eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Antílopez, los cantautores suicidas del chiripop andaluz

"Hay canciones que son un grito al cielo. Ese es nuestro modelo. Las tiramos al suelo y quien quiera que se agache".

La banda onubense Antílopez están de gira por Andalucía para presenar su segundo trabajo de estudio.

- PUBLICIDAD -
Miguel Ángel Márquez y  José Félix López, componentes de la banda onubense Antílopez.

Miguel Ángel Márquez y José Félix López, componentes de la banda onubense Antílopez.

En plena ebullición de la gira-presentación de su segundo álbum, Por desamor al arte, nos atiende por teléfono Miguel Ángel Márquez, alma mater junto a José Félix López de ese “nuevo concepto de hacer música”, según confiesan, que es Antílopez. Este par de jóvenes onubenses hacen de su capa un sayo para convertir sus actuaciones de chiripop andaluz en un relato multidisciplinar basado en hechos reales, sin arabescos. Con la misma sencillez con la que Miguel Ángel, al poco de comenzar la charla, nos describe desde su ventana como casi le golpean el coche. “¡Tío, qué susto me he llevado!”Antílopez actúan este sábado 23 de noviembre en Málaga, 29 y 30 en Cádiz y en diciembre estarán el 6 en Isla Cristina (Huelva) y el 15 en Sevilla.

Pregunta. Vuestro título del álbum parece escrito por el mismísimo ministro Wert…

Respuesta. No, no [risas]. Elegimos el nombre por dar un capotazo chulesco, es una forma de decir “ya está bien”. Nos asomamos al precipicio de los treinta, hemos vivido muchas sensaciones y con alguna acabas desencantado. Somos gente que intentamos potenciar la naturalidad. Nada es deliberado. Y en ese sentido tratamos de hacer un espectáculo para nuestro público, algo entre Sabina y Krahe. Hacemos lo que hemos visto en la vida desde el sofá. Partimos desde el enfado de ti mismo, que te hace ser tú mismo y tras ello surge la flor de la canción.

P. Entiendo que vuestras canciones tienen un toque autobiográfico.

R. Puedes seguir la evolución de nuestra vida a través de nuestra carrera musical. Alguien decía que hay dos tipos de canciones: buenas y malas; dentro de las buenas están las que intentan criticar y cantar las cuarenta, y luego hay otras que son un grito al cielo. Ese es nuestro modelo. Las tiramos al suelo y quien quiera que se agache.

P. Sin embargo, con el tema Prefiero os sale la vena reivindicativa.

R. Cierto. Es una mezcla un poco ácrata-política en contra del estado estático. Es como ese chulillo de barra con un cubata que pasa al lado de la chica guapa del local y ni la mira.

P. ¿Cuánto tenéis de Cantautores suicidas?

R. ¡Todo! Hemos rechazado buenas propuestas económicamente. Nuestro trabajo nos ha dado frutos aunque no tenga el coche que quisiera. Es una elección vital. Nos hemos ido haciendo hombres siguiendo una coherencia con lo que hemos pensado. Es toda una experiencia.

P. Tenéis buena fama en vuestros conciertos. Con la aprobación de la nueva ley de Seguridad, ¿vuestros fans podrán seguir acercándose a vosotros en los directos?

R. No [risas]. Siempre queremos tiempo para estar con todos, sobre todo porque están con nosotros. Por las redes sociales también tenemos mucho contacto, nos gusta contestar personalmente. Hay artistas que están ahí arriba y pierden el pulso con la realidad y no es lo que queremos. Nuestro público, que además es muy variado, nos viene de regalo. Es como meter una canasta y que te la den triple.

P. ¿Sois más de hacer escraches o de ser escracheados?

R. Yo creo que más bien somos como el coche que habla cuando viene el circo. Nos centramos en nosotros mismos, nos interesa nuestro propio crecimiento personal. Ahora se le pide a los empresarios que sean gente muy creativa… nosotros ya llevamos toda la vida haciendo esto, siendo poetas sostenibles.

P. Con el IVA por las nubes, ¿hay sitio para la música lowcost?

R. No lo creo. Por mi propia experiencia, cuando pones las cosas a precios bajos la gente desconfía. Hay que encontrarle valor a la música. Una persona ve un CD a cinco euros y dice “es una porquería seguro”. Pero también está el otro lado. Mi ejemplo es mi padre, que es artesano. Las mejores cosas que él hizo, a las que le dedicó más tiempo, apenas las vendía. Y luego mira las pulseras del chino, que se venden a pares… ¡vete a saber por dónde sale todo!

P. ¿El secreto es el buen rollo en tiempos de crisis?

R. Dejamos que juzgue el público. Nos abrimos, contamos nuestras experiencias… de eso se trata. Aparte, generamos contenidos e interactuamos con la gente. Creamos una televisión a la carta en el que damos ese morbo de ver lo que hay detrás.

P. ¿Y quién presentaría ese canal (Antílopez TV)?

R. Creo que a lo mejor una chica que saliera al lado de la página, escotada… ¡eso vende! Quizá Eva Hache también podría estar bien. Tenemos nuestra protectora en Martirio, con la que existe muy buen rollo. Pero ella, más que presentar nuestro canal, se merecería un homenaje.

P. ¿Qué le falta a España para ser más chiripop?

R. Lo que falta es que nos conozcan más, que se enteren más de nuestra doctrina. ¿España? Si quieres hablar de España lo hacemos mientras tomamos una copa, que yo ahora he venido a hablar de mi libro [risas]. También los músicos somos España. Y estamos muy bien tratados. Contaba Jerry Seinfeld la anécdota de un grupo de músicos que iban a Nueva Orleans a tocar a un casino y que nada más aterrizar, después de una serie de infortunios, acabaron andando bajo la lluvia 10 kilómetros hasta parar delante de una casa donde una familia cenaba tranquilamente, tras lo cual afirmaron “¿cómo pueden vivir así?”. Pues así nos sentimos nosotros.

P. Parece que vuestra maquinaria no se para en esta gira.

R. Querríamos salir en la revista Rolling Stone con el Balón de Oro, ¡como Vicente del Bosque! Tenemos material para tres o cuatro disquitos, canciones ya preparadas. Ahora pretendemos que nos conozcan por el boca a boca. Y si ya viniese una ayuda desde Alemania… Pero, aun sin esa inyección de promoción, haríamos exactamente lo mismo: ahorrar, coger la guitarrita, hablar con todo el grupo y hacer otro disco. Quizá nuestro próximo álbum se llame Desprendimiento de rutina, está todavía por ver.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha