eldiario.es

Menú

ARAGÓN

El sueldo de las monitoras de comedores escolares de Aragón sube un 1,5% tras dos años y medio congelado sin convenio

Las 1.200 personas (95 % mujeres) que forman este colectivo pasarán de cobrar 11,43 euros a la hora a 11,60 en 2017 y 11,89 en 2018

Recuperan el derecho (eliminado en 2012 por el Gobierno PP – PAR) a comer gratuitamente en el centro de trabajo

También se bajan las ratios de alumnos por monitora, lo que, afirman desde UGT, “compensa la pérdida de puestos por la implantación de la jornada continua”

"Nos están estafando con la comida de nuestros hijos"

- PUBLICIDAD -
Cada monitora atenderá a 13 niños y niñas en Infantil.

Cada monitora atenderá a 13 niños y niñas en Infantil.

De 11,43 euros a la hora, a 11,60 en lo que resta de 2017 y 11,89 el próximo año. Es decir, un 1,5 % de incremento en la anualidad actual y 2,5 % en la venidera. Es la subida salarial que los sindicatos UGT y CCOO han conseguido arrancar -tras dos años y medio de negociaciones y con el sueldo congelado - a las empresas que emplean a las monitoras de comedores escolares en Aragón. El anterior convenio finalizó su vigencia el 31 de diciembre de 2014. El nuevo, que en UGT califican de “satisfactorio pero mejorable”, se mantendrá hasta el mismo día de 2018.

Se asienta ahí el producto principal de una entente que llega después de mucho tiempo de arduas negociaciones en las que las distancias entre partes se alongaron, por momentos, en exceso, debido, según UGT, al “bloqueo” de la patronal y a unos “planteamientos empresariales extremedamente agresivos”.

También contribuyó a dilatar el acuerdo el que, por dos veces, la normativa europea paralizara los pliegos de condiciones del concurso para la gestión de estos comedores escolares, que elabora el Gobierno de Aragón. Detención que fue usada por las empresas para “suspender temporalmente la negociación”, explican desde el sindicato. Destacan, no obstante, la “injerencia positiva” del Departamento de Educación del Ejecutivo autonómico que, “cómo no podía ser de otra manera, en todo momento se posicionó del lado de las trabajadoras”.

Por si fuera poco, la orden de organización de tiempos escolares afectó de manera directa; tanto que, como reconoce la delegada de UGT y monitora escolar Ana Royo, una de las mayores dificultades para elaborar el convenio fue su adaptación a la jornada continua.

Recuperan el derecho a comer gratis en el trabajo

El colectivo de monitoras de comedores escolares de Aragón está formado por unas 1.200 personas, de las que el 95 % son mujeres. Trabajan de 2 a 3 horas diarias y, teniendo en cuenta que al año hay unos 177 días lectivos, el sueldo percibido se establece entre los 450 y los 500 euros mensuales.

Estas condiciones, explica Royo, conminan a muchas de las monitoras a tener otro empleo y, por ello, consideran de mucha importancia poder comer en el centro de trabajo. En el convenio recién rubricado podrán hacerlo –y de manera gratuita-. Recuperan así un derecho que el Gobierno PP – PAR eliminó en 2012.

Otra mejora tiene que ver con la bajada de las ratios. Cada monitora atenderá, a partir de ahora, a 13 alumnos en Educación Infantil (antes eran 15) y a 22 en Primaria (25 establecía el postrero convenio). De esta forma, apuntan en UGT, se compensa en cierto modo la pérdida de puestos de trabajo que provocó la implantación de la jornada continua.

En la  misma línea, se creará una bolsa de empleo para aquellas trabajadoras que se encuentren en situación de no llamamiento a raíz de la entrada en vigor de esta nueva jornada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha