eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Casi 100.000 piezas de Jamón de Huelva se beneficiarán de la nueva norma de calidad este año

El sector recuerda que bajo la denominación de Ibérico solo podrán entrar piezas de Extremadura, Huelva y Los Pedroches.

Reclaman suma atención sobre el control de la variedad "blanca" por la escasa participación que la naturaleza tendrá en ella.

Jamón de Huelva apuesta por mantener su producción actual, porque el peso a nivel nacional "va reñido con la cantidad".

- PUBLICIDAD -
Jamones de Huelva

Casi 100.000 piezas amparadas en la Denominación de Origen Jamón de Huelva se producirán durante el año 2014 en las factorías que engloba. Ahora tendrán un especial control de la nueva norma de calidad del ibérico, que recoge modificaciones en el etiquetado de los productos. Los productores han lanzado una voz unánime: "O hay control, o la norma no servirá para nada".

La idea del Gobierno es clarificar la información que el consumidor recibe sobre la pureza racial y la alimentación con la que fue criado el cerdo, y hacerlo con un golpe de vista, incluso con un juego de colores que va del negro (máxima calidad) al blanco (mínimo). Ahí, entre otros puntos, es donde los ganaderos quieren poner el acento, para que la picaresca o la desinformación no perjudiquen a la Denominación de Origen que más calidad de jamones ibéricos vende en la actualidad.

Y es que en ese punto incide el presidente del consejo regulador de la Denominación de Origen, Guillermo García-Palacios, que prefiere no unir cantidad y calidad, y a la hora de valorar el impacto que el Jamón de Huelva tiene en la economía provincial o cuál es su importancia a nivel nacional, espeta: "Vendemos con una gran calidad, como nadie. La cantidad que se venda no es tan importante".

Con este matiz, explica a eldiario.es/andalucia que en la norma "debe servir para clarificar al sector, e incluso para facilitar las cosas a los consumidores finales, al simplificar el número de variedades, ya que ahora se quedan en cuatro, cuando antes había dieciséis". Pero sobre todo, lo que quieren los productores de Jamón de Huelva, que dejan claro que la norma no es la mejor posible, es que se potencia "la calidad máxima para diferenciar el producto ibérico de bellota, y que se hagan controles muy exhausticos, porque si no se hace así, la norma no servirá para nada, y la norma se tambaleará".

Lo principal, la ubicación

Desde Castilla-León se ha echado en cara al Ministerio que se trata de una norma para beneficiar a la provincia de Huelva, pero García-Palacios deja claro que solo el Ibérico de su D.O. puede pelear por las condiciones de calidad que garantizan los cerdos criados en las dehesas. "Se dan algunos casos como que la etiqueta dice que el 50 por ciento es ibérico, pero no aclara de que es la otra mitad".

Por eso, destaca lo principal, que es la ubicación. "Donde hay dehesas, hay Ibérico, el resto no se puede controlar", para poner incluso un ejemplo sobre la mesa que aclara, y mucho, la necesidad de regular este producto. "Hace dos años, a nivel nacional, la empresa con más productos ibéricos era Sánchez Romero Carvajal –del grupo Osborne y con sede en Jabugo-, pero hoy es la tercera, tras la catalana Valls Companys y la murciana El Pozo", algo de lo que, evidentemente, dudan los productores, en el sentido de los productos llamados realmente "ibéricos" con los que trabajan estas empresas.

Por último, incide en que en el juego de colores sobra el blanco, "que tiene mucho peligro, porque se pueden acoger a ella cerdos cruzados en naves industriales en intensivo, y eso se puede hacer en Holanda o Italia", sin que haya una dehesa de por medio para garantizar la calidad natural del producto final.

Por eso, la página web oficial de Jamón de Huelva señala que, por encima de la norma, "los jamones y las paletas amparados tienen que llevar, además de la etiqueta de la bodega comercializadora, el precinto y la vitola, en la que consta la designación de calidad, otorgados por Jamón de Huelva. El precinto y la vitola tienen que ser del mismo color y con un código identificativo correlacionado".

Más de 17 millones de euros

Solo con detalles como esos, a los que se une la alimentación de los cerdos a base de bellotas o que vivan en total libertad, se consiguen cifras como las de 2012, último año cuantificado por la Denominación de Origen, que certificó un total de 96.061 jamones y paletas cuyo valor económico fue superior a los 17,5 millones de euros.

Una cifra prácticamente igual que la del año 2011, en la que destacó significativamente el incremento en el número de jamones certificados con la designación de calidad, Summum, que es la máxima que otorga la DOP y que ascendió hasta 43.222, que es la mayor cifra de los últimos 5 años y que correspondían, principalmente, a los cerdos ibéricos engordados en las montaneras 2008/09 y 2009/10.

Otro dato importante es del número de cerdos ibéricos identificados en las dehesas inscritas, que ese año fue de 23.840 y el número de piezas precintadas en los mataderos inscritos fue de 104.197.

La idea de Jamón de Huelva es hacer público antes de febrero los datos de 2013, que su presidente del Consejo Regulador ya avanza que serán "excelentes", al haberse dado durante el año pasado todos los condicionantes para ello.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha