eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

¿Qué esperamos los autoconsumidores de energía de un buen Gobierno?

- PUBLICIDAD -
El sector fotovoltaico recaba apoyos políticos para esta energía y el autoconsumo

El autoconsumo de electricidad, y su regulación por parte del Gobierno, han entrado por fin en España en la agenda de debate político y social. Como mucha gente, en nuestra familia hemos estado desde finales de 2011 esperando a que esta se produjera para invertir en una pequeña instalación. Finalmente, el verano pasado, después de estudiar varias alternativas, nos decidimos a no esperar más e iniciar los trámites para dotarnos de una instalación de 6 placas de 250 w acogiéndonos al programa de incentivos para el desarrollo energético sostenible de Andalucía. Muchas personas conocidas y amigas están pendientes de conocer cómo lo hemos hecho y si la instalación se amortiza en un periodo razonable. Estando como estamos en vísperas de que el Gobierno apruebe en los próximos días el decreto que regulará el autoconsumo, es buen momento para hacer un primer balance y analizar en qué medida dicho decreto nos va a afectar y qué le pediríamos al Gobierno los consumidores para favorecer el autoconsumo.

Voy a tratar de responder a varias preguntas. La primera de ellas sería por qué es de interés general el autoconsumo, y por tanto, se debe regular y estimular. La segunda sería si con el marco regulatorio que va a aprobar el gobierno es viable hacerse autoconsumidor. La tercera sería qué podría hacer el gobierno para impulsar de verdad el autoconsumo.

Respecto a la primera pregunta, partiendo de que nos encontramos en el principio del fin de la era de las energías fósiles por agotamiento de recursos, de que las energías renovables son el futuro, de que disponemos de ellas en abundancia y de que son un elemento clave en la lucha contra el cambio climático, es necesario emprender cuanto antes la transición hacia un sistema renovable. Dentro de esa transición uno de los pilares será que cada edificio, cada barrio, cada ciudad sean capaces de producir la mayor parte posible de la energía que consumen y para ello el autoconsumo será fundamental, luego es de interés general y se debe regular para facilitarlo y estimularlo al máximo.

Vamos con la segunda: ¿Es viable hacerse autoconsumidor en España en el marco que va a proponer el gobierno? Es cierto que el gobierno actual ha creado una enorme inseguridad jurídica que ha llegado a paralizar el sector. Es cierto que el borrador del decreto, pese a que ha eliminado alguna de las medidas más nocivas, como el peaje de respaldo para pequeños consumidores (instalaciones de menos de 10 KW), mantiene el peaje para buena parte de los autoconsumidores (edificios públicos, industrias), no permite el almacenamiento y no realiza un auténtico balance neto que permita compensar excedentes diurnos con déficit nocturnos. Pero hay rendijas que podemos aprovechar.

En Andalucía, como en otras comunidades, se han mantenido las subvenciones a determinadas instalaciones. El marco permite conseguir ayudas para el autoconsumo instantáneo conectado a la red. En ese contexto renunciamos a dimensionar nuestra instalación para producir el 100% de nuestro consumo anual pero sigue siendo interesante. Está optimizada para lograr un autoconsumo del 100 % durante el día vertiendo a la red los excedentes. El decreto que va a aprobar el gobierno permite compensar producción y consumo hora a hora. Nuestra familia consume 3440 Kwh al año. Nuestra instalación produce 2208 kwh al año (el 72% del consumo) y de ellos consumimos de forma instantánea 1645 kwh. El resto con este decreto lo seguiremos regalando a la red. La instalación nos ha permitido reducir la potencia contratada disminuyendo los costes fijos. Estamos monitorizando mes a mes nuestra producción y nuestro consumo y los resultados están demostrando que nuestras previsiones se están cumpliendo. La inversión que hemos realizado es de 4.100 € en la instalación más 439 € en asesoría técnica y derechos de enganche pagados a la distribuidora. Hemos obtenido 1410 € de subvención. Provisionalmente podemos decir que con estos datos, nuestra instalación se amortizará en ocho años y luego nos dejará un ahorro neto mensual durante toda su vida útil. Si el gobierno regulara el autoconsumo con balance neto mensual, compensando los excedentes de producción con los déficits, amortizaríamos la instalación en seis años y medio (en nueve años sin subvenciones). Luego es una inversión atractiva y viable.

La respuesta a la tercera pregunta sería que un gobierno dispuesto a impulsar verdaderamente el autoconsumo tendría en primer lugar que agilizar y abaratar los trámites administrativos. En segundo lugar tendría que regular al menos el balance neto de forma mensual, de modo que en las facturas nos descuenten los excedentes vertidos a la red. Lo ideal sería el balance neto anual, compensando excedentes del verano con déficit del invierno. En tercer lugar permitir complementariamente la instalación de baterías de almacenamiento. En cuarto lugar regular y crear medidas específicas para impulsar que las comunidades de vecinos se hagan autoconsumidoras porque es ahí dónde está el grueso de los consumidores y el mayor potencial por tanto de expansión. En quinto lugar eliminar totalmente los impuestos de peaje a las instalaciones de autoconsumo de modo que los edificios públicos y las fábricas y comercios se puedan sumar. El objetivo es que los consumidores lleguen a cubrir al máximo su demanda eléctrica de forma autónoma. ¿Será necesario que estas medidas las ponga en marcha otro gobierno o este nos sorprenderá y lo hará? Estoy dispuesto a dejarme sorprender pero estoy preparado para organizarme para lograr un gobierno al servicio del bien común.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha