eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Emasesa oficializa que no se cortará el agua a quien no pueda pagarla en los municipios que abastece en Sevilla

Desde hace años, la empresa pública facilita el aplazamiento del recibo a las familias sin recursos y progresivamente ha ido reduciendo las exigencias para este derecho

Esta semana lo ha incluido como norma en su reglamento, permitiendo también que los afectados lo puedan solicitar en sus distritos para acelerar la solución

En lo que va de 2016 se han concedido 1.057 ayudas de emergencia a hogares, el doble que en todo el ejercicio pasado, además de 1.839 aplazamientos y fraccionamientos

- PUBLICIDAD -
Los investigadores apuestan por el consumo del agua del grifo.

La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa), que abastece a la capital hispalense y a 25 municipios de la provincia, ha incluido en su reglamento que no cortará el suministro a las familias que no puedan pagarlo, una decisión que se adopta a propuesta de los consejeros de IU y Participa Sevilla en el consejo de administración. Se trata de convertir en norma una práctica que se llevaba a cabo desde hace tiempo, con progresivas modificaciones para ampliar la garantía de que nadie se quede sin agua por no poder pagarla.

Para ello, se ha aprobado por mayoría la modificación del reglamento, con el fin de poner en marcha los mecanismos necesarios para garantizar que a ningún domicilio se le niegue el derecho al agua y al saneamiento; más y mejor colaboración entre los servicios sociales de los consistorios y Emasesa para agilizar los trámites que permiten acceder a ayudas; la publicación trimestral de los datos referidos a la gestión de la empresa pública; prohibir el corte a quien no pueda pagar; y la revisión de los criterios fijados en las tasas, atendiendo a niveles de renta e incorporando exenciones y bonificaciones a colectivos en situación de dificultad económica.

"Sólo con la continua presión social se ha conseguido que Emasesa acepte prohibir los cortes y garantizar el acceso al agua a todas las personas que acrediten estar en situación de precariedad", ha dicho Cristina Honorato, concejal de Participa Sevilla, mientras desde IU, Eva Oliva, se felicitaba de que, "por fin", el alcalde Juan Espadas (PSOE) "entre en razón y admita lo que ya se aprobó en el pasado pleno de septiembre", convencida de que "cuando la gente se organiza y presiona en la calle, no le queda más remedio que ponerse las pilas".

Estas dos fuerzas están inmersas en la campaña Ni un día más una vivienda sin agua, con el respaldo de diversos colectivos, como Red de Agua Pública, Red Andaluza de Nueva Cultura del Agua, APDHA, Facua, Anticapitalistas Sevilla, Ingenieros sin Fronteras Andalucía y Universidad y Compromiso Social.

La realidad es que Emasesa ha tardado en poder modificar este reglamento porque dependía no sólo de la aprobación por parte del pleno del Ayuntamiento de Sevilla, sino que también tenían que hacerlo todos los consistorios cuyos municipios están abastecidos por la empresa pública. Lo que no se ha solucionado todavía es el servicio para los casos de ocupaciones, otra de las demandas de estos colectivos.

En este contexto, desde el equipo de gobierno liderado por Juan Espadas se han apresurado en dar cuenta de que hace tiempo que no se priva de este servicio a quien no puede pagarlo en Sevilla. Es más, ya se hacía cuando era alcalde de la capital hispalense Juan Ignacio Zoido (PP), entonces con la figura de un fondo que permitía aplazar o fraccionar el pago a los que no podían hacer frente a los recibos. Posteriormente, con la llegada del PSOE a la alcaldía se dio un paso más y se acordó que bastaba un informe de los servicios sociales para impedir los cortes, y recientemente se fue un poco más lejos, en el sentido de que no hacía falta la valoración para tener este derecho. La presentación de la solicitud por parte de las familias con problemas para abonar el recibo en sus distritos impide automáticamente el corte mientras se estudian sus casos.

Las tres posibilidades

Esta última prestación ha hecho que se hayan incrementado en muy poco tiempo los expedientes, con 261 nuevos en apenas 15 días, de gente que ha acudido a sus distritos. De este modo, Emasesa tiene concedidas 1.057 ayudas de emergencia a hogares, el doble que en todo el año anterior, y un total de 1.839 aplazamientos o fraccionamientos de pago. Este servicio, que tiene un alcance de 18 expedientes al día, "supone un complemento y refuerzo del sistema existente hasta el momento", según fuentes del Ayuntamiento de Sevilla. Y en tercer lugar, se han concediendo préstamos a un total de 263 hogares.

"Contamos con un protocolo muy claro y definido para garantizar el suministro de agua a todos los hogares con problemas económicos. Cualquier familia que no pueda afrontar los recibos sólo tiene que acudir a los distritos o a los centros de servicios sociales para iniciar la tramitación", ha destacado el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha