eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Cartas desde Moncloa

- PUBLICIDAD -
Rajoy reúne mañana al Consejo de Seguridad para tratar la situación de Venezuela

EFE

Hay que reconocer que nuestro más veraz presidente del Gobierno no es propiamente un don Tancredo, ya que evoluciona adecuadamente, eso sí, hacia atrás. Ha pasado de comunicarse por plasma a hacerlo por carta, que para que lo entiendan los menores de 40 años, es un papel en el que se escriben palabras (con todas sus letras), que luego se mete en un sobre (que no lleve billetes de 500 euros).

La última que ha escrito don Mariano la ha dirigido al jefe de todas las Europas, Jean Claude Juncker, para asegurarle que no nos va a permitir que vivamos por encima de nuestras posibilidades, con nuestra manía de comer todos los días, ¡tres veces! No sé si el mandamás de los mercachifles europeos se habrá tranquilizado al recibo de la presente, pero a mí me ha dejado el cuerpo como para tomar una tortilla de astringentes. No en vano me ha parecido una carta de destrucción misiva.

Para que ustedes entiendan el contenido de la epístola, la voy a traducir a nuestro idioma, que el rajoyés es un idioma complicado, baste recordar aquello de que "es el alcalde quien elige a los vecinos, que son muy españoles y mucho españoles". Dice así:

"Querido Juan Claudio Calentador: Como sabrás, en España vivimos una situación política complicada, no por el hecho que yo haya gobernado estos últimos años, sino porque hay gentes desalmadas que quieren desalojarme de la poltrona. Aquí las cosas no son tan sencillas como en Alemania, donde un plato es un plato y un vaso es un vaso. Aquí los platos son de lentejas y los vasos son comunicantes, sobre todo con las cajas B de mi partido. En esta coyuntura, entenderás fácilmente que haya incumplido el Acuerdo de Estabilidad y hasta el Código Penal, aunque estoy dispuesto a rectificar y cuando sea elegido de nuevo presidente les voy a meter otro paquete de recortes que se van a cagar por las pencas, aunque esto, claro está, no lo puedo decir en el plasma, que hay gente que protesta por todo.

En cuanto a la multa de 2.100 millones de euros que nos vas a calzar por incumplir el déficit, te ruego ‘encanecidamente’ que no la hagas efectiva antes de las elecciones, que es lo que me faltaba. Tras los comicios, te prometo que pagaré la sanción sin rechistar, aunque podríamos negociar hacerlo en negro y en Luxemburgo (tu patria chica, y nunca mejor dicho), que eso siempre ahorra muchos impuestos. Además, ya puestos, sería necesario respetar la acendrada costumbre española (y del PP, valga la redundancia) y apartar una pequeña comisión del tres por ciento, que ahora mismo tengo muchos gastos, con tanta campaña y tantas sedes que reformar. Sólo serían 60 millones, que para ti no son nada y al PP le harían un avío para ganar las elecciones y así hacer posible lo de poner al cuerpo electoral mirando para Gotemburgo.

Por lo demás no te preocupes, que ahora mismo les escribo otra carta exponiendo con sinceridad la situación, que seguro entenderán, porque tienen buen corazón, aunque sean un poco memos".

Carta a los mucho españoles

"Españoles: como presidente en funciones vuestro que soy, tengo el placer de dirigirme a vosotros para aclarar la carta que he enviado a la Comisión Europea, que no es como las comisiones que cobra el PP, que esa es mucho cara. En contra de lo que dice el malvado socialismo, la he escrito para despistar y tenerles entretenidos, ya que mi intención no es hacer más recortes (ya sois bastante cortos), sino al contrario, anunciaros que os voy a bajar los impuestos, os voy a subir los salarios y hasta os voy a comprar un perrito para que lo atéis con longaniza. Todo ello quedará comprometido en un bonito programa electoral, que cumpliré como he cumplido los anteriores, palabrita del niño Rajoy.

En cuanto a los asuntos de corrupción no debéis inquietaros, que todo está controlado, salvo alguna pequeña cosa, como la actuación de los jueces, que son todos unos peligrosos socialistas. Además como bien han dicho mi chica de los recados, Andrea Levy, nada de lo que se denuncia lo hemos hecho y estamos tomando las medidas para que no lo volvamos a hacer. Sin más, me despido de vosotros poniéndoos a los pies de mi señora y de los caballos. Que Dios reparta suerte, que falta os va a hacer".

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha