eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Cuando algo termina... algo comienza

- PUBLICIDAD -
csic1

Si trabajas en un museo, todos los días cruzas la misma exposición para llegar a tu despacho. Exactamente como en casa, cuando pasas por la antesala y la sala de estar antes de entrar a tu habitación de estudios. Sientes como si las piezas de exposición sean tus muebles. Pero en este caso no te molesta si alguien lo toca o hurga en tu “armario”. ¡Al contrario!

Pasando entre los objetos piensas que todo está en su lugar. Tan bonito, cómodo y práctico que no deseas reemplazarlo porque te gusta así.

csic2

En el Museo Casa de la Ciencia, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la antesala está decorada con una ballena jorobada. Luego, cruzando la sala principal, todos los días pasé junto a los tubos del sonido, escuché si los instrumentos musicales estaban afinados, eché un vistazo a los animales (para comprobar que ellos no habían salido de paseo la noche anterior) y y saludé a la oreja grande… en voz alta, porque no depende de la magnitud de la oreja que alguien pueda oír bien o no.

casic3

Cuando vi que todos esos objetos que eran mi rutina diaria estaban embalados y listos para mudarse a otra ciudad para dar la misma gran experiencia a otros visitantes de Museos, no pude imaginar cómo sería aquello nuevo que viniera y si me gustaría tanto.

Entonces, muy pronto, la tristeza dio su lugar al sentimiento de la esperanza. Comenzaron las obras de renovación del edificio, la casa se convirtió más y más bonita y se acercaba el mes de septiembre. Llegó el primer camión lleno de tesoros y de la promesa de la aventura, el conocimiento y el descubrimiento. Todo el mundo trabajó aplicadamente para poner todo en su lugar, para que todo funcione bien, para que podamos recibir los visitantes en una casa bien amueblada. Solamente me faltan los niños: ¡había demasiado silencio durante este periodo de cierre del Museo!

csic4

  En este mes no solamente la enseñanza ha empezado en los centros educativos, sino la Casa de la Ciencia también puede dar conocimientos a los niños y niñas, además a los adultos, a partir de mañana 30 de septiembre. En la planta de arriba, pueden aprender jugando sobre la nutrición adecuada y el estilo de vida sana. En el área principal del museo, en nuestra sala de estar imaginaria, otra exposición interactiva es visible y ‘tocable’: El lado oscuro de la luz. ¿Suena muy excitante, verdad?

Esta mañana ya he pasado junto a la tortuga, he evitado el celebro gigante, he numerado los colores del arco iris y he saludado a Copérnico – de modo tímido, en voz baja, para no molestarle en sus pensamientos. Todo el mundo es bienvenido en nuestra Casa. El 30 de septiembre abrimos nuestras ventanas, nuestras puertas y, para ser actual, “sea la luz”.

CSIC5
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha