eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Mesa de la Ría alerta de que una de las muestras de las balsas de dragados en el espigón tiene "ecotoxicidad"

- PUBLICIDAD -
Mesa de la Ría alerta de que una de las muestras las balsas de dragados en el espigón tiene "ecotoxicidad"

El portavoz de Mesa de la Ría en el Ayuntamiento de Huelva, Rafael Gavilán, ha informado este viernes sobre las alegaciones realizadas por su formación a la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP), así como ha destacado que una de las muestras analíticas de las balsas de dragados en el espigón es "peligrosa por ecotoxidad".

Según ha informado la Mesa de la Ría en una nota de prensa, a raíz de la denuncia presentada el 9 de diciembre de 2015 por Mesa de la Ría a la Junta de Andalucía por la construcción y recrecidos de las nuevas balsas de dragado en el espigón en pleno Paraje Natural Marismas del Odiel, la Junta ha informado que de las cinco muestras analizadas, "una de ellas resultó tener carácter de peligrosa por ecotoxicidad, mientras que para la parte analizada por el laboratorio del puerto de misma muestra no dio tal resultado, resultando que deberán ampliarse y repetirse las analíticas".

Para Mesa de la Ría resulta "lamentable" el cierre del espigón a usuarios y pescadores, así como por ser una parte del Paraje Natural marismas del Odiel que debe ser de uso público, por lo que ha instado a la administración a "una solución rápida".

No obstante, el colectivo ciudadano entiende que las autoridades tendrán que aclarar previamente "si la toxicidad de los fangos que se desparraman a lo largo del espigón de los recrecidos de las balsas realizados pueden ser dañinos para la salud de los usuarios que puedan acceder a él y tomar una solución al respecto".

En relación a la información pública de la propuesta de aprobación inicial de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios del Puerto de Huelva, Mesa de la Ría ha alegado el documento destacando que "el puerto incumple la ley urbanística desde hace 17 años", pretendiendo solucionar "los graves condicionados en la Resolución de 26 de julio de 2000 con un documento que no tiene carácter urbanístico".

"Y, lo que es más grave, pretendiendo con ello dar visos de legalidad a grandes obras que ha acometido el Puerto sin el refrendo de la legislación urbanística, como éstas balsas de dragados a las que el documento asigna uso portuario y no público que, además, no están contempladas en ningún plan urbanístico, ni en el Portuario, ni en el plan General de Huelva, por lo que estas actuaciones podrían calificarse como presuntos delitos contra la ordenación del territorio".

Para la Mesa de la Ría, "entre los condicionados urbanísticos que el puerto lleva sin subsanar desde el año 2000", destacan que "la calificación del suelo ser coherente con la del planeamiento urbanístico municipal vigente, Plan General de Huelva y Palos de la Frontera" y que "las determinaciones para la zona de Marismas del Odiel deben compatibilizarse con la del Plan Rector de Uso y Gestión y resto de normativa de aplicación por sus valores naturales", algo que "no cumplen las balsas de dragado que el puerto recrece y construye a su antojo y escondidas en Marismas del Odiel".

La Mesa de la Ría considera que la actuación del Puerto "al margen de la obligada planificación urbanística de su territorio, que es también el de todos los onubenses y palermos, elude la necesaria participación ciudadana asociada a la delimitación de usos futuros del Puerto de Huelva".

Por ello, ha expresado en la alegación que el espigón debe ser público, que las balsas de dragados son "ilegales" y que tanto la Avenida Francisco Montenegro, como todo el frente de la Ría "deben considerarse zonas de interacción Puerto-ciudad y diseñarse desde la legalidad urbanística, entre todos los ciudadanos con una verdadera participación pública".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha