá el dinero que cuesta la participación (más de 10 euros), Motorpress Ibérica, responsable de la prueba que es privada pero destina parte de lo recaudado a fines solidarios, ha asegurado que se reservan el derecho de emprender acciones legales contra el consistorio. Y es que, aparte del daño en la imagen de una prueba que se ha convertido en emblemática ya, llueve sobre mojado.  De hecho, en la edición del pasado año, la carrera sufrió un cambio de recorrido comunicado "apenas 72 horas antes de su celebración" en el que fue el primer encontronazo importante de la organización con el Ayuntamiento de Sevilla.

Carrera de la mujer suspendida en Sevilla. /Foto: OG

Carrera de la mujer suspendida en Sevilla. /Foto: OG

La cosa comenzó a torcerse este año cuando el Ayuntamiento de Sevilla propuso a la organización llevar la carrera a la Isla de la Cartuja. Los organizadores alegaron que el circuito que le proponía "hacía imposible albergar con un mínimo de seguridad a las 14.000 participantes, que igualmente hubieran tenido graves problemas para trasladarse a la salida ante la escasez de transporte público en domingo". Finalmente, consiguieron que volviera a su sitio habitual: el entorno del Paseo de las Delicias, Avenida de la Palmera y Plaza de España, pero el cambio se les anunció con "sólo 48 horas de plazo para poder entregar toda la documentación requerida, que incluía un plan de autoprotección que nunca había sido solicitado para este evento".

No obstante, aseguran que la documentación "fue preparada y entregada en tiempo récord". De hecho, el jueves se presentó la prueba con presencia municipal y no se habló de ninguna incidencia en la organización. El viernes por la mañana aparecía publicado en prensa que había problemas con el Ayuntamiento de Sevilla y no estaban todos los permisos. Pero esa tarde, los organizadores sostienen que estaba todo entregado "para la celebración del evento".

La versión desde el Ayuntamiento de Sevilla varía. Fuentes municipales han indicado que se ha intentando hasta el final salvar esta carrera pese a los "incumplimientos en tiempo y forma" de los requisitos. Las mismas fuentes coinciden con los organizadores en que la parte relativa a la movilidad "se entregó el viernes a última hora, pero aún así se evaluó y se preparó el dispositivo para que se pudiera celebrar este domingo". El problema ha estado en que se avisó a los organizadores que les faltaban por completar la parte relativa a la ocupación de espacio público, en este caso la Plaza de España, donde la carrera termina con un festival de música y deporte. "Se les dijo que como estaba garantizada la seguridad, se podía celebrar la prueba, pero que como esa parte del expediente no se había hecho, tenían que atenerse a las consecuencias administrativas que hubiera", apuntan desde el Ayuntamiento de Sevilla. 

Es más, las mismas fuentes apuntan que esto se sabía ya el viernes pero incluso así la organización decidió seguir para adelante y por eso este domingo estaba montado el dispositivo de seguridad, que era lo importante, y la Policía Local preparada para controlar el recorrido. Los agentes "se han enterado allí mismo de que la empresa suspendía la prueba" porque a última hora ha evaluado no arriesgarse a multas por el tema de la ocupación del espacio público. 

Pulso hasta el final

El caso es que ha sido un pulso hasta el final en el que los organizadores tampoco han informado de nada a las participantes, que el viernes y sábado han podido ir a recoger los dorsales, camisetas y obsequios de los patrocinadores en Fibes, y donde nadie hablaba de estos problemas. Es más, contando con el correo electrónico de las inscritas, tampoco les ha informado de esta posibilidad de suspensión. De manera que miles de mujeres de todas las edades estaban este domingo preparadas para salir y la organización tal vez confiaba en que esto fuera presión suficientes para desbloquear el conflicto. 

"No se va a autorizar la carrera", confirmaba un policía local un cuarto de hora antes a los que le preguntaban con extrañeza por la línea de salida y los cajones, que habitualmente están puestos con antelación y esta vez no había nada de eso, sino una concentración masiva, animada y desordenada de mujeres mayoritariamente ataviadas con camisetas rosa.

La organización ha señalado que "a pesar del perjuicio económico generado" para una prueba que cuenta con numerosos patrocinadores, ha decidido devolver "íntegramente" el importe de las inscripciones a todas las mujeres, y ha comunicado que toda la información para esta devolución será publicada en su web.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha