eldiario.es

Menú

ARAGÓN

El Ayuntamiento de Zaragoza realiza tres mediaciones por impago de alquiler por cada una de deuda hipotecaria

La Oficina Municipal de Vivienda medió en 199 casos de impago de alquiler y 73 de deuda hipotecaria

“En todos los casos eran deudores de buena fe y han obtenido una alternativa habitacional o acuerdo”, apuntó el concejal de Vivienda, Pablo Híjar

- PUBLICIDAD -
Balance del trabajo realizado por la Oficina Municipal de Vivienda en 2017

Balance del trabajo realizado por la Oficina Municipal de Vivienda en 2017 Ayuntamiento de Zaragoza / Zaragoza

Muchas personas siguen teniendo problemas para pagar la casa en la que residen. Antes eran los recibos de la hipoteca y ahora los del alquiler. En el año 2017, la Oficina municipal de Vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza medio en 272 casos en los que había riesgo de desahucio: 199 correspondían a impagos del alquiler y 73 a deuda hipotecaria.

En todas las situaciones, apuntó el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, “se ha tratado de familias deudoras de buena fe por causas sobrevenidas y todas ellas han obtenido una alternativa habitacional o acuerdo”. Los desahucios en Zaragoza, señaló, “lejos de desaparecer, siguen siendo uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos como sociedad”.

El concejal resaltó la diferencia entre impagos de alquiler y deuda hipotecaria y subrayó “las grandes dificultades de las familias para pagar y/o encontrar alternativas para arrendar viviendas, puesto que el precio de mercado no baja de 400 euros, cantidad económica que muchas personas no pueden asumir, sobre todo en los casos en los que son perceptores de ingresos sociales y prestaciones, a lo que se suma en numerosas ocasiones la necesidad de contar con un aval”.

Programa de Mediación Arrendamiento

Se atendió a 702 personas y se generaron 199 expedientes o solicitudes de mediación: 167 de arrendamientos y 32 de ocupaciones.

Las situaciones económicas de las personas que han acudido a la Oficina en estos casos, explican fuentes municipales, “son muy precarias. Los pocos que no están en paro sufren una gran precariedad y salarios bajos, algunos perciben pensiones de viudedad o discapacidad, pero la gran mayoría subsisten gracias a prestaciones de desempleo, subsidios, ayudas sociales o el Ingreso Aragonés de Inserción”.

En el 16 % de los casos, algunos de los miembros de la unidad de convivencia trabaja y un 12 % recibe algún tipo de pensión, mientras que la mayoría, un 58 %, recibe prestación por desempleo u otro tipo de prestaciones sociales. Un 12 % no tiene ingresos. Mayoritariamente, se trata de matrimonios o parejas con hijos (40 %) y familias monoparentales con hijos (35 %).

Programa de Mediación de Deuda Hipotecaria

319 personas pidieron información sobre el programa o realizaron consultas puntuales. Estas atenciones generaron 73 expedientes o solicitudes de mediación en deuda hipotecaria, cantidad sensiblemente inferior a la de años previos. Esta menor demanda, dicen, “es probablemente consecuencia de haberse ido resolviendo la problemática hipotecaria derivada de los años álgidos de crisis en los años previos".

Únicamente en un 31 % de los casos recibidos había algún integrante de la unidad familiar trabajando, “y en muchas de esas ocasiones de forma precaria, o son autónomos pero sus ingresos son insuficientes para atender las cuotas hipotecarias y las necesidades básicas familiares”; un 10 % son pensionistas; el 41 % percibe prestaciones por desempleo o ayudas sociales con vigencia limitada, “y con búsqueda infructuosa de empleo”, y en un 19 % de los casos no tienen ningún tipo de ingreso oficial, dependiendo directamente de ayudas de urgencia o del apoyo familiar. El 41 % eran matrimonios o parejas con hijos y el 26 % personas solas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha