eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Otro tiro en el pie

- PUBLICIDAD -
Moreno pide diferenciar entre imputaciones por corrupción y las derivadas de la gestión como las de Amat, Sanz y Hermoso

Moreno pide diferenciar entre imputaciones por corrupción y las derivadas de la gestión como las de Amat, Sanz y Hermoso

A pesar de las encuestas recientemente cocinadas, sigo opinando que es tremendamente difícil que el POGASO (Podemos, Ganemos, Somos) consiga asaltar los cielos, salvo que don Mariano Tancredo y el PP en general se empeñen en que lo consiga, que tampoco hay que descartarlo, ya que tras un denodado esfuerzo han conseguido que la pequeña fisura dineraria que había entre España y Cataluña se convierta en una doble trinchera nacional, a solo una paletada de crear un foso tan profundo en el que se ahoguen el seny y el sentido común.

Para cooperar en este despropósito, el PP (Partido Popular y no Partido Pútrido, como pudiera parecer) cuenta en Andalucía con Juan Manuel Moreno Bonilla, que a rebufo de su casi finiquitada secretaria general,  está proponiendo al PSOE un pacto anticorrupción, sin enterarse de que tal enjuague sería como pegarse un tiro en el pie, hazaña que en tiempos recientes sólo ha conseguido Froilán de Todos los Santos, otra mente preclara.

Y aunque en el PP todo es posible en estos tiempos, es lo que tienen los nervios, no creo que los socialistas andaluces estén por la labor de dejarse mancar más de lo que ya están. Aunque en esto tampoco pondría la mano en el fuego, que ahí tenemos la reforma de la Constitución para priorizar el pago de la deuda, que más que un tiro en el pie fue una patada en las partes blandas. En las nuestras concretamente.

A calderadas

Si Moreno Bonilla quiere combatir de verdad la corrupción debería empezar por su propia casa, en la que las habas se cuecen a calderadas, y dejar de señalar al contrario, que para eso ya tenemos a la jueza más popular de España, Mercedes Alaya, que en el caso de los ERES ha pillado cacho como un fiero doberman y va a ser muy difícil que deje escapar la presa, salvo si la pieza cazada es hermano de la ministra Báñez, cuyo delito ha prescrito, vaya por Dios.

A pesar de estas pequeñas maledicencias, deseo a la señora magistrada el mayor éxito en sus pesquisas y que encuentre pruebas suficientes para enchiquerar a los ladrones y condenarlos a tres duchas carcelarias diarias (con jabón muy resbaladizo) durante el tiempo preciso hasta que devuelvan todo lo que han robado.

Si es de verdad que Moreno quiere luchar contra la corrupción debería hacer en Marbella o en Roquetas o en otra media docena de sitios, lo mismo que ha hecho, aunque tarde y mal, en Alhaurín el Grande, donde por fin ha impedido que Martín Serón se presente de nuevo a la alcaldía. Eso sí, después de que el propio trilero y todos sus concejales de gobierno se hayan dado de baja en el partido para seguir mangoneando en el pueblo, con la esperanza de que pase el bochorno para volver a militar en el PP, siempre por el bien de España.

Y si su compromiso es serio, también debería levantar la voz contra las decisiones tomadas por su líder, que mientras pide perdón por la corrupción indulta a Jaume Matas, otro que también se metía dinero en el bolsillo para mayor gloria de la patria. O se niega a comparecer en el Congreso al grito de “y tú más”, a la vez que permite que Sonia Castedo siga alicatando Alicante hasta el techo. Y todo ello mientras le hace un favor a Podemos diciendo que son un peligro para España, cuando el único peligro para los españoles -más que una piraña en un bidé- es el propio Rajoy, que parece empeñado en recortarnos hasta el aliento.

Todas las gentes honradas del PP -que las hay, aunque ahora mismo no lo parezca- deben darse cuenta de que tienen que ir pensando en cambiar de líderes, que los que tienen ahora están más perjudicados que el pie de Froilán.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha