eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Robótica: un presente que sonaba a futuro de ciencia ficción

Hay muchos ejemplos en Andalucía que demuestran que los robots no son cosa del futuro.

- PUBLICIDAD -
Cuádriga, el robot para los desastres

Cuádriga, el robot para los desastres

Hace menos de dos meses que llegamos al futuro. O por lo menos a la fecha a la que viajaron Marty McFly y Doc, los protagonistas de la mítica película ‘Regreso al Futuro’. Su director, Robert Zemeckis, imaginó en ella una segunda década del siglo XXI que giraría en torno a la innovación tecnológica. Y no se equivocó. Falló quizás en los coches y patinetes voladores, pero acertó, por ejemplo, en las videollamadas y la ropa inteligente.

La robótica siempre se liga a futuro. Pero ya tiene mucho de presente. La innovación ha permitido crear diversos y muy diferentes robots que pueden ser de gran utilidad en nuestras vidas. Y no nos referimos sólo al robot de cocina o de limpieza. Nos referimos por ejemplo a Giraff, un robot médico y ‘compañero de piso’ de enfermos crónicos que controla cada día su salud sin que tengan que ir a la consulta.

Al igual que con Giraff, el ámbito de la medicina y la salud tiene una gran aliada en la robótica. Por ejemplo con  Muecas, un robot pensado para asistir la rehabilitación de niños con parálisis o con Cibosot, un robot de dos brazos capaz de ayudar a un cirujano en la sala de operaciones. También con  Robot Social IO, un robot diseñado con la intención de que se convierta en herramienta de apoyo al trabajo del psicólogo con niños con autismo. La creación de un ingeniero sevillano permite al usuario y a su familia realizar terapia asistida en casa mediante la programación de determinados ejercicios.

La robótica también permite salvar vidas. Por ejemplo con C uádriga, un robot que permite localizar víctimas tras un accidente o catástrofe. Equipado con cámaras y detector de gases, es el trabajo de un equipo de investigadores de la Universidad de Málaga.

Pero la robótica no solo tiene utilidad para la salud. También la tiene para la publicidad y el marketing con un robot que interactúa con potenciales clientes y los lleva hasta un panel digital interactivo que es capaz de reconocer emociones en el cliente y personalizar el contenido.

Y, por ejemplo, ¿puede un robot distinguir las fresas maduras de un cultivo? Sí, y también recolectarlas. Lo hace un sistema desarrollado por varios ingenieros que incorpora un dispositivo de visión artificial para ello.

Son solo algunos ejemplos de la utilidad de la robótica. Probablemente si los protagonistas de ‘Regresa al Futuro’ realmente viajaran hasta nuestros días, la realidad superaría sus expectativas. Porque la innovación tecnológica permite vivir un presente que, cuando era futuro, sonaba a utopía.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha