eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Algas y tecnología para blindar nuestra piel contra el sol

Una aplicación móvil te informa durante cuánto tiempo puedes tomar el sol de forma saludable sin sufrir quemaduras

Científicos desarrollan un fotoprotector con algas marinas más duradero y eficiente

- PUBLICIDAD -
sdsd

El sol es un elemento indispensable para el organismo humano. Su incidencia sobre la piel supone la principal fuente de vitamina D, una aportación imprescindible para que el organismo pueda absorber el calcio. Aunque los beneficios de tomar el sol son muchos, no es ningún secreto que la exposición prolongada es causa de graves enfermedades como, por ejemplo, el cáncer de piel.

Protegerse de las radiaciones solares es necesario no solo en verano en playas y piscinas sino durante todo el año. Con el objetivo de fomentar hábitos dermosaludables frente a los efectos dañinos de la exposición al sol, la Fundación Piel Sana ha desarrollado una aplicación que transforma el teléfono móvil en un fotoprotector. La app UV-Derma ofrece información práctica sobre el índice de radiación en una ubicación concreta y el factor de protección que debes utilizar según tu tipo de piel.

Investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Sevilla, dependiente del CSIC, y del Centro Andaluz de Biomedicina y Biotecnología, Bionand, han creado un material que supone una novedad mundial en el ámbito de la protección solar. Se trata de una nanoestructura flexible y con la apariencia de una fina capa transparente que bloquea un espectro muy concreto de los rayos ultravioleta, los más dañinos y responsables el cáncer de piel. Las características de este material hacen posible un amplio abanico de aplicaciones desde techados saludables a su utilización en el ámbito médico para lunares, cicatrices o heridas. El paso de las radiaciones solares beneficiosas y el bloqueo de los rayos dañinos son permanentes, no pierde eficacia con el tiempo como las cremas convencionales.

Por su parte, investigadores del departamento de Medicina y Dermatología de la Universidad de Málaga y del departamento de Fotoquímica de la Universidad de La Rioja han desarrollado compuestos con algas marinas que aportan una mayor estabilidad y duración a los protectores solares, que puede llegar a las 24 horas. La industria ya se ha interesado por esta investigación para su desarrollo comercial, mientras en el laboratorio se sigue pensando en ir más allá.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha