eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Una noche para sacar la ciencia a la calle

Demostrar que esas “mujeres y hombres que hacen ciencia para ti”, como apunta el lema de La Noche de l@s investigador@s, no son “bichos raros” 

- PUBLICIDAD -
noche csic

Hoy viernes 30 de septiembre se celebra en trescientas ciudades europeas, de forma simultánea, La Noche de l@s investigador@s. Entre ese importante elenco se encuentran todas las provincias andaluzas. Se trata de una iniciativa promovida por la Comisión Europea y que en Andalucía coordina la Fundación Descubre desde hace ya seis años. Participan y colaboran prácticamente todas las instituciones públicas que hacen ciencia y la divulgan en la región: universidades, organismos públicos de investigación, fundaciones y otros centros.

Hacemos énfasis en el adjetivo “público” porque para quienes trabajamos en divulgación y comunicación científica en instituciones adscritas a la administración local, autonómica o estatal, resulta fundamental demostrar a la ciudadanía que el dinero, precisamente público, que se invierte en investigación, no sólo está gestionado correctamente y de forma transparente, sino que ayuda a mejorar su calidad de vida. En otras palabras, rendirles cuentas a las mujeres y hombres que con sus impuestos hacen posible la ciencia.

En nuestra vida cotidiana de ciudadanos europeos el hecho de “salir de noche” está asociado con la distracción y el divertimento necesario y esperado luego de una dura semana de trabajo o estudio; y precisamente por eso la iniciativa de La Noche Europea de l@s investigador@s nos ha parecido desde sus inicios doblemente interesante, porque permite no sólo sacar la ciencia a la calle, sino también asociarla a lo divertido, lo lúdico, y a la idea de que lo entretenido también puede ser inteligente.

Es un paso más, y quizás el primero que se debería dar, en la batalla por incrementar la cultura científica de nuestras sociedades: demostrar que esas “mujeres y hombres que hacen ciencia para ti”, como bien apunta el lema del evento, no son “bichos raros” enajenados del mundo y enclaustrados en las atalayas de sus laboratorios. Todo lo contrario, tan integrados están en el mundo que trabajan diariamente para intentar desde el conocimiento resolver algunos de los problemas que lo aquejan; y como seres humanos que son, también les gusta ocupar su tiempo libre en las mismas actividades de esparcimiento que el resto de los mortales: bailar, cantar, conversar distendidamente con los amigos, e incluso actuar o contar chistes.

csic

Por estas y otras razones desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Andalucía nos parece fundamental estar dentro del grupo de instituciones que hacen posible esta iniciativa europea, a pesar del gran trabajo de organización que lleva detrás. Acudiendo a la terminología propia de los estudios sobre divulgación, creemos que este tipo de actividades son parte de la “socialización” de la ciencia: fomentar en la ciudadanía la idea de que una persona socialmente percibida como culta no sólo debería ser aquella que ha leído los clásicos de la literatura, asiste a la ópera o a los museos de arte, está al día de la cartelera cinematográfica o habla varios idiomas, sino también aquella que reconoce las constelaciones en el firmamento, entiende los estados de la materia, siente curiosidad por el mundo nano que no se percibe a simple vista, sabe aunque sea someramente la función de los órganos del cuerpo humano y se preocupa por conocer los últimos avances en la investigación biomédica, entre muchas otras opciones.

Desde la Comisión Europea también están preocupados, y por eso promueven eventos de este tipo, porque la ciudadanía conozca el aporte que se hace desde sus organismos al avance de la investigación en el continente; sobre todo en lo que tiene que ver con el impulso de las jóvenes carreras científicas. Aquí vale la pena recordar que otro de los objetivos de quienes trabajamos en divulgación es fomentar las vocaciones científicas y hacer llegar a los más jóvenes la idea de que hay oportunidades para quienes decidan dedicar sus esfuerzos a la ciencia.

Concretamente una de las iniciativas que tiene un lugar especial en La Noche Europea de l@s investigador@s son las “Acciones Marie Skłodowska-Curie”, incluidas dentro del marco del gran programa europeo Horizonte 2020, a través de las cuales se destinan fondos para la contratación de personal científico asociados a proyectos específicos en centros de investigación de todas las áreas del conocimientos. Gracias a estos proyectos financiados por Europa, brillantes jóvenes pueden completar su formación doctoral, integrarse a reconocidos grupos de investigación, o disfrutar de becas de movilidad para conocer y trabajar en centros de otros países y así expandir su horizonte de perspectivas y redes de relaciones.

Desde Andalucía buscamos cada nuevo año innovar y ofrecer propuestas diferentes para así mantener el interés de la ciudadanía. Por ejemplo, en esta edición se han implementado los “Kid Corners”: espacios especialmente dedicados a la realización de talleres científico para niños y niñas, con la esperanza de que estas actividades sean la semilla de nuevas vocaciones, y que en el futuro sean ellos los científicos y científicas que protagonicen La Noche. Quienes hoy viernes 30 de septiembre se animen a darle una oportunidad a la ciencia y pasar una velada divertida e inteligente con la investigación, los animamos a consultar  la web del evento y conocer la programación de su ciudad. Recordamos que se tratan todas de actividades gratuitas, aunque en varias de ellas es necesaria la reserva previa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha