eldiario.es

Menú

Universidad Universidad

Los rectores de Andalucía pactan mantener el sistema de grados como está

La Junta de Andalucía se compromete con ellos a mantener la financiación del modelo vigente si van unidos.

Los estudiantes prevén movilizaciones contra la reforma cuando terminen con los exámenes de febrero.

 

- PUBLICIDAD -
Eduardo González Mazo y Fabricio Saquilán.

Eduardo González Mazo y Fabricio Saquilán.

En plena precampaña electoral en Andalucía, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, se ha descolgado con una propuesta de reforma universitaria que se ha topado con el rechazo de los rectores y también de los representantes de los estudiantes, convirtiendo estas instituciones de nuevo en un hervidero para la reivindicación. Este martes, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, se apresurado en reunirse con los responsables de las 10 universidades públicas de la comunidad autónoma para hacerse eco de su postura y les ha manifestado su respaldo, tal y como ha expresado el rector de la Universidad de Cádiz (UCA), Eduardo González Mazo, encargado de hablar en nombre de todos ellos.

En este sentido, ha remarcado que se suman a la propuesta de moratoria hasta el curso 2017-2018 que se ha propuesto en la reunión de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE). Pero ha aclarado que no será una "moratoria pasiva de esperar dos años hasta que se aplique la reforma", sino que abogan por evaluar primero el modelo para ver cómo se puede mejorar la calidad. Pero la clave está, ha continuado, en "diferenciar el debate de la calidad de la cuestión de la financiación". Y en este sentido, ha celebrado que tienen el compromiso de la Junta de Andalucía de continuar financiando el modelo de grados de cuatro años si lo deciden en común, frente a la propuesta en la que trabaja el ministro para reducirlos a tres (lo que le supone un ahorro a las arcas públicas en su financiación) y, en cambio, incrementar de uno a dos años los másteres (más caros y sin becas, por lo que no son viables para las personas con menos recursos). 

De hecho, lo que se les ha pedido por parte de la presidenta es que vayan unidos, es decir, que en Andalucía funcionen los campus como distrito único y todos tengan el mismo modelo. "No estamos en contra de mejorar la calidad del sistema, pero hay que evaluarlo primero y tomar luego medidas", ha insistido el rector de la UCA. Y no es baladí teniendo en cuenta que hay universidades en las que todavía se están completando licenciaturas con el modelo previo, o por ejemplo, en el caso de la UCA, van a recibir justo ahora la primera evaluación de la experiencia de grados de cuatro años. Ha enfatizado por ello en que en Andalucía hay de momento una postura unánime de mantener la fórmula de 4+1 en lugar de 3+2.

En nombre de los estudiantes ha hablado Fabricio Saquilán, quien no ha descartado que tengan que volver a las movilizaciones contra una reforma que "no ha sido negociada, es inoportuna y no entendemos el motivo". En todo caso, ha recordado que están en plenos exámenes de febrero, por lo que todavía no han trabajado ni siquiera en un calendario de protestas en caso de que tuvieran que echarse a la calle.

Por su parte, el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha criticado que el real decreto en el que se trabaja  supondrá un recorte en el gasto público en estas instituciones porque se propone reducir la duración de los grados (que son financiados en un 75%) e incrementar los másteres (donde o el interesado tiene dinero o recurre a pedir un crédito). Esto se traduce, según el informe que se ha presentado este martes en el Consejo de Gobierno, en "un recorte en la igualdad de oportunidades".

Homologar el precio del grado y el máster

En la misma línea, ha coincidido con los rectores en que no hace ni cinco años que se ha aplicado el plan Bolonia y todavía no se ha evaluado, por lo que ha calificado de "desgraciada" e "inoportuna" la nueva reforma. Ha criticado que no se cuente con la comunidad universitaria para la puesta en marcha de un proyecto, que tendrá otras consecuencias, como por ejemplo: "Todos los profesores que todavía no han hecho la tesis y no pueden ser profesores de los máster, ¿qué hacemos con ellos?".

En la misma línea, ha insistido en la necesidad de ir igualando el precio de los másteres a los de los grados para garantizar precisamente esa igualdad de oportunidades, un "compromiso" de la Junta de Andalucía para el que no ha dado plazos y que en todo caso siempre dependerá de la horquilla que fije el Gobierno de la Nación. Eso sí, ha puesto de manifiesto que Andalucía es la comunidad autónoma con los costes más bajo en estas matrículas. Entiende que si se iguala el coste del máster y el del grado, se logra que el modelo sea "más justo" y no "pensado para los que puedan pagárselo".

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha