eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Yo digo sí a la independencia

- PUBLICIDAD -
Imagen: Indinur

Imagen: Indinur

A mí me gustaría ser independiente de la gente que cuando estás contando un chiste te interrumpe para preguntarte algo y ya te corta el clímax. Declaro la independencia unilateral de los que cuando está pagando cada uno una ronda y les toca a ellos dicen "Ofú, yo ya estoy cansado, me voy para casa". No quiero estar en la misma unidad nacional que los que aparcan entre dos líneas ni por supuesto de los que cuando estamos muchos esperando para una mesa y ya han pagado siguen estirando la conversación. Habla dando un paseíto, miarma, que me muero de hambre.

No me hace falta organizar un referéndum; no quiero estar con los que tienen la coletilla de "como digo yo" y sueltan luego un chapón, ni con los que dan largas para que te cambies de carril, ni de los que se graban acostándose con alguien y se lo enseñan a sus amigos, ni con los que ponen garrafón. 

Para mí es clave la independencia de los madrugones, de las pizzas congeladas, de que al buzón solo lleguen ya cartas de bancos y facturas, del "ya no me queda" cuando pides algo en un bar, de que cobren el pan o las aceitunas, (de las resacas no lo tengo claro porque es verdad que nivelan) de la televisión que grita y de las mentiras siempre que no sean para hacer reír. 

Votarem para alejarnos de los que se reían del gordito, del de aparato en los piños o del que tenía granos. No quiero nada con el que dice que los andaluces nos lo llevamos con el PER, que damos poco y recibimos mucho, que somos flojos o que estamos todo el día durmiendo siesta.

Independencia ya de equivocarme siempre en el sentido de las escaleras mecánicas de El Corte Inglés, de que todos los días se inventen palabras nuevas y que todas sean en inglés, ¿newwording?, de la gente que dice que la mejor siesta es de 20 minutos, de los que le quitan el tocino al jamón, de los que proclaman que estudiaron en la universidad de la calle y de los de "¡A por el lunes!". Por supuesto, tengo diferencias históricas insalvables con los que cuentan "No sabía qué ponerme y me puse contento", con el inventor del refrán "Está todo inventado" y, sobre todo, con el de "Piensa mal y acertarás". A ese, ni agua de mis impuestos.  

Y respecto a Cataluña… ojalá se queden pero lo principal para mí es que, si se marchan, no se lleven a Kiko Veneno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha