eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Si hay que ir, se va

- PUBLICIDAD -
Rajoy arropará a De Guindos tras el caso Soria en la presentación de su libro sobre la recuperación de España

Terminan mis cortas vacaciones de apenas dos meses, transcurridas a golpes de calor y golpes de tinto de verano (Dios aprieta pero no ahoga) y heme aquí de nuevo amarrado al duro banco, el mismo al que estuve encadenado  durante todo el curso anterior, pues dejé a Rajoy haciendo de las suyas y me lo encuentro en la misma posición, cual cómitre de una galera marcando en los timbales el ritmo de las paladas mientras se ríe de nosotros, los pobres galeotes.

El gran placer de este breve periodo de desconexión, espetos de sardinas aparte, ha sido que me he librado de escuchar las muy ponderadas memeces de los expertos demoscópicos que auguraban el 'sorpasso' y de los muy cualificados tertulianos que, inasequibles al desaliento, han seguido dando la vara sobre la responsabilidad patriótica que tienen Pedro Sánchez y el PSOE para permitir la gobernabilidad de España y, por ende, conseguir la felicidad de los españoles todos.

Y aunque pueda parecer que he sido abducido por las fuerzas de la Verdad Absoluta, he de confesar que estoy de acuerdo con ellos: Pedro Sánchez es el máximo responsable de la buena marcha y prosperidad del país. Y por eso mismo debe persistir en su empeño y seguir ordenando a sus diputados que voten en contra de que Rajoy siga gobernando España para mayor gloria de Panamá, Suiza y demás paraísos fiscales.

Se olvidan los profetas del Apocalipsis y demás comentaristas políticos de un detalle nimio: los que han votado al PSOE lo han hecho, sobre todo, para echar a Rajoy con cajas destempladas, que si hubieran querido que el Gran Mentiroso Compulsivo siguiera al mando, hubieran votado al PP directamente; a la truchita de Ciudadanos por defecto, o incluso a Podemos, que tuvo el 2 de marzo la grandiosa idea de rechazar a Sánchez, despejando el camino para que el PP siga tocándonos los tambores.

Porque quiere y porque puede

Como ha hecho recientemente con el nombramiento del ex ministro Soria, dimitido hace ¡cuatro meses! por hurtar información (y puede que algo más), propuesto ahora como alto directivo del Banco Mundial, con un sueldo de 16.000 euros al mes libres de cargas, que pagar impuestos es de obreros y otras gentes de mal vivir. Muchos se preguntan por qué Rajoy y el PP tienen las santas gónadas de hacer algo tan ilegal e inmoral. Pues lo hacen como los perros se lamen la polla, dicho en román granaíno: porque quieren y porque pueden. Y sin que les importe hacerlo en público, que de desfachatez van más que sobrados, al igual que 'de fachatez'.

Y lo malo no son los politólogos de derechas (y perdonen la rebuznancia), que peores son algunos bienintencionados y torpes dirigentes socialistas, empeñados en que su partido vote a favor de que "Luis sé fuerte" siga haciéndonos el timo de la estampita y acabe nombrando a Rita Barberá ministra de Buenas Costumbres. Aquí hay que mencionar a nuestros más conspicuos dirigentes de la Junta de Andalucía, Juan Cornejo y Mario Jiménez, seguramente autorizados por la jefa, Susana Díaz, que están predicando que Sánchez permita que nos den otra vez por el tocomocho.

Ambos dos deberían dejar de malmeter en asuntos que poco les conciernen y dedicarse a las cosas para las que les hemos elegido, por ejemplo, y sin arrimar el ascua a mi sardina, acabar el Metrillo de Granada, que tenía que estar hecho para 2013 y después para el 14, el 15 y el 16, aunque ya han anunciado que estará para el año que viene, eso sí, sin especificar cuál de los años que viene.

Espero, sin demasiada convicción, que todos los líderes socialistas entiendan el claro mensaje de sus fieles (por ahora) votantes: con Rajoy ni a heredar cortijos en Flandes. Y si hay que hablar con Podemos se habla, eso sí, aprovechando el momento en el que dejen de berrear. Y si hay que ir a nuevas elecciones, se va, aunque sean en Navidad o en la Feria de Abril. Que si Rajoy vuelve a ser presidente, que puede que sí, que no sea con nuestra ayuda. Para eso ya tiene a Pablo Iglesias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha