eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Banco de leche: donde la "rentabilidad" no se mide en euros

El Banco de Leche Materna de Granada ha dispensado 2.300 litros a más de 800 bebés desde su creación en 2010

- PUBLICIDAD -
Banco de leche de Granada

Banco de leche de Granada

María nació el 12 de agosto por cesárea. Pesó apenas 1,3 kilogramos. Su madre pasó dos días y medio en reanimación y tardó en subirle la leche, pero gracias a la generosidad de otra mujer su pequeña se pudo alimentar desde el primer momento con leche materna donada. Es el alimento que mejor asimila un bebé, protege de infecciones y mejora sus posibilidades de recuperación, supervivencia y desarrollo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su madre, Matilde García, es hoy donante del Banco de Leche Materna que hay en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada. Es el único de Andalucía pero abastece no solo a la provincia, sino a toda la parte oriental de la comunidad. El Hospital Materno de Málaga, el Quirón de la misma provincia, el Hospital General de Jaén y Torrecárdenas, en Almería, reciben leche de este organismo, que funciona gracias al esfuerzo de profesionales de varias unidades y a la generosidad de las madres donantes.

Abrió sus puertas en mayo de 2010 y desde entonces 844 niños y niñas se han beneficiado. Un total de 453 mujeres han donado 2.315 litros de leche. "Uno de los efectos más positivos del banco, sobre todo bancos como este incluidos en unidades neonatales, es el efecto de promoción de la lactancia materna", explica Manuela Peña, neonatóloga responsable.

Matilde García, donante de leche, y Asunción García, auxiliar.

Matilde García, donante de leche, y Asunción García, auxiliar.

"Las madres que tienen ingresados a sus hijos ven la importancia de este alimento y se motivan para donar, pero además todo el personal que de algún modo trabaja o tiene relación con este organismo está muy sensibilizado, y eso se contagia", añade. Cuando tienen menos reservas hacen llamamientos a través de las redes sociales, fundamentalmente, y la respuesta es muy positiva. "Las mujeres son muy generosas, muy receptivas".

Tanto es así, explica, que cuando en 2009 pensaron en crear el banco, el objetivo era abastecer a los niños enfermos ingresados en el mismo centro. Se puso en marcha y "a los pocos meses teníamos mucha más leche de la que necesitábamos", recuerda con orgullo. Aasí que comenzaron a ofrecerla a otros centros cercanos y, ante las insistentes llamadas de donantes, crearon a su vez puntos de atención y entrega de leche en Málaga, Almería, Jaén y Motril.

"No solo nos llaman de estas provincias, pero las más alejadas como Sevilla o Huelva no las podemos atender. No tenemos hoy por hoy el sistema de transporte necesario". El proceso no es complicado, pero requiere unas condiciones, y desde el banco facilitan en la medida de lo posible la entrega, ya que no hay un servicio de recogida. La leche ideal es la de madres con bebés menores de seis meses, pero recogen toda ya que la analizan y distribuyen en función de las necesidades.

Madre con estudios

Hay mujeres de todo tipo entre las donantes, pero el grueso que abastece el banco tiene estudios universitarios, conocían este servicio, han tenido partos normales y niños sanos. Al producir más leche de la necesaria para su hijo deciden donarla. Cuando una persona decide donar, lo primero que tiene que hacer es llamar al 670941857 o contactar con el banco. Se le hace una entrevista sobre sus hábitos de vida, un análisis de sangre para descartar enfermedades potencialmente transmisibles a través de la leche, y se les asesora, forma y entrega el material necesario así como un sistema de etiquetado.

"Lo hacen muy fácil", explica Matilde que conocía el banco antes de ser madre pero temía que fuera un proceso más engorroso. A las madres se les entrega una tarjeta para que puedan acceder en coche al hospital y no tener que buscar aparcamiento. A cualquier hora del día pueden hacer entrega de su leche, que puede llevarla también otra persona. "Las abuelas donantes son un clásico", apunta Peña.

Asunción García es una de las principales artífices de este éxito. Es auxiliar y a su trabajo en el centro se le suma la atención a las donantes, el seguimiento, la formación y entrega de material. No hay personal con dedicación exclusiva así que el trabajo que supone de más para los profesionales de neonatología, farmacia hospitalaria, microbiología y serología compensa por la "gratificación". "El grupo de gente que lo pusimos en marcha estamos muy orgulloso de que vaya bien y cada día tengamos más donantes", asegura García.

Unas 40 mujeres aproximadamente donan en la actualidad leche materna a este banco. La extracción se puede realizar en la Unidad Neonatal o en el domicilio. Si es en casa, hay 15 días para llevarla al hospital. La leche debe ser congelada tras su extracción, y una vez en el centro hospitalario es analizada, pasteurizada y congelada de nuevo para garantizar su calidad y seguridad, siguiendo las guías internacionales. Posteriormente se distribuye entre niños enfermos o prematuros cuyas madres no pueden proporcionarla. Los recién nacidos reciben probablemente uno de los mejores regalos posibles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha