eldiario.es

Menú

En los mundos de Yupi

Mariano Rajoy

Para aquellos lectores demasiado jóvenes, o demasiado olvidadizos, 'Los Mundos de Yupi' fue una serie infantil que triunfó en TVE, entre 1988 y 1991, una serie que se describe en un grupo de Facebook como "para todos los que estamos empanaos, como en una nave al margen de lo que pasa alrededor, con menos memoria que Dori y más felices que las perdices". Tanto esta descripción, como el argumento de la serie, son perfectamente aplicables a nuestra clase política que, a juicio de lo escuchado en las últimas horas, parece vivir en una realidad paralela a aquella en la que se debate su país y percibe la ciudadanía.

Si las principales preocupaciones de los españoles son el paro y la corrupción, no parece que nuestros responsables públicos estén demasiado afortunados a la hora de lanzar mensajes tranquilizadores, o al menos creíbles, sobre el uno y la otra.

El tsunami de triunfalismo del Gobierno y del PP tras conocer los datos del paro del mes de junio es un claro ejemplo de la distancia entre la "realidad política" y la "realidad ciudadana". Escuchar como hemos escuchado a Báñez, Montoro, De Guindos, Cospedal y demás grupo coral saludar la buena nueva como el fin de la crisis, ocultando que tras el dato absoluto de descenso del desempleo se oculta una realidad nada sólida de nuestra situación económica -como ya se verá cuando llegue el otoño- es absolutamente impropio de quienes deben transmitir a sus conciudadanos seriedad y confianza en un panorama absolutamente demoledor para la mayoría de ellos.

La palma se la lleva el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con ese mensaje críptico de que "estamos mucho peor que en julio de 2015", sólo comparable a su antológica frase de "todo es falso salvo alguna cosa", o refiriéndose a Bárcenas, "A la segunda, ya tal". Quizás lleve razón el presidente, porque es difícil imaginarse un panorama más adverso que el que nos deja el inicio de esta semana, en el que un millón y medio de trabajadores asisten atónitos a la pérdida de sus convenios –otra de las bondades de esa reforma laboral que pasará como el mayor ataque de la historia contra los derechos de los trabajadores- , o al anuncio de SEAT de un ERE que afectará a 500 trabajadores.

¿Cómo se conjugan las sonrisas y las felicitaciones del Gobierno con el desconcierto de más de un millón y medio de trabajadores que desde ayer quedan al albur del tan recurrente "eso es lo que hay", esgrimido por parte de las empresas? ... Sólo viviendo en 'Los mundos de Yupi'.

Como ejemplo palmario de la desconexión casi total entre la clase política y la ciudadanía quedará para la historia la "causa general" de la que el PP y el PSOE han acusado a los jueces que instruyen casos tan escandalosos para la ciudadanía como el de Gürtel o el fraude de los ERE. ¿De verdad hay vida inteligente en Génova y Ferraz? ¿No hay nadie en el PP y en el PSOE con lucidez suficiente como para alertar de que declaraciones como esas sólo agrandan la distancia -ya kilométrica- entre la política y la calle?

En un momento en el que cada paso judicial escandaliza, indigna y avergüenza un poco más al paisanaje, escuchar que todo se trata de una persecución judicial contra ejemplares servidores públicos es, sencillamente, inaceptable.

Es obvio que sus señorías se equivocan, que incluso tienen su corazoncito (político), pero de ahí a intentar sepultar la escoria que ambos casos están aflorando, bajo la manía persecutoria que aqueja en estos casos a nuestros políticos, es un auténtico insulto a la inteligencia de quienes están demostrando tenerla en grado sumo.

Con este panorama no es de extrañar que 'Los mundos de Yupi' pasara a mejor vida en la parrilla de TVE y que, a día de hoy, entre el PP y el PSOE apenas superen el 50% en intención de voto, algo impensable no hace demasiado tiempo ... Yupi y Astrako tienen la palabra.

Seguir leyendo »

Brotes verde flúor

En vísperas del regreso al mar por vacaciones contemplo el horizonte del nuevo curso con optimismo: "Todo se va a arreglar" -me digo. ¡Y a Dios pongo por testigo que no estoy bajo los efectos de Orfidal, Lexatín ni Prozac! Hay sobrados motivos para ser positivos.

Para empezar, la decisión de Griñán de no volver a presentarse a Presidente de la Junta. Pero, eso sí, de brindarse a tutelar una sucesión que de otro modo (¡en libertad, el Altísimo no lo quiera!) sería una jaula de grillos, una pelea de gallos, o viceversa. En segundo lugar, que habemus sucesora, mujer, joven, de izquierdas, total renovación del aparato porque viene de fuera ("Que todo cambie..." cantaba el heavy Lampedusa). Para darle ilusión a las primarias -¿qué sería ganar sin rival?- Luis Planas se alza contrincante de Susana Díaz. Y para que no falte guiño posmoderno también aspira a los minutos de fama de Warhol el alcalde de Jun, J. A. Rodríguez, que se define como subcampeón de seguidores en Twitter, tras Rajoy ¿Lo mejor de la contienda? Que no es pelea de nombres, sino debate de ideas.

También la grada pepera dispensa alegrías. Zoido ha comprendido que no puede ser cabeza de cartel (sin desangrar al partido de votos no sevillanos, incluido el de cierto alcalde de capital). Por suerte el banquillo está repleto de estrellas. Que Griñán haya metido el turbo no tiene que preocupar. Ahí están Carlos Rojas, José Luis Sanz, Ana María Corredera. Todos de tirón. No va a hacer falta recurrir a ministros como Báñez, Montoro, Arias Cañete. Lo difícil va a ser, entre tanto, elegir.

Seguir leyendo »

Que paguen si los préstamos fallan

Activo tóxico

¿Hay alguien que tenga una noción clara de cómo debería ser el sistema financiero del futuro?

Si, debería ser más pequeño, más simple, menos apalancado, y más centrado en responder a las necesidades crediticias de la economía real.

No lo digo yo, sino Sheila Bair.

Seguir leyendo »

La cláusula suelo

Un juez obliga a Novagalicia a devolver 12.000 euros por una cláusula suelo

Anda mucha gente revueltita con eso que ha salido de la cláusula suelo de las hipotecas. El reciente fallo del Tribunal Supremo ha levantado una polvareda más grande que la del aquel embarque del ganado de la sevillana. ¿No te has enterado? ¿No? Tranquilo que aquí está tu Todólogo de Guardia.

Por decirlo de una manera fácil para que la gente como ustedes lo pueda entender, la clásula suelo no es más que el tipo mínimo de interés que el banco te va a cobrar. Yo creo que el nombre de cláusula suelo está muy bien puesto, sobre todo, porque cuando me llega el cargo al banco de mi préstamo hipotecario me SUELO acordar del director de la sucursal de mi banco, y de parte de su árbol genealógico.

En la mayoría de los contratos de las hipotecas aparecen su respectiva cláusulas suelo. Eso sí, no se sabe nada acerca de las cláusulas TABIQUE (cuando la pareja se separa). Tampoco se sabe nada de las cláusulas VENTANA (uno de ellos se va a por tabaco y no vuelve). Y mucho menos de lo que son las cláusulas TECHO, aquellas en donde el techo de la casa está rallado del roce de los cuernos de uno de los cónyuges.

Seguir leyendo »

Un país tropical

Míralos, ya se han mosqueao los subcampeones de la confederación de vividores. Arenas es como Arbeloa, un coladero de sobresueldos nescafé por la banda derecha. La descafeinada Expaña padece un alarmante déficit de actimel, se está quedando sin defensas. A falta de curro, siempre nos quedará el diestro de Camas, héroe de Maracaná.

Sevilla, ya EREs 4G, je, je. Tremenda ironía publicitaria de color colorado colgada del edificio principal de la avenida del solazo. Ya se sabe que Sevilla tiene un calor especial, pero cuatro gracias como vírgenes vodafones de la subvención descarada no se conocían ni en los mejores tiempos del incienso, el oro y la mirra. Por cierto, Dolores de Senegal garantiza el futuro, el futuro de la sanidad, la educación y la cuenta bancaria de su maromo. También dice que la corrupción hay que "cercenarla". Y de paso, "barcenarla". Gracias, Dolores, tú sí que eres 4G. Gracias, Guerrero, por la paga de pega. Estamos rodeaos.

Mariano, por sus partes, se remite al silencio bochornoso, siempre tan oportuno; emite una nota de prensa de quince palabras y pide el rescate a un desnortado socorrista de Mataslascañas, no es coña, y se produce el inevitable maridaje entre la mentira y la poca vergüenza. ¡Viva el vino! ¡Vivaporús! Todo por la desigualdad de oportunidades.

Seguir leyendo »

Griñán: Ir para nada es tontería

Griñán admite errores pero ve a Andalucía como "esperanza" de miles españoles

He de reconocer con humildad una vez más que mi muy cultivada ignorancia alcanza también, y sobre todo, el campo de la política, extremo que tampoco me desvela ya que los políticos están bastante más perjudicados al respecto, como ha quedado fehacientemente demostrado esta semana pasada con la sorprendente decisión de Griñán de anunciar ahora su retirada de la presidencia andaluza, en la que entró por la puerta falsa, pero de la que saldrá por la Puerta del Príncipe.

En la seguridad de que la angustiosa situación que nos atenaza necesita de gente nueva y nuevas ideas, el líder socialista se nos va y nos sugiere que le suceda su consejera de Presidencia, Susana Díaz, una mujer joven aunque suficientemente preparada y con un puntito de mala leche, que falta le va a hacer para manejar la tropa que quedará a su mando, sobre todo la de su partido. Una candidata casi perfecta, aunque también tiene su lado oscuro: una querencia hacia la catequesis, en la estela de esa manía que tienen algunos socialistas de confundir el tocino con la velocidad, más aún cuando el tocino es de cielo.

Esperando que no nos contagie esa confusión, me parece reconfortante que una mujer sea la elegida para dirigir nuestros más inmediatos y tenebrosos destinos, que quienes hemos criado niñas y niños sabemos que mientras un hombrecito no podrá resistir la tentación de dar una patada al bote que se encuentre (ahí tenemos a Montoro, que es ver una lata y tirar la pata por delante), una niña sorteará el obstáculo sin inmutarse, que es lo que de verdad nos interesa; menos líos y más trabajar.

Seguir leyendo »

Andalucía es un problema

Andalucía no sólo es una tierra de oportunidades, para muchos también es una oportunidad de echar tierra a los ojos de quien mira la realidad con la determinación de superarse. Si algo caracteriza a Andalucía es su capacidad de superación, superación contra el olvido de quienes miraban hacia al Norte, superación contra la presencia de paso de los que llegaban hasta el Sur, superación de la resignación como destino, de la añoranza como futuro y de la imposibilidad como imposible… En definitiva, superación para vencer la realidad a través del propio esfuerzo y del sentimiento común de ser andaluces y andaluzas.

Y no era tarea sencilla. No es fácil transitar por una historia cuando hay que caminar por una tierra que no te pertenece, ni vivir una vida arrendada a quienes te miraban de lejos; tampoco hablar cuando había que pedir perdón al tiempo que pan, ni progresar cuando entre todos sumábamos ninguno. Pero los andaluces y andaluzas supimos salir de ese tiempo en blanco y negro, y bajar los colores desde los alumbrados y farolillos de feria hasta la vida.

Y eso hay quien no lo ha perdonado.

Para quienes veían Andalucía como una finca, como una feria, como una playa o como una procesión… y a su gente como los jornaleros, los feriantes, los camareros de las terrazas o los costaleros… Andalucía es la Covadonga del Sur. Al menos es lo que se deduce de las continuas referencias a nuestra tierra desde esa mirada sesgada que ni el tiempo ha sido capaz de enderezar.

Cada vez que se produce un problema en cualquier ámbito, bien sea político, judicial, social, laboral… en lugar de hablar de lo sucedido y de las circunstancias que lo caracterizan, hablan de "Andalucía", como si el problema fuera nuestra tierra y no algunas de las cosas que ocurren en ella.

Ha pasado con las referencias al Gobierno actual de la Junta de Andalucía, al que se ha criticado más como andaluz que por la gestión, ha sucedido con el PER para rescatar la foto sepia de la Andalucía que algunos mantienen en la sustancia gris oscura de su memoria. También con los niños en el suelo de las aulas de Ana Mato, y con los niños etíopes del diputado del PP Rafael Hernando, para más inri de Almería, que eso de los conversos siempre da puntos entre las filas propias; y ha vuelto a pasar con el Ministro omnipresente Wert, que se encaró en el Senado diciendo que Andalucía es mala tierra para los estudiantes.

Pero no sólo es la política la que saca esas estampas, también sucede con tantas y tantas personas de otros lugares que ven en Andalucía el hogar de la culpa, y a su gente siempre de fiesta y de cañas. Es lo que ha vuelto a ocurrir en un artículo de Ernesto Sáenz de Buruaga publicado en El Mundo el pasado 8 de junio, en el que critica lo que rodea al denominado caso de los ERE. Un artículo que podía haber titulado como 'La mala gestión', 'El despiste del Gobierno', 'Dame pan y no me digas tonto'… pero no, lo tituló 'Andalucía'.

Seguir leyendo »

Las verdaderas razones de la decisión de Griñán

Eldiario.es/Andalucía ha tenido acceso a los famosos entornos de los barones del PSOE y está en disposición de aclarar cuáles son las causas reales de la no continuidad de Griñán al final de la legislatura.

Al tomar posesión, se plantearon retos que no ha sabido afrontar su Gobierno y que lo han ido erosionando hasta la decisión anunciada. A continuación, citamos los callejones sin salida de su gestión:

El Paro no se arregla. Al final Cádiz tenía razón.

Seguir leyendo »

Una noticia esperada en un momento inesperado

Que José Antonio Griñán no repetiría como candidato en las próximas elecciones andaluzas era algo que con lo que contaba casi todo el mundo. Con 67 años, unos resultados más que ajustados en los últimos comicios y la previsión de caras nuevas en PP e IU, la verdadera sorpresa hubiera sido que el Presidente anunciara su intención de repetir como cabeza de lista. Y sin embargo, mientras todos nos miramos con cara de “yo ya lo sabía”, lo cierto es que la noticia ha cogido a más de uno con el pie cambiado.

La sorpresa ha venido por eso que políticos y periodistas llamamos pomposamente la gestión de los tiempos. Es decir, que el líder socialista andaluz decida dar un paso atrás apenas un año después de su investidura, cuando quedan –teóricamente- tres años más de mandato. Y que lo haga justo en un momento en el que Andalucía se ha ganado un sitio en las portadas nacionales como ariete progresista frente a las políticas regresivas de Rajoy. Ayer mismo, la Junta anunciaba la concesión de becas a los alumnos sin recursos que se queden fuera con la reforma Wert. Un titular que ahora parece lejano, del que nadie va a hablar hoy.

“Cuando lleguemos al río, cruzaremos el puente”, le gusta decir al presidente. Y alguno se preguntará: ¿no hemos llegado demasiado pronto al río? Aunque, si hacemos un poquito de memoria, recordaremos que Manuel Chaves eligió exactamente ese timing político cuando, un Domingo de Ramos de hace algo más de cuatro años, se conoció su renuncia a la Presidencia y la elección de Griñán como su sucesor: había pasado un año corto desde su mayoría absoluta en las elecciones de 2008.

Seguir leyendo »

Se aceptan mediocres, sí pero con pasta

El Ministro José Ignacio Wert

La capacidad del bufón de palacio para sorprendernos tiende a infinito, a la misma vez que, bajo su gestión, la calidad de la enseñanza pública (a la que yo, por poner un ejemplo, le debo tanto) tiende a cero.

Ahora el iluminado señor Wert pone en duda la capacidad de un alumno para seguir sus estudios universitarios si su media aritmética es inferior al 6,5. Bueno, todavía podríamos discutir sobre el asunto si con ello se persiguiera la excelencia académica de nuestros universitarios y con ello, aumentase el nivel de nuestros titulados y doctores para que se vayan a Alemania o a Estados Unidos mejor formados, toda vez que nadie habla nada de cómo van a recuperar el nivel de I + D que se está perdiendo en España como aquellas lágrimas se perdían en la lluvia.

Pero no. No va de eso la gracia de José Ignacio. Porque esa nota de corte es sólo para aquellos alumnos que no tengan recursos para pagarse los estudios. Los que sí tengan dinero, podrán seguir adelante porque la notita de corte sólo es para conceder becas, no para seguir estudiando.

Seguir leyendo »