eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Málaga: bipartidismo debilitado a costa del PP

Los populares, ganadores en los grandes municipios costeros, pierden dos de sus seis escaños, mientras que el PSOE se impone en el interior y triunfa en el interior.

Podemos y Ciudadanos empatan a escaños.

Unidad Popular-IU pierde su diputado por Málaga.

- PUBLICIDAD -
Heredia (PSOE) afirma que se abre una nueva etapa "donde debemos hacer política desde el consenso"

Miguel Ángel Heredia, anoche, en la sede del PSOE de Málaga

Málaga sigue siendo el bastión andaluz del PP, pero el fin del bipartidismo tal como lo conocíamos ha difuminado sobre todo la silueta de un PP poderoso: pierde dos escaños, que no han ido a parar al PSOE, estable en los tres diputados que obtuvo en 2011. El PP ha ganado las elecciones generales en la provincia, pero durante la última legislatura se ha dejado por el camino 130.000 votos, veinte puntos porcentuales y dos diputados: ahora tendrá cuatro, por los seis que consiguió en 2011. El PSOE sufre un desgaste lo suficientemente ligero como para mantener sus posiciones, y Podemos y Ciudadanos empatan a escaños (dos) y casi en votos (160 más para la formación de Pablo Iglesias). Unidad Popular pierde el sillón que durante la pasada legislatura ocupó Alberto Garzón, que seguirá siendo diputado porque esta vez concurrió por Madrid.

El desplome del Partido Popular es un reflejo fiel de la caída a nivel nacional. Calca porcentaje de votos (28,72% en España; 28,97% en Málaga provincia) y si el derrumbe es más acusado es porque en Málaga los populares caen desde más arriba: en 2011 obtuvieron el 49,66% de los sufragios. Sin embargo, sigue siendo el partido más votado en todos los grandes municipios. Además, el escaso margen para la proporcionalidad en el reparto de los senadores (cuatro por Málaga) permite a los populares mantener tres sillones, mientras que el PSOE obtiene el restante. La participación creció en Málaga casi cinco puntos porcentuales, hasta el 70,10%.

El triunfo del PP es lo suficientemente débil para que sobre él puedan cantar victoria otros tres partidos. El PSOE, porque sale del envite como entró: empatado consigo mismo (y con nadie más), con los mismos tres diputados que puso en juego y palpándose la ropa, apenas despeinado. Podemos, porque irrumpe con dos escaños (aunque con tres puntos porcentuales menos que en el conjunto de España), y Ciudadanos, porque empata con Podemos en Málaga provincia, cuando ese duelo lo ha perdido con claridad en el conjunto del país. Unidad Popular pierde su diputado por Málaga pese a mejorar en porcentaje de votos (6,80%) el resultado estatal (3,67%). En Rincón de la Victoria, donde votó Alberto Garzón, Unidad Popular obtuvo el 8,34% de los votos.

En la pugna de los partidos emergentes, Podemos se ha impuesto a Ciudadanos en Málaga por apenas 160 papeletas. En Málaga capital, el partido liderado por Pablo Iglesias supera en 4.000 votos al de Albert Rivera. Sin embargo, el resultado se invierte en otros grandes municipios como Marbella, Fuengirola, Mijas, Estepona o Vélez-Málaga. Los cuatro diputados que obtienen las nuevas formaciones los aportan el PP (dos), Unidad Popular (que pierde su diputado por Málaga) y el escaño añadido a la circunscripción por el crecimiento de la población.

Celia Villalobos, número dos por Málaga y comentarista televisiva

La victoria escasa ha sido suficiente para que el PP de Málaga haya sacado pecho. Lo hizo anoche Elías Bendodo, que dijo que su partido era el "claro vencedor" en la provincia. Esta mañana ha añadido que el PP se ha "anticipado" y lidera la "nueva etapa política" encabezada en Málaga por el alcalde de Estepona, José María García Urbano. Celia Villalobos había sido cabeza de lista por Málaga desde 1989. Relegada al segundo puesto, no apareció por la sede provincial y pasó la tarde noche electoral en Madrid comentando los resultados en Telecinco y protagonizando muchos comentarios en las redes sociales. Miguel Ángel Heredia, candidato del PSOE malagueño, abogó ayer porque la "nueva etapa" se ejecute desde el consenso. Y Alberto Montero, candidato de Podemos, aseguró que el resultado cambia "radicalmente" el mapa político de la provincia.

Ese mapa muestra en Málaga una división: el PSOE ha logrado la victoria en el interior, mientras que el PP resiste gracias a las ciudades costeras, las más pobladas de la provincia. El PP ha logrado una victoria con menos margen que en 2011 en Málaga capital, Marbella, Estepona, Mijas, Fuengirola, Benalmádena, Torremolinos, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Torrox y Nerja. Todos los costeros menos Manilva y Algarrobo. También en otras localidades con más de 20.000 habitantes como Alhaurín de la Torre o Alhaurín el Grande. En número de municipios se imponen los socialistas; en número de votos, hay una victoria pírrica al PP, con un margen de 16.000 votos sobre el PSOE en toda la provincia. En 2011 esa diferencia fue de 130.000. Unidad Popular-IU ha ganado en tres localidades: Arriate, Sedella e Istán.

Si se amplía la escala, el mapa permite otras lecturas. La Costa del Sol marca la división electoral de Andalucía: las circunscripciones occidentales y centrales son el feudo de los socialistas, que se han llevado en Andalucía cinco de sus seis victorias provinciales totales (Huelva, Cádiz, Sevilla, Córdoba y Jaén). En las provincias orientales (Málaga, Granada y Almería), por el contrario, ganan los populares, con Málaga encabezando esa resistencia: es la cuarta provincia que más votos aporta a la victoria del PP en las elecciones generales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha