eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Albada Guerrera Aragonesa

- PUBLICIDAD -

“Esta es la albada del viento, la albada del que se fue, que quiso volver un día pero eso no pudo ser. Las albadas de mi tierra se entonan por la mañana para animar a las gentes a comenzar la jornada. Arriba los compañeros que ya ha llegado la hora de tener en nuestras manos lo que nos quitan de fuera…” Muchos crecimos escuchando esta albada, pensando que el grito de guerra traspasaría fronteras y finalmente tendríamos en nuestras manos lo que una y otra vez nos arrebataban desde fuera. Y en ese tiempo el país, Aragón, fue perdiendo su memoria de historia y por olvidar hasta olvidó que en el color de su bandera se inscribe la historia de un reino, que en sus aguas duermen las leyendas que hablan de un dragón y su princesa, que las tierras del sur vomitan olvido por los cuatro costados y que el Pirineo fue pasto de la más brutal especulación.

Las albadas son cantos de guerra para construir paz. La albada es futuro y progreso y eso es lo que Chunta Aragonesista ha propuesto: ha convidado a todas las fuerzas de izquierda, sin exclusión alguna, a construir esta Albada Guerrera Aragonesa que nos permita llegar a Madrid, a la cámara territorial que es el Senado, con la fuerza que necesitamos. Somos muchos y unidos podemos empezar a cambiar las cosas y a cambiarlas de verdad y conseguir que la utopía se transforme en realidad y España camine con paso firme hacia el confederalismo desde el respeto a la diversidad de los pueblos que hoy formamos España.

Hace años, también en un mayo de 1869, concretamente un 18 de mayo, Cataluña, Aragón, Valencia y Baleares firmaron un manifiesto ideológico que hoy lo conservamos como la primera expresión del federalismo pactista. Las aguas se mueven en el Mediterráneo y se mueven en las tierras del Ebro, se mueven porque en el caso de Aragón el país lo fuimos desgajando a trocitos con cada alma que se iba, lo fuimos abandonando bajo las aguas de negros pantanos, mientras Peña Montañesa se mecía en el olvido de los atardeceres.

Soñar. Llevamos años soñando. Hoy, y en la memoria de todos lo que ya no están, tengamos todas las fuerzas políticas, que representamos la izquierda y el cambio, la generosidad de construir ese Albada Guerrera Aragonesa que ya suena imparable y valiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha