eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los críticos liderados por Virginia Pérez se imponen por la mínima en las primarias del PP de Sevilla

La también portavoz en la Diputación de Sevilla se da por proclamada candidata a la presidencia del partido en la provincia tras aventajar por un puñado de votos al aspirante a la reelección Juan Bueno

- PUBLICIDAD -
Virginia Pérez aspira a presidir el PP para inyectar "mentalidad ganadora" y que el partido "crezca"

Desde el comité electoral del PP de Sevilla se resistían la noche de este viernes a ofrecer un resultado de la primera ronda de votaciones para la presidencia del partido en la provincia, donde la líder de los críticos, Virginia Pérez, se ha impuesto por un puñado de votos a Juan Bueno, aspirante a la reelección, dando con ello una victoria a Javier Arenas por no perder el control de esta plaza frente a las pretensiones de Dolores de Cospedal y Juan Ignacio Zoido.

Pero la realidad es que lo ajustado del resultado (medio centenar de votos "como mucho"), las dudas sobre un censo engordado en las últimas horas y las amenazas de impugnaciones podrían llevar a que la agrupación termine en manos de una gestora. "El resultado se comunicará el sábado", han apuntado fuentes del PP de Sevilla, que han reconocido que desde cada bando se está contando una cosa. 

El equipo de la también portavoz en la Diputación de Sevilla daba por sentado que ella debe ser la única candidata de cara al congreso del 21 de mayo, dado que la orden de Génova era conformar una "candidatura única e integradora" y el acuerdo lo rubricaron ambos el pasado miércoles. Si ha ganado Virginia Pérez, quien este jueves todavía renegaba de dicho acuerdo y lo calificaba de "imposición", debería ser proclamada candidata y su rival desistir de ir al congreso, donde el líder será ratificado por los compromisarios, igualmente elegidos por votación de los afiliados.

De este modo, pese que, a falta de que el comité electoral facilite los resultados definitivos, Virginia Pérez no habría superado en 15 puntos a su rival en votos, Juan Bueno debería retirarse de la carrera y resignarse a elegir el número 2 de la candidatura y los responsables de áreas que le correspondan proporcionalmente de un total de 10, lo que también firmaron. Más allá de los estatutos, que permitirían que los dos fueran candidatos de cara al cónclave, éste era el acuerdo que les impuso Génova, con la mediación de la secretaria general del PP en Andalucía, Dolores López, pero el problema está en que los oficialistas reconozcan unos resultados en los que la noche de este viernes se amenazaba ya con impugnaciones varias. Juan Bueno, por si parte, sale muy tocado de un proceso que creían poder controlar después de haber mantenido ventaja en el termómetro de los avales, donde superó a Virginia Pérez. 

Mientras, desde la dirección regional insistían en la necesidad de taponar esta crisis, que ha puesto en alerta al equipo de Mariano Rajoy por tratarse de una de las agrupaciones más significativas del partido. En principio, Virginia Pérez sería el instrumento de la dirección regional comandada por Juan Manuel Moreno para imponer la renovación en el PP de Sevilla y acabar con la hegemonía de Dolores de Cospedal en el territorio a través de Juan Ignacio Zoido y su hombre en Sevilla, Juan Bueno. Sin embargo, el tono elevado de la precandidata en las últimas horas, arremetiendo tanto contra Génova como contra San Fernando, preocupa a Juan Manuel Moreno, que ve que las opciones de traer la paz a esta agrupación se complican. El PP de Sevilla está literalmente partido en dos y le ha brindado la pasada medianoche otro varapalo al ministro del Interior y exalcalde de la ciudad en una semana de golpes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha